Euskadi admite tener retenido en el puerto de Barcelona un cargamento de mascarillas

Una mujer, con mascarilla en la zona de Bilbao más castigada por el coronavirus

Los suministros de material sanitario durante la pandemia del coronavirus están siendo un verdadero quebradero de cabeza para las instituciones. El portavoz del Departamento de Salud, Mikel Sánchez, ha confirmado este miércoles que Euskadi tiene retenida en el puerto de Barcelona una entrega de mascarillas con destino, principalmente, para Gipuzkoa. Ahora se mantienen contactos con la empresa, con la Generalitat y con el Estado para resolver un entuerto que sigue al de los respiradores de la pasada semana. En paralelo, 'El Mundo' publicó que otra compra que se hizo a una empresa local, Sibol, se ha repartido con Navarra y con Galicia, que se llevarán 60.000 y 70.000 unidades, respectivamente, de un total de 500.000 adquiridas.

El asunto del abastecimiento de mascarillas ha ganado protagonismo en las últimas jornadas fruto de la recomendación -que no obligación- del Ministerio de Sanidad de utilizar protección en los desplazamientos laborales en transporte público. En Euskadi, ello se ha traducido en el reparto de casi 500.000 en dos días, pero son de un solo uso, no valen ni siquiera para el viaje de vuelta y son higiénicas, las de peor calidad de todos los tipos. El Gobierno vasco considera “un poco precipitado” plantear si en un futuro se extenderá la recomendación o pasará a ser obligatorio su uso en algunos supuestos y ha preferido no valorar sí se garantizará su suministro en farmacias, muchas de ellas sin 'stock'.

Osakidetza, al mismo tiempo, no aclara si empleará de manera masiva los test de detección de la COVID-19 validados ya y que ha diseñado la UPV-EHU. Varias fuentes apuntan a que Salud tiene contactos con proveedores privados para adquirir productos similares. En todo caso, además de las PCR empleadas para el diagnóstico desde el inicio, Euskadi aún dispone sin utilizar de unos 55.000 test facilitados por el Ministerio de Sanidad. Al considerarlos menos fiables que la PCR, Osakidetza los usa de modo “complementario” y, si dan negativo y hay sospechas de que es un análisis erróneo, se hace un contraanálisis con una PCR. De los 4.762 test de este tipo realizados 3.484 se han empleado en residencias para mayores y trabajadores, sin que se haya indicado el volumen de positivos o de falsos negativos.

En general, ese porcentaje es bajo. En las últimas 24 horas el 87% de todas las pruebas -PCR o rápidas- han dado negativo, un nuevo récord. Son 249 los nuevos contagios detectados para un total de 11.475 en Euskadi. Son 1.505 las personas recuperadas, 5.528 si se incluyen las altas. En el lado contrario, 1.276 personas permanecen hospitalizadas, 175 de ellas en la UCI. Este dato no incluye que más de 500 personas son atendidas bien a domicilio (más de 400 según el último dato) o bien el los hoteles Lakua (un centenar) y María Cristina (25) o en la clínica San Onofre de Vitoria (50).

La cara más “cruel” de la pandemia son los fallecimientos, que son 43 más para superar ya los 900. Son 25 más solamente en Gipuzkoa, cuya estadística de muertes presenta diferencias entre los datos diarios de residencias que ofrece la Diputación y el recuento de Osakidetza. Es con diferencia la cifra más abultada y la única vez que hay más decesos registrado que en Bizkaia y Álava, que de hecho sólo suma uno, el mejor dato en semanas. Así las cosas, son ya 467 los decesos en Bizkaia, 274 en Álava y 161 en Gipuzkoa. La estadística de fallecidos muestra que 99 son menores de 70 años. El resto son mayores y la letalidad llega al 31% en caso de hombres de más de 90 años. En cuanto a los positivos, son 6.239 en Bizkaia (154 más), 3.075 en Álava (solamente 20 más) y 2.161 en Gipuzkoa (75 adicionales). Puedes consultar todos los datos en nuestro especial de gráficos.

A nivel más local, la estadística muestra que una nueva zona de Euskadi supera la barrera del 1% de casos positivos confirmados entre su población. Es Basauri, uno de los grandes focos en Bizkaia desde el inicio de la crisis. En ese territorio, solamente el Casco Viejo de Bilbao había llegado a ese nivel. El resto de áreas igual de castigadas están en Vitoria, que hace días que superó esas cifras.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats