“El valor de la vida es superior a cualquier idea política o razón de Estado”

La placa de homenaje a Enrique Casas colocada en el Parlamento vasco.

23 de febrero 1984. Es la víspera de las elecciones al Parlamento vasco. ETA asesina a Enrique Casas, senador y candidato número uno por Guipúzcoa a la Cámara de Vitoria. Su muerte conmocionó a la sociedad vasca, a pesar de que la violencia terrorista llevaba ya una trayectoria recorrida y los asesinatos se sucedían casi a diario. 30 años después, el Parlamento vasco ha homenajeado a Enrique Casas en un intento de "sentar las bases de la paz y de la convivencia futura", tal y como defendió Bakartxo Tejería, presidenta de la Cámara.

Todos los partidos acudieron al acto, celebrado en el hall del Parlamento. La viuda de Erique Casas, Bárbara Durkhop y la presidenta descubrieron la placa, instalada junto a la de Fernando Buesa y Gregorio Ordóñez, los otros dos parlamentarios vascos asesinados por ETA. Tejería recalcó que "el valor de la vida es siempre superior a cualquier causa o idea política o a la razón de Estadso". Ese es el eje, según la presidenta del Parlamento, sobre el qye "debemos construir la futura convivencia en paz de nuestro pueblo".

Bárbara Durkhop, por su parte, se mostró orgullosa "de haber conseguido entre todos y todas, bajo un lehendakari socialista, acabar con todas las actividades mortíferas del terrorismo". Y además, destacó la idea de que "estamos en el tiempo de la búsqueda de la paz, en el tiempo de la reconciliación y la convivencia. Pero eso sí, con el retrovisor bien puesto y con la memoria y la justicia bien presente". Tejería también insistió en que a las víctimas se les debe "memoria, justicia y reparación". La placa de homenaje servirá para que el recuerdo de Enrique Casas quede en el Parlamento en particular y en la sociedad vasca en general.

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2014 - 14:14 h

Descubre nuestras apps

stats