Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Las dos facciones de la extrema derecha compiten por la hegemonía en Europa
ESPECIAL | Veneno en el grifo: ruta por la España sin derecho al agua potable
OPINIÓN | Hay un límite (por el momento), por Enric González

De Tailandia a Cruces en avión militar: cuando una pancreatitis convierte unas vacaciones en una pesadilla

Una ambulancia de Osakidetza espera a pie de pista en Loiu, junto al avión del ejército, para trasladar a Alex García.

Belén Ferreras

Bilbao —

0

Álex García se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital vizcaíno de Cruces con “pronóstico grave pendiente de evolución”, según el parte médico emitido por el propio hospital. Aunque no lo parezca, es una gran noticia para él y para su familia, después de la odisea que ha supuesto para este vasco pasar por lo que cualquier viajero teme: enfermar mientras estás vacaciones, que la enfermedad sea especialmente grave y que te encuentres en un país como Tailandia. “Está consciente y clínicamente estable dentro de la gravedad”, dicen los médicos. Y tendrá una recuperación “larga”. Aún así, en medio de la incertidumbre por cuál puede ser la evolución, la familia ya respira tranquila.

Han sido necesarias 14 horas de vuelo en un avión militar medicalizado fletado por el Ministerio de Defensa para trasladar a García a Euskadi. Un viaje “complicado”, por la situación médica del paciente, pero que se ha llevado a cabo con éxito. El avión medicalizado A330 de la Unidad Médica de Aeroevacuación del Ejército del Aire y del Espacio (UMAER) partió en la tarde del viernes desde la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) hasta Bangkok sin realizar escalas con el fin de traer de regreso al paciente, y este domingo por la tarde aterrizaba en el aeropuerto de Loiu, donde le esperaba una ambulancia de Osakidetza que le trasladó al hospital de Cruces, donde permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Llevaba dos meses ingresado en un hospital de Bangkok.

La odisea de García y de su familia empezó en febrero, cuando un viaje a Taliandia con su mujer, que era un sueño, se convirtió en una pesadilla. Enfermó y tuvo que ingresar en un hospital aquejado de una pancreatitis aguda que le ha mantenido hospitalizado desde entonces. La familia ha intentado hasta ahora trasladarle sin éxito hasta ahora, hasta que se ha implicado directamente el Ministerio de Defensa para poner a disposición de este paciente el avión militar medicalizado, que reúne las condiciones que ha hecho posible el traslado sin riesgo añadido para el paciente, que se encuentra en situación crítica. De hecho, su mujer ha contado que llegaron a contratar un avión medicalizado particular que les costó 221.000 euros, pero que en el último momento se negaron a realizar el traslado debido que la situación médica no lo aconsejaba, sin que le devolvieran el dinero que ya habían pagado. La pareja había contratado un seguro de viaje que cubría hasta 100.000 euros y que ya se ha agotado.

García, de 36 años vive en Donostia, pero es natural de Basauri, donde todavía reside su familia. En su localidad natal la Asociación de Vecinos de Basozelai 'El Maño', ha puesto en marcha la campaña solidaria “Ayúdanos a traer a Álex a casa” con el objetivo de colaborar con la familia. Los comercios y establecimientos hosteleros cuentan con huchas para recoger aportaciones y se han organizado dos eventos solidarios para el sábado 27 y domingo 28 de abril, con los que esperan recaudar más fondos mediante diferentes actividades.

Etiquetas
stats