Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La Fiscalía pide cuatro años y seis meses de prisión para los acusados del robo en Atrio

Imagen de archivo de la bodega del Restaurante ATRIO.

elDiarioex


0

La Fiscalía ha pedido una pena de cuatro años y seis meses de prisión para los dos acusados del robo en la bodega del restaurante Atrio, de la que sustrajeron 45 botellas de vino valoradas en cerca de 1.650.000 euros.

Los dos presuntos autores de este robo, un hombre de 48 años con doble nacionalidad (rumana y neerlandesa) y una mujer de 28 años, natural de México, se encuentran en prisión preventiva desde el pasado 4 de agosto, quince días después de que fueran detenidos en el puesto fronterizo croata de Karasovici Sutorina, procedentes de Montenegro.

El Ministerio Público considera que ambos acusados son coautores de un delito de “robo con fuerza en establecimiento público que reviste una especial gravedad por la elevada cuantía de objetos sustraídos”, según han informado fuentes de la Fiscalía de Extremadura a través de un comunicado.

El escrito de calificación, que ya sido presentado ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 4 de Cáceres, recoge que la pareja, puesta “de común acuerdo” y guiada por un “ánimo de lucro”, se alojó el 26 de octubre de 2021 en el Hotel Atrio “con intención de poder acceder a su bodega y hacerse con vinos de elevado valor”.

Tras cenar en el restaurante del hotel, la pareja realizó una visita guiada a la bodega del establecimiento, y sobre las 00:20 horas subieron a su habitación, explica la Fiscalía en su escrito provisional de acusación.

En ejecución del plan urdido anteriormente, sobre las 2:10 horas de la madrugada del 27 de octubre, la acusada llamó a recepción y pidió una ensalada, a la vez que se interesó por el tiempo en que tardaría en ser servida“. El empleado de recepción le informo que estaba solo y que tardaría unos 10 minutos en poder llevarle la ensalada.

El varón aprovechó ese momento para dirigirse a la recepción y coger una llave electrónica “con la que acudió a la bodega”, pero no pudo abrir al no tratarse de la “la llave adecuada”, por lo que volvió a la recepción tras subirle la ensalada a la mujer, y minutos después ella volvió a llamar para pedir que le sirvieran un postre.

Entonces, según puntualiza la calificación de la Fiscalía, su acompañante acudió nuevamente a la recepción donde se apoderó de la llave maestra, con la que abrió la bodega y accedió a la sala de catas donde sustrajo las botellas de vino.

Finalmente, sobre las seis de la mañana la pareja abandonó el hotel llevándose las botellas, las cuales siguen sin aparecer, ya que los acusados en su primera comparecencia judicial tras ser detenidos negaron los hechos. 

Etiquetas
stats