Primeros avances en la conservación de aves agroesteparias en Extremadura, donde su situación es crítica

Sisón común en campos agrícolas de Extremadura

El sisón común, la avutarda común y el aguilucho cenizo son especies propias de los ambientes agrarios de secano de la península ibérica, donde tienen uno de sus últimos refugios en Europa. Sin embargo, estas especies y en particular el sisón, sufren tendencias muy negativas de sus poblaciones, que están desapareciendo a un ritmo alarmante en los últimos 20 años.

La situación es crítica en Extremadura, donde el sisón ha sido catalogado ya como en Peligro de Extinción y la avutarda empieza a mostrar tendencias claramente negativas en la mayoría de sus zonas de distribución.

Según SEO/BirdLife, casi todos los estudios sobre ambas especies indican que existen problemas muy graves relacionados con los cambios agrarios. La disminución de barbechos de más de un año, la siega en verde de cereales para heno, y la eliminación de linderos y otros parches de vegetación natural, son prácticas “que están incidiendo muy negativamente en estas especies por provocan la pérdida directa de nidos y hembras bajo las máquinas o la disminución de hábitats adecuados para ocultar sus nidos de los depredadores naturales”

Por ello se puso en marcha la Campaña de Conservación de Aves Agroesteparias de Extremadura, que supuso una alianza entre la Junta de Extremadura y SEO/BirdLife y una acción de urgencia para centrar los esfuerzos en las zonas de nidificación que quedan y lograr compromisos con los agricultores y ganaderos que desarrollan su actividad en estas áreas críticas.

El papel de SEO/BirdLife es localizar estas zonas de nidificación potencial de las aves y establecer contactos con los agricultores para proponerles buenas prácticas que eviten la destrucción de sus nidos. Por su parte, la Junta destina fondos dedicados a medidas para la conservación de aves esteparias, a compensar posibles pérdidas económicas causadas por los compromisos ambientales.

El balance de la campaña de este año se cierra con resultados “muy positivos”, según SEO/BirdLife, que han sido presentados ya en el Congreso de Conservación de Aves Esteparias de Castilla-La Mancha, el pasado septiembre y que se llevarán también al Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) en abril de 2021.

Datos

El total de superficie muestreada por equipos de campo para la localización de sisón y avutarda en periodo de cortejo ha sido de 452.550 hectáreas, el mayor esfuerzo en este sentido realizado en Extremadura.

Los datos sobre aves en época de cortejo permitieron caracterizar 140.866 hectáreas de posibles zonas de nidificación, el 48% de ellas en pastizales y posíos (tierras sin labrar varios años), el 38% en cultivos de secano y el 11% en barbechos de largo plazo.

En estas zonas se recabó información de 78 titulares de explotaciones agrarias en unas 7.000 hectáreas con riesgo potencial de afección a nidos. De ellas, se lograron acuerdos en unas 2.000 hectáreas de zonas de nidificación que iban a ser eliminadas en plena reproducción.

Otro aspecto en el que destaca esta campaña es haber logrado el apoyo de la Fundación Iberdrola España y la “actitud positiva y colaboradora de la inmensa mayoría de los agricultores y ganaderos extremeños” que han participado en la campaña.

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2020 - 13:03 h

Descubre nuestras apps

stats