eldiario.es

Menú

GALICIA

Una empresa cárnica gallega, obligada a regularizar a 1.350 falsos autónomos

Coren acepta contratar a los trabajadores que operaban en la compañía a través de Servicarne, gracias a la presión sindical y a la actuación de Inspección de Trabajo

- PUBLICIDAD -
Manifestación en Ourense, hace dos semanas, en demanda de la regularización de los trabajadores de Servicarne

Manifestación en Ourense, hace dos semanas, en demanda de la regularización de los trabajadores de Servicarne CIG

La empresa cárnica Coren, con sede en Ourense, incorporará como personal fijo a 1.350 empleados que hasta ahora venían desarrollando sus funciones como falsos autónomos, realizando su trabajo de manera permanente pero sin estar contratados. La incorporación se producirá este 1 de agosto, cumpliendo una orden de la Tesorería General de la Seguridad Social que en un primero momento a empresa se negó a aplicar. La decisión, que llega después de años de denuncias sindicales (sobre todo CCOO, CIG y CNT) y de la más reciente acción de la Inspección de Trabajo, beneficia a cerca de 250 trabajadores y trabajadoras en la provincia de Pontevedra, 300 en Lugo y unos 800 en la de Ourense.

Hace unos meses CCOO elevó una denuncia a Inspección de Trabajo en toda España, exigiendo que se investigase la actuación de Servicarne (entre otras empresas), una falsa cooperativa que recibe encargos de mataderos y empresas de procesado de carne de todo el país. Inspección de Trabajo buscó confirmar en primer lugar si en efecto se trataba de una falsa cooperativa y, segundo, si existía relación laboral entre las personas socias de la cooperativa y la empresa cárnica, lo que convertiría estos trabajadores en falsos autónomos.

"Llevábamos varios años luchando contra esta figura del falso autónomo en el sector cárnico, primero con denuncias individuales y en los últimos tiempos yendo un paso más allá, con una denuncia colectiva en la Dirección General de Trabajo", explica Víctor Ledo, secretario general de CC OO-Industria de Galicia. "Hace dos meses la Tesorería General de la Seguridad Social publicó un oficio que obligaba a todas las empresas que estaban usando Servicarne y a estos falsos autónomos a incorporarlos a sus plantillas de forma indefinida, aplicando el convenio existente en el sector", dice. "En un primero momento, las empresas se negaron a aceptar esta resolución, algunas de forma muy rotunda, como Coren", añade.

CCOO denunciaba que más que la industria cárnica gallega operaba con 1.500 falsos autónomos, destacando por encima de todas las compañías la ourensana Coren, una de la mayores de toda España, con 1.350 trabajadores en situación irregular. En Galicia existía hasta ahora un gran fraude en la contratación en este sector pues los y las falsas autónomas llegaban al 40% del total de trabajadores, cuatro veces más que lo habitual en el conjunto de España. Además, en los últimos años se estaba produciendo en el sector cárnico gallego "el relevo de personas con contratos indefinidos por otras subcontratadas mediante estas figuras fraudulentas", destaca Ledo, "Trabajadoras y trabajadores totalmente desprotegidos", añade.

"Aún nos queda trabajo" -señala- "pues ahora hay que garantizar que además de estar al amparo del convenio estatal de cárnicas, vean respetada su antigüedad y sean encuadradas en la categoría correspondiente a sus funciones". "Estaban en una situación de precariedad total. Ahora vamos a vigilar que se les reconozcan todos sus derechos: categoría laboral, antigüedad en la empresa y las propias cotizaciones pasadas", destaca. "Estos empleados deben ahora reclamar las cotizaciones de los últimos cuatro años como trabajadores del régimen general, como ordena el oficio de la Seguridad Social, pues tienen derecho a recuperar las cuotas pagadas en este tiempo", dice.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha