La portada de mañana
Acceder
Europa redobla la presión para poner fin a los cuatro años de bloqueo del CGPJ
Brokers fantasma y dinero desaparecido: el relato de las víctimas de un ‘criptofraude’
OPINIÓN | "Feijóo y el increíble hombre menguante", por Esther Palomera

El Instituto Balear de la Mujer rescinde el contrato a una ilustradora porque no dibujó un símbolo que excluye a las trans

La ilustración que Ame Soler entregó al IBDona.

Martí Gelabert


1

“Necesito explicaros una cosa y es, posiblemente, lo peor que me ha pasado como ilustradora profesional. [...] Lo más grave no es como se me ha tratado como profesional, sino el trasfondo tan oscuro que hay detrás de esta historia”. Así empieza la ilustradora Ame Soler (creadora del proyecto artístico ‘Tres voltes rebel’) un vídeo de denuncia en su Instagram, ante más de 100.000 seguidores. Y lo hace señalando directamente a un “organismo balear” por dos motivos: el primero, no pagarle por una ilustración encargada con dinero público y, el segundo, exigirle que el diseño contara con una mujer haciendo el signo del triángulo (en representación de la vulva), el cual se ha llegado a considerar un símbolo tránsfobo por excluir a las mujeres que no tienen vulva.

Rocío Carrasco y Raquel Orantes: la denuncia televisada

En una conversación telefónica con elDiario.es, ha sido la misma directora del Institut Balear de la Dona (IBdona), Maria Duran, quien ha confirmado que fue el organismo que dirige -y dependiente del Govern de les Illes Balears- el que le encargó el proyecto a Soler. Duran trata de quitarle hierro al asunto: “Se ha creado un alboroto de donde no lo hay”, asegura en relación al vídeo, que ya tiene más de 10.000 ‘likes’ en Instagram.

“A esta mujer le encargamos una imagen para el 25-N -día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres- y le explicamos lo que queríamos. Dos días antes del día que la teníamos que presentar, nos trajo una imagen que no correspondía con lo que le pedimos”, explica la directora de la institución. Según cuenta, Soler tenía todo el día para modificar la ilustración o presentar una alternativa, hecho que no se produjo. “Resolvimos el encargo”, explica Duran, quien fue la encargada de tomar la decisión y rescindir el contrato.

Ahora bien, según explica la ilustradora, y según se detalla en los correos electrónicos a los que ha tenido acceso elDiario.es, las instrucciones para elaborar la ilustración no son tan claras. En unos primeros mensajes el día 3 de noviembre se le pide “una mujer joven con el símbolo del triángulo -no se especifica que lo haga con las manos- y alguna frase pertinente para el 25 N”. Soler necesitaba en ese momento que el IBdona escogiera una frase para definir mejor una actitud u otra de la mujer, a lo que las indicaciones que recibe son de que se debe tratar de una mujer “dura y fuerte”.

Es ese mismo jueves 3 de noviembre cuando le dicen que entre el viernes y el lunes sí que le darán una frase concreta. Pero no fue hasta el martes día 8 que, según palabras textuales de la directora, se le pide que ilustre “una mujer joven con símbolo de lucha, con cara de ser una persona fuerte… y demás aspectos que pueda suponer la lucha como es el 25N”. Y, ahora sí, descartando usar una frase. Al día siguiente, al IBDona le entran las prisas, porque la rueda de prensa debe realizarse el próximo martes y le solicitan la ilustración para el viernes. Estas son las últimas indicaciones que recibe. Esta vez, sin el símbolo del triángulo.

“De repente te encuentras que te dan 48 horas para hacer una ilustración. Con las últimas premisas que me dieron, la hice tal cual. Con lo que me dicen en el último mail, creo que mi trabajo corresponde perfectamente a lo que me piden”, nos cuenta Soler, quien consiguió algo más de tiempo para hacer su trabajo. Pero al mandar el dibujo definitivo se encontró con la sorpresa. “Hago la ilustración y me dicen: hazme otra para hoy”, relata, y tilda la situación de incomprensible. “Es una mala praxis, las fechas de entrega las han puesto cuando han querido”, sigue.

Los argumentos del IBdona para tumbar la ilustración de Soler son claros: quieren que el símbolo que haga la mujer sea el triángulo con las manos. Es más, cuando Soler les expone que se trata de un símbolo excluyente y que puede ofender a muchas mujeres, ya que se considera un símbolo tránsfobo, el IBDona insiste. Esta vez, en boca de la propia directora en un mail del mismo día 14 de noviembre: “Desde el primer momento te dijimos exactamente lo que queríamos, una mujer joven que hiciera el triángulo, símbolo del feminismo”. 

Estas instrucciones de Duran se contradicen a la versión que ella misma ha contado a este medio. Ante la pregunta sobre si ella exigió en algún momento que la ilustración llevara este símbolo, su respuesta es clara: “No”. Además, explica que este símbolo fue propuesto, sólo, “como un ejemplo”. Pero según los mails enviados a la artista, no se trataba de ningún ejemplo, sino de una exigencia: si no podía hacer los cambios durante el mismo día, se cancelaba el contrato “porque lo que queremos es una mujer joven haciendo un símbolo que se considera feminista”. 

Soler insiste que, hasta el final, en ningún momento le dijeron que era “imprescindible” que la mujer debiera hacer este símbolo. “El organismo que me contrató ha cambiado de opinión todo el tiempo y yo, ¿a qué hago caso? Pues al último mail”, dice, y sigue: “Pero era esto -la mujer con el símbolo del triángulo- o nada” relata, denunciando que ella ha hecho una ilustración que es igual de válida y que no ha cobrado por ello. De hecho, en la imagen que se ha seleccionado para la campaña -reciclada de otros años- no aparece ninguna mujer haciendo el símbolo del triángulo. Por eso Soler se pregunta: “¿Tan imprescindible era como para descartar mi trabajo? ¿Qué justificación tienen ahora para habérmelo cancelado? El organismo se desmonta a sí mismo”.

El trasfondo ideológico

La cuestión que más preocupa a Soler es el “trasfondo ideológico” que hay detrás de esta decisión: “Entiendo que puedas hacer una campaña con este símbolo si no tienes ni idea de qué puede suponer. Ahora bien, una vez analizado todo, y sigues insistiendo en incluirlo, para mí esto tiene una gran carga de significado. A mí me estás diciendo que quieres, a propósito, dejar fuera a ciertas personas. Y que lo haga un organismo público me preocupa. Esto está subvencionado con el dinero de todas y todas las personas a las que se dirige la campaña tendrían que estar representadas”, recalca.

Duran defiende que el símbolo apareció por primera vez en España en la gran manifestación que se hizo en tiempos franquistas para pedir la ley del divorcio, en el 1971. Y que, luego, ha aparecido en otras como en las manifestaciones por la ley del aborto o contra la violencia machista, incluyendo las que se produjeron a raíz de la violación de la manada. “Es un símbolo histórico de todas las mujeres”, defiende la directora de la institución, quien quiere dejar claro que “todas las políticas que hace el Ibdona son para todas las mujeres. Incluidas las lesbianas, las transexuales, las ricas, las pobres… Para todas las mujeres. Es una obligación institucional que respetamos mucho”, sentencia. Además, añade que si la ilustración hubiera sido para un 8 de marzo, sí que hubieran aceptado “con los ojos cerrados”.

De todos modos, Soler no ve tan claro que un “organismo balear” defienda el origen del símbolo para seguir utilizándolo hoy en día: “Me da igual cuando salga; si ha llegado un punto que las personas trans han venido y nos han dicho que esto simboliza una vulva y les ofende, yo tengo las herramientas para comunicar lo mismo evitando dejar fuera a la gente. Y ellas no lo han querido evitar. Queda muy patente”. 

Como la ilustración que elaboró Soler no se acabó utilizando para la campaña del Ibdona, la artista ha ofrecido sus derechos de uso a entidades que no pueden permitirse un presupuesto de estas características -por ejemplo, el Ajuntament de Manacor la ha comprado-. Por eso la ha ofrecido a partir de 30€ para que asociaciones que, quizá, no hubieran podido hacer campaña para el 25N ahora sí que la hagan. “No, no he recuperado el dinero”, asegura, pero dice que ahora ya le es igual: “La imagen al final ha servido para algo, y para mí esto ya es increíble”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats