eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Macron anuncia una subida del salario mínimo y bajadas de impuestos para contener a los chalecos amarillos

El presidente francés ha comparecido por primera vez desde el estallido de la crisis de los chalecos amarillos y ha dicho que el país está en un "estado de emergencia económica y social"

Ha prometido una subida de 100 euros mensuales del salario mínimo para 2019, que ronda ahora los 1.500 euros

29 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Macron subirá el salario mínimo y bajará impuestos para calmar las protesta

Macron subirá el salario mínimo y bajará impuestos para calmar las protesta EFE

Se esperaban medidas para calmar los ánimos y eso es exactamente lo que ha hecho Emmanuel Macron. El presidente galo ha comparecido por primera vez desde el estallido de la crisis de los chalecos amarillos con la cara seria y ha anunciado una serie de medidas para calmar a la Francia invisible, de clase media y baja, que lleva manifestándose durante varias semanas.

A partir del próximo año, el salario mínimo (que ronda ahora los 1.500 euros) aumentará 100 euros mensuales y se llevará a cabo una rebaja de impuestos dirigida a pensionistas y trabajadores.

Macron reconoció que sus palabras "han herido a algunos" en el pasado y consideró justificado el descontento que ha provocado las protestas, por lo que anunció que decreta un "estado de emergencia económico y social" para hacerle frente.

También ha anunciado que las horas extra estarán libres de impuestos (o de otro tipo de cargas) y que los trabajadores que reciban extra a fin de año también lo harán libre de impuestos.

Asimismo, recalcó que los jubilados que ganen menos de 2.000 euros mensuales verán anulada la subida de la Contribución Social Generalizada (CSG), un impuesto proporcional sobre los ingresos profesionales o de capital que financia la Seguridad Social.

Por el contrario, no aceptó reinstaurar el impuesto sobre la fortuna (ISF), que lo pagaban aquellos con un patrimonio neto imponible superior a los 1,3 millones de euros y que fue sustituido por un impuesto sobre la fortuna inmobiliaria (IFI).

"Queremos una Francia donde una persona pueda vivir dignamente de su trabajo. Pido al Gobierno y al Parlamento que hagan lo necesario", concluyó sobre el conjunto de medidas previstas, que fueron acompañadas de una condena a los actos de violencia registrados en las protestas.

El movimiento de los chalecos amarillos surgió el mes pasado de manera inesperada y a través de las redes sociales. No es un movimiento ligado a partidos, a sindicatos o a una ideología y, hasta la semana pasada, Macron no había reaccionado. Finalmente, el presidente francés decidió retirar la subida de impuestos sobre los carburantes que había planeado como primer paso para enfriar las calles. Sin embargo, este último fin de semana siguieron las protestas y las detenciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha