Un youtuber trolea a una tertuliana británica de extrema derecha y le hace creer que ha ganado un premio en Praga

Imagen del momento en el que Katie Hoptins recibió el falso trofeo a manos del 'youtuber' Josh Pieters

Katie Hopkins, colaboradora de The Sun, tertuliana y participante en realities, es una de las personas más polémicas de Reino Unido tras llevar años haciendo públicas sus opiniones abiertamente xenófobas, machistas y homófobas. Un youtuber sudafricano especializado en bromas decidió contrarrestar este discurso otorgándole un premio falso, con ceremonia en Praga incluida.

¿Quién ha avivado las llamas del fascismo? Nuestros políticos y nuestros periódicos

¿Quién ha avivado las llamas del fascismo? Nuestros políticos y nuestros periódicos

Josh Pieters, quien comenzó su canal de Youtube en 2015 y cuenta con más de un millón de suscriptores, engañó a Hopkins con un galardón llamado Campaign to Unify the Nation Trophy, [Trofeo de la campaña para unificar la nación]. Las siglas en inglés forman el acrónimo "CUNT", una forma vulgar de referirse a los genitales femeninos, que también se usa como insulto.

El youtuber cuenta en un vídeo que creó una web falsa bajo el título Colectivo de Ciudad del Cabo para la libertad de expresión, "una organización dedicada a proteger la libertad de expresión en Sudáfrica y más allá". Se puso en contacto con Hopkins y le comunicó que había ganado el premio y que sería entregado en Praga el 27 de enero. Ella aceptó y acudió a la falsa ceremonia.

Pieters y sus colaboradores llegaron a reservar una sala en el hotel Four Seasons de Praga. También contrataron a actores para guardar las apariencias hasta que fuera entregado el trofeo, momento en el que el acrónimo "CUNT" apareció en la pantalla. Hopkins no se dio cuenta de nada y dio un discurso de agradecimiento que incluyó bromas racistas contra los musulmanes y comentarios despectivos hacia Greta Thunberg, a quien llamó "autista" de forma peyorativa. Nadie desveló el engaño y la columnista se fue a casa creyendo haber pasado una velada entre admiradores.

"A mucha gente le gusta que Hopkins expanda su discurso del odio y gane dinero por ello", sostiene Pieters para justificar sus motivos. "Puede hacerlo, es libre de expresarse, pero yo también". El youtuber afirma que ha querido combatir su discurso "engañando a su ego y haciéndole parecer un poco estúpida". De momento, Katie Hopkins no ha hecho público ningún comentario, pues su cuenta de Twitter fue suspendida precisamente esta semana, acusada de promover el discurso del odio.

Etiquetas
Publicado el
31 de enero de 2020 - 13:19 h

Descubre nuestras apps

stats