Putin ataca Ucrania

Una explosión en Kiev este jueves.

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

197

Putin ha atacado Ucrania esta madrugada. “He tomado la decisión de iniciar una operación militar especial”, ha dicho el presidente ruso en una declaración televisada poco antes de las 3.00 GMT –4.00, hora peninsular española–. El objetivo de dicha operación militar, según Putin, “es proteger a las personas que han sido objeto de intimidación y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años”. Un genocidio que desmienten tanto Ucrania como la UE, la OTAN y EEUU. Y, así, han comenzado las explosiones en diferentes zonas del país, en la región de Kiev, el este, el norte y el sur de Ucrania, que ha decretado la ley marcial.

Putin, que en su alocución televisada no ha mostrado pruebas de tal genocidio, sí se ha escudado en la petición de ayuda de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk realizada el miércoles por la noche, y ha asegurado que la operación militar “no afectará a civiles”. Las autoridades de la LPR y DPR reconocen que su intención es tomar el control de las regiones dentro de los límites administrativos que tenían antes del 2014. Es decir, ampliar sus límites y acabar con la capacidad militar de Ucrania.

La Unión Europea, que publicaba sus primeras sanciones a Rusia este miércoles casi a las doce de la noche, se dispone a acordar otro paquete este jueves por la tarde en una cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno, que también tienen en el punto de mira a Bielorrusia, desde donde el Kremlin ha atacado también a Ucrania por el norte.

“Durante 30 años hemos tratado persistente y pacientemente de llegar a un acuerdo con los principales países de la OTAN sobre los principios de seguridad equitativa e indivisible en Europa”, ha afirmado Putin. “En respuesta a nuestras propuestas, afrontamos constantemente engaños y mentiras, o intentos de presión y chantaje, mientras la OTAN, a pesar de todas nuestras protestas y preocupaciones, se expande constantemente. Los principales países de la OTAN, para lograr sus objetivos, apoyan a los ultranacionalistas y neonazis en Ucrania, quienes, a su vez, nunca perdonarán a los residentes de Crimea y Sebastopol por su libre elección: la reunificación con Rusia”, ha añadido.

Ucrania ha registrado al menos 40 muertos, según ha informado Alexei Arestovich, asesor del jefe de la Oficina del presidente de Ucrania, quien ha hablado también de decenas de personas heridas. El Ministerio de Defensa ruso, por su parte, ha afirmado que “los guardias fronterizos ucranianos no resistieron a las tropas rusas y que los ataques se llevan a cabo solo en instalaciones militares ucranianas”.

El Ayuntamiento de Kiev, por su parte, ha declarado este jueves la amenaza aérea en la ciudad y ha pedido a sus ciudadanos que se dirijan “urgentemente” a refugios. El Consistorio ha proporcionado un mapa con información sobre dónde poder refugiarse en la ciudad. Las tropas rusas ya han cruzado el punto fronterizo de Vilcha, en la región de Kiev, y han tomado el aeródromo de Hostomel, a 35 kilómetros de la capital, según ha anunciado esta tarde el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. Según explican autoridades militares occidentales citadas por the Guardian, a pesar de que Rusia está lanzando ataques en lugares diferentes del país, el objetivo principal de Moscú es rodear Kiev para provocar la caída del Gobierno.

Las autoridades ucranianas también han informado de que las Fuerzas Armadas rusas han tomado el control de la central nuclear de Chernóbil tras una “feroz batalla”. “Es imposible decir que la central nuclear es segura”, han advertido, poniendo de relieve que “se trata de una de las amenazas más graves en la actualidad en Europa” porque, si los depósitos con restos radiactivos del desastre atómico de 1986 resultan dañados, “el polvo nuclear puede propagarse por todo el territorio de Ucrania, Bielorrusia y los países de la Unión Europea”.

Putin ha afirmado: “Nos hemos quedado sin otra opción para proteger a Rusia, a nuestra gente, excepto la que nos veremos obligados a emplear hoy. Las circunstancias nos obligan a tomar medidas decisivas e inmediatas. Las repúblicas populares de Donbás se dirigieron a Rusia con una petición de ayuda. En este sentido, de conformidad con el Artículo 51 de la Parte 7 de la Carta de la ONU, con la sanción del Consejo de la Federación de Rusia y en cumplimiento de los tratados de amistad y asistencia mutua ratificados por la Asamblea Federal el 22 de febrero de este año con la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk, decidí llevar a cabo una operación militar especial”.

Zelenski, quien ya ha decretado la ley marcial en el país y el toque de queda entre las 22:00 y las 07:00, había informado esta madrugada de ataques rusos contra la infraestructura de las Fuerzas Armadas del país, informa EFE: “Rusia ha lanzado ataques contra nuestra infraestructura militar y guardias fronterizos”, dijo Zelenski, quien añadió: “Somos fuertes, estamos preparados para todo, superaremos todo. Somos Ucrania”.

El Ministerio de Defensa de Rusia, por su parte, informó de que utiliza “armas de alta precisión” en la operación que ha iniciado en el este de Ucrania, que sostiene que está “dirigida contra infraestructuras militares y no amenaza a núcleos civiles”. 

“La infraestructura militar, las instalaciones de defensa aérea, los aeródromos militares, la aviación de las Fuerzas Armadas de Ucrania están siendo desactivadas con armas de alta precisión”, ha afirmado el ministerio, según la agencia oficial de noticias rusa TASS y recoge EFE.

“Destruir el Estado ucraniano”

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania afirma que la operación rusa tiene como objetivo “destruir el Estado ucraniano, apoderarse de su territorio por la fuerza y ​​establecer una ocupación”.

En paralelo, la bolsa rusa se está desplomando a un ritmo récord y el rublo cae en picado. El índice Moex se deja un 45% en las primeras operaciones europeas, mientras que el rublo se desmoronó hasta un mínimo histórico frente al dólar. Las acciones de las grandes petroleras y gasistas se desplomaron: Gazprom cae un 48% mientras que Lukoil y Novatek pierden más de un 40%. De esta manera el Moex, el principal índice del mercado de valores de Rusia, está en números rojos con una bajada del 56% desde principios de año.

De momento, según informaciones difundidas por Russia Today, ya se han registrado explosiones en varias ciudades ucranianas, entre ellas Odessa, en el este y sur de Ucrania después de que Putin anunciara una operación militar.

Según los informes del Gobierno ucraniano, se han producido explosiones “en la región de Khmelnitsky, donde como resultado de bombardeos, hay fuego de combustible y lubricantes de la unidad militar del municipio de Starokonstantinov”.

“En la región de Dniepropetrovsk”, prosiguen las autoridades ucranianas, “en Krasnopilia y Marganets se incendiaron almacenes militares; en la región de Vinnitsa, en Tulchin y el municipio de Bokhan se incendiaron unidades militares; en Lutsk, ha sido volada la torre de la televisión; y en la región de Kiev, está en llamas una unidad militar cerca de la ciudad de Brovary”. Así lo afirma el Servicio Estatal de Emergencia en Facebook, donde también informa de un bombardeo en el aeródromo de Lutsk, así como el incendio en otros almacenes.

Las tropas rusas también atacaron las unidades de la 17 Brigada de Tanques de Kryvyi Rih, en la región de Dniepropetrovsk, una unidad militar en Krasnopilia, región de Sumy, y un puente sobre el río Inhulets, afluente del Dniéper, señaló. El Gobierno ucraniano añade que en el distrito Mykolaiv, al nordeste de Odesa, una persona resultó herida durante un ataque contra un aeródromo militar, mientras que en Semyjatky, distrito de Jersón, murió un joven de 17 años.

En la ciudad portuaria de Mariupol, la mayor ciudad ucraniana cercana a la zona del frente con casi medio millón de habitantes, varias personas dijeron a la AFP que oyeron bombardeos de artillería desde el distrito este de la ciudad, según RT, que también señala que más cerca del frente del conflicto oriental entre las dos autoprolamadas republicas y las fuerzas ucranianas desde 2014, en Kramatorsk, ciudad que también sirve como cuartel general del Ejército ucraniano, también se registraron al menos cuatro potentes explosiones, según AFP.

A 600 km de distancia, en el sur de Ucrania, en la ciudad portuaria de Odessa, en el Mar Negro, también sonaron explosiones, según RT.

Las operaciones militares, que algunas fuentes sitúan también la frontera de Ucrania con Bielorrusia, pueden traer consigo, al menos, una expansión de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, cuyos límites habían sido dibujados en los acuerdos de Minsk que ya han saltado por los aires. De acuerdo con las unidades de la Milicia Popular de la República Popular de Lugansk, han comenzado la operación para “liberar” el territorio de la LPR que está bajo el control de Kiev, dijo Ivan Filiponenko, representante del departamento militar de la LPR, informa Interfax: “El 24 de febrero, la Milicia Popular de la República Popular de Lugansk comenzó la preparación de artillería y una operación para liberar los territorios temporalmente ocupados de la República Popular de Lugansk”.

A consecuencia de ello, se están registrando atascos por la marcha de la población de la capital, Kiev.

EEUU y Europa condenan el ataque

El presidente estadounidense, Joe Biden, por su parte, ha denunciado el “ataque injustificado” de Rusia contra Ucrania. “El presidente Putin ha elegido [lanzar] una guerra premeditada que causará unas pérdidas y un sufrimiento humano catastróficos”, ha dicho el presidente estadounidense en un comunicado. “Rusia es la única responsable de la muerte y destrucción que causará este ataque”, insistió.

Una denuncia que también ha realizado el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.“Esta guerra no tiene ningún sentido. Este es el momento más triste de mi mandato como secretario general de Naciones Unidas”, declaró Guterres al término de una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad, que él mismo había abierto pidiendo al presidente ruso, Vladímir Putin, que no lanzase una ofensiva en Ucrania, informa EFE.

Durante la cita, Putin anunció desde Moscú el inicio de la intervención militar. “En las circunstancias actuales debo cambiar mi llamamiento y debo decir: 'presidente Putin, en nombre de la humanidad devuelva sus tropas a Rusia. En el nombre de la humanidad no permita que empiece en Europa la que podría ser la peor guerra desde el inicio del siglo'”, dijo Guterres a los periodistas.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han difundido una declaración conjunta en las horas previas a la reunión de urgencia de este jueves por la tarde en la que condenan “en los términos más enérgicos la agresión militar sin precedentes de Rusia contra Ucrania. Con sus acciones militares no provocadas e injustificadas, Rusia está violando gravemente el derecho internacional y socavando la seguridad y la estabilidad europeas y mundiales”.

Los 27 también condenan “la participación de Bielorrusia en esta agresión contra Ucrania, y le pedimos que cumpla con sus obligaciones internacionales”.

“Exigimos que Rusia cese de inmediato las acciones militares, retire incondicionalmente todas las fuerzas y equipos militares de todo el territorio de Ucrania y respete plenamente la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania. Tal uso de la fuerza y la coerción no tiene cabida en el siglo XXI”, se reafirman los líderes de la UE.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE anuncian: “Nos reuniremos más tarde para analizar esta flagrante agresión y acordar más medidas restrictivas que impondrán consecuencias durísimas y severas a Rusia, en estrecha coordinación con nuestros socios transatlánticos”.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha condenado “el injustificado” ataque sobre Ucrania: “En estas horas nuestros pensamientos están con las mujeres, los hombres y los niños inocentes que afrontan este ataque no provocado y temen por sus vidas. Haremos al Kremlin que rinda cuentas”.

El presidente Michel del Consejo Europeo ha convocado urgentemente una reunión extraordinaria del Consejo Europeo en la que los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 se reunirán este jueves “para discutir la crisis y otras sanciones con consecuencias graves y devastadoras a Rusia por su acción”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha expresado también su condena contra el ataque “que pone en riesgo innumerables vidas humanas”. Este jueves por la mañana se reúne el Consejo de la Alianza Atlántica, en el rango de embajadores de los 30, para analizar la situación.

El primer ministro británico, Boris Johnson, también ha expresado su condena de la intervención militar rusa hablando de “sucesos horribles en Ucrania”, y añadiendo que Putin había elegido “el camino del derramamiento de sangre y la destrucción al lanzar este ataque no provocado”. “El Reino Unido y nuestros aliados responderán con decisión”, ha añadido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats