The Guardian en español

Alemania, ese país donde los responsables de centros de refugiados hacen chistes racistas 

Un refugiado se toma una 'selfie' con Angela Merkel Angela Merkel durante la visita de la canciller a la Oficina Federal de Migración y Refugiados en Berlín.

Las autoridades alemanas han cancelado sus contrtatos con una empresa que gestiona nueve hogares para solicitantes de asilo después de que se filtraran correos electrónicos en los que los gerentes bromeaban sobre ejecutar a jóvenes refugiados.

Los refugiados en Berlín viven durante meses en albergues de emergencia sin opción a una casa

Los refugiados en Berlín viven durante meses en albergues de emergencia sin opción a una casa

El responsable de Asuntos Sociales en el Senado, Mario Czaja, ha anunciado la ruptura de cualquier vínculo con Pewobe, en cuyos albergues de Berlín viven alrededor de 3.000 refugiados. El domingo el periódico Bild publicó una serie de mensajes de correo electrónico que aparentemente se habían intercambiado tres de los gerentes de la empresa.

En uno de los correos, el gerente general de Pewobe sugiere invertir 5.000 euros de una donación de BMW en "una pequeña guillotina para niños". En los siguientes mensajes, varios empleados de la compañía envían fotos de guillotinas, decapitaciones y una imagen modificada con Photoshop en la que aparece un tobogán que termina en un enorme rallador de queso. En la conversación también se bromea con que para deshacerse de los órganos haría falta un "crematorio de gran volumen”.

"La ventaja es que podremos volver a tener nuestro certificado ambiental, ya que el calor residual puede ser reciclado de manera constructiva", apunta uno de los correos. Czaja, miembro del Partido Demócrata Cristiano que lidera Angela Merkel, ha asegurado que el "imperdonable" intercambio de correos de la empresa "deja claro que cualquier nuevo trabajo con Pewobe es imposible”.

El abogado de Pewobe ha afirmado que los emails filtrados han sido sacados de contexto, y justifica que el término kinderguillotine, o "guillotina para niños" fue creado por error por el corrector ortográfico automático. La empresa anunció este lunes que apelará contra la rescisión del contrato, que considera una “jugada política", a casi un mes de las elecciones locales en Berlín.

Sin embargo, no es la primera vez que la compañía es objeto de duras críticas. En julio, un periódico de investigación reveló que su gerente había sido miembro de la DVU, un partido nacionalista de extrema derecha. Organizaciones de voluntariado de Berlín se han quejado de las condiciones "catastróficas" en uno de los albergues Pewobe, en los que se acumulaban restos de comida e insectos y en el que el personal obstaculizaba el acceso de los voluntarios a sus instalaciones.

Etiquetas
Publicado el
16 de agosto de 2016 - 20:01 h

Descubre nuestras apps

stats