Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Trump saca músculo económico en su discurso sobre el Estado de la Unión y Pelosi rompe su copia al acabar

Pelosi rompe el discurso de Trump

EFE

14

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presumió este martes de la buena salud de la economía al inicio de su tercer discurso sobre el Estado de la Unión, último de su primer mandato. "Hace tres años, iniciamos el gran retorno de Estados Unidos", arrancó Trump, con un discurso lleno de reproches al Gobierno de Barack Obama (2009-2017) -al que no mencionó- y que entusiasmó a los republicanos, pero no gustó a los demócratas.

"Los años de decadencia económica han terminado. Los días en los que usaban a nuestro país, se aprovechaban de él, e incluso era despreciado por otras naciones, ha quedado atrás", dijo el mandatario estadounidense.

Trump presumió de creación de empleo, de bajadas de impuestos y de "luchar por acuerdos comerciales justos y recíprocos". "Nuestra agenda es implacablemente protrabajadores, profamilia, procrecimiento y, sobre todo, proestadounidense", dijo.

"Increíblemente, la tasa media de desempleo bajo mi Gobierno es menor que bajo cualquier otra Administración en la historia de nuestro país", dijo Trump, quien afirmó que la bonanza económica es un "boom" de la clase obrera.

En contraste con la importancia que le dio a la economía, Trump pasó casi por encima del comercio, uno de los pilares de su Gobierno. "Prometí a nuestros ciudadanos que impondría aranceles a China para confrontar el robo masivo de trabajos estadounidenses. Nuestra estrategia ha funcionado", proclamó Trump.

Pelosi rompe la copia de su discurso

Trump protagonizó un discurso parecido a uno de sus mítines, que enrabietó a los demócratas hasta el punto de que la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, rompió la copia que el mandatario le había dado.

Cuando los periodistas le preguntaron luego por qué lo hizo, Pelosi respondió que le pareció "lo más cortés que podía hacer" después de ese "discurso tan sucio".

Además, como presidenta de la Cámara Baja, Pelosi tenía reservado un lugar de honor detrás de Trump en el hemiciclo, y cuando este le entregó una copia del discurso al llegar, la líder demócrata le extendió la mano, pero el mandatario se giró sin estrechársela.

La tensión entre demócratas y republicanos ha aumentado en los últimos meses a raíz del proceso de impeachment en contra del presidente, que con toda probabilidad terminará el miércoles con su absolución a manos de la mayoría republicana en el Senado.

Trump, sin embargo, no hizo mención alguna al juicio político ni tampoco a los motivos que lo originaron, aunque ha evidenciado durante semanas su obsesión por ser apenas el tercer presidente en la historia de EE.UU. en enfrentar este tipo de proceso.

Presumió de frenar la llegada de inmigrantes

Trump presumió de éxitos en todos los ámbitos, desde la economía a la salud pública, pero destacó sobre todo que ha frenado la llegada de inmigrantes sin papeles, una oleada que un año atrás alcanzaba picos sin precedentes.

"Entramos en acuerdos históricos de cooperación con los Gobiernos de México, Honduras, El Salvador y Guatemala. Como resultado de nuestros esfuerzos sin precedentes, los cruces ilegales cayeron un 75 % desde mayo, con una caída de ocho meses seguidos", dijo Trump, que en 2019 ha logrado cortar el sistema de asilo.

Trump anunció también que en estos momentos ha levantado más de 165 kilómetros de muro y que al finalizar su mandato de aquí un año dejará construidos más de 805 kilómetros.

Al pleno acudía como invitado el líder opositor venezolano Juan Guaidó, al que se refirió Trump con un aplauso de los parlamentarios: "Señor presidente, por favor, llévese consigo este mensaje a su tierra: Todos los estadounidenses están unidos con el pueblo venezolano en su justa lucha por la libertad".

Al Bagdadi y Soleimani

Pero si de algo presumió Trump en política exterior fue de haber ordenado las muertes del líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, y del general iraní Qasem Soleimani. Trump, sin embargo, tendió la mano a Irán bajo la condición de que "abandone su búsqueda del arma nuclear, deje de expandir el terror, la muerte y la destrucción, y comience a trabajar por el bien de su propio pueblo".

"Por nuestras poderosas sanciones, a la economía iraní le está yendo muy mal. Podemos ayudarles a que les vaya muy bien en un periodo corto de tiempo, pero quizás son demasiado orgullosos o demasiado tontos para pedir ayuda. Aquí estamos. Veamos que camino eligen. Solo depende de ellos", dijo.

En contraste con sus celebraciones belicistas, Trump aseguró que "está trabajando para terminar con las guerras en Oriente Medio", como la de Afganistán. "No busco matar a cientos de miles de afganos, muchos de ellos inocentes. Tampoco es nuestra función servir a otras naciones como agencia de seguridad (...) Estamos trabajando para poner fin de una vez por todas a la guerra más larga de EE.UU. y devolver a casa a nuestras tropas".

De este modo, Trump concluyó su tercer discurso sobre el Estado de la Unión, que podría ser el último si no logra la reelección el próximo noviembre.

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2020 - 07:47 h

Descubre nuestras apps

stats