La portada de mañana
Acceder
Inflación y ‘efecto Feijóo’: Sánchez encara el curso más endiablado para su Gobierno
La CNMV blinda el expediente de Borrell sobre las acciones de Abengoa
Cinco aclaraciones sobre la 'bajada' de impuestos de Alemania

Al menos 18 muertos y decenas de heridos en un ataque ruso en un centro comercial “muy concurrido” en Ucrania

Al menos dos muertos y 20 heridos en un ataque contra un centro comercial en Kremenchuk

Decenas de personas han muerto y resultado heridas en ataque en un centro comercial en la ciudad de Kremenchuk, en la región de Poltava –en el centro de Ucrania– donde, según han denunciado las autoridades del país, había más de 1.000 civiles. Varios vídeos mostraron primero un edificio completamente en llamas y una gran columna de humo negro elevándose en el aire, y posteriormente la infraestructura destrozada por las llamas.

El jefe de la administración regional de Poltava, Dmytro Lunin, ha informado este martes de que al menos 18 personas han muerto. Hay 36 desaparecidos, ha dicho Lunin, que ha añadido que las labores de de desmantelamiento de escombros continúan. Según el Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania, 59 personas han resultado heridas y 25 de ellas fueron hospitalizadas. El número de víctimas es difícil de calcular, según las autoridades, que han dicho que el área del incendio en el edificio fue de unos 10.300 metros cuadrados.

El alcalde de la ciudad, Vitaliy Meletskiy, dijo este lunes que el ataque golpeó un “lugar muy concurrido” y el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aseguró que había más de 1.000 personas en el edificio. “Una ciudad pacífica, un centro comercial ordinario con mujeres, niños, civiles corrientes dentro... Antes de la alarma aérea había unas 1.000 personas. Afortunadamente, por lo que sabemos en este momento, muchas personas lograron salir a tiempo. Fueron sacados a tiempo. Pero todavía había gente dentro: personal, algunos visitantes...”, dijo en su discurso nocturno.

El alcalde aseguró que el lugar era “100% irrelevante para las hostilidades” y Zelenski indicó que el centro comercial no representaba “ningún peligro” y no tenía “ningún valor estratégico” para el Ejército ruso. “Solo [había] el intento de las personas de vivir una vida normal, lo que enfurece tanto a los ocupantes”.

“Solo unos terroristas totalmente dementes, que no deberían tener cabida en la tierra, pueden atacar con misiles un edificio así. Y no se trata de un ataque con misiles fuera del objetivo, sino de un ataque ruso calculado, exactamente en este centro comercial”, dijo el mandatario ucraniano.

El Ministerio de Defensa ruso ha reconocido este martes la autoría del ataque, pero ha asegurado, sin aportar pruebas para respaldar tales afirmaciones, que se dirigía a un hangar que almacenaba armas estadounidenses y europeas. Rusia ha afirmado que el centro comercial estaba situado junto a la planta y no funcionaba –lo que choca con las informaciones sobre decenas de muertos y desaparecidos– y que el incendio fue causado por “la detonación de munición almacenada para armas occidentales”. Moscú ha negado sistemáticamente haber atacado infraestructura civil, pero sus bombas han alcanzado teatros, hospitales, guarderías y bloques de viviendas en estos cuatro meses de guerra.

Lunin ha insistido este martes en que el centro comercial “no tenía importancia militar”. “El centro comercial trabajaba para gente pacífica. Vendían comida, cosas varias, incluso juguetes. Los padres iban allí con sus hijos. Y los rusos lo sabían perfectamente bien”. El gobernador de Poltava ha compartido en Telegram varias imágenes que muestran los daños en algunas tiendas de ropa y comestibles.

Un responsable de prensa de la administración regional ha confirmado al diario Kyiv Independent que una planta de maquinaria para carreteras fue alcanzada por uno de los misiles e imágenes geolocalizadas por la CNN ubican este complejo a unos 500 metros del centro comercial. Las autoridades ucranianas han negado que la planta albergara material militar. “La planta prestaba servicios de colocación de asfalto, reparación de carreteras y fabricaba equipos especiales para este fin”, ha dicho este martes a la cadena estadounidense el jefe de la administración militar del distrito de Kremenchuk, Oleh Liednik.

El medio de investigación Bellingcat ha compartido en Twitter imágenes de las cámaras de seguridad de un parque cercano a la fábrica que, según señalan, indican que el centro comercial fue alcanzado primero, y luego un segundo misil alcanzó la fábrica.

Situada a orillas del río Dniéper, Kremenchuk alberga la mayor refinería de petróleo de Ucrania, según informa The Guardian. La BBC ha ubicado varias imágenes en el centro comercial Amstor, el edificio más prominente de las inmediaciones de la ciudad e informa de que la sección oriental de las instalaciones ha sido alcanzada. El centro comercial está situado a unos 130 kilómetros de las zonas de control ruso, según la cadena británica.

Condena de la ONU y el G7

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, ha condenado el bombardeo en una rueda de prensa. “Cualquier ataque que afecte a un centro comercial es totalmente deplorable”. Y ha recordado que durante el fin de semana, la capital, Kiev, fue atacada de nuevo, y un edificio residencial resultó dañado y los misiles también han impactado en zonas del oeste del país, lejos de la línea del frente. 

Los líderes del G7 también han expresado este lunes su condena ataque, calificándolo de “abominable”. “Los ataques indiscriminados contra civiles inocentes constituyen un crimen de guerra. El presidente ruso Putin y los responsables tendrán que rendir cuentas”, han dicho los líderes en un comunicado difundido por la presidencia alemana del grupo, que celebra su cumbre anual en Elmau (Baviera).

En su reunión, los mandatarios de las siete potencias han subrayado su “apoyo inquebrantable a Ucrania frente a la agresión rusa, una guerra injustificada que lleva 124 días” y han afirmado que seguirán prestando apoyo financiero, humanitario y militar a Ucrania, “durante todo el tiempo que sea necesario”. “No descansaremos hasta que Rusia ponga fin a su guerra cruel y sin sentido contra Ucrania”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats