Ucrania y Rusia esbozan un acuerdo de paz que implica la renuncia de Kiev a entrar en la OTAN

Una de las pasadas reuniones entre las delegaciones ucraniana y rusa en Bielorrusia

Tras 21 días de guerra y bombardeos de Rusia en Ucrania, mandatarios de ambos países arrojan una cierta esperanza de que se pueda alcanzar algún tipo de acuerdo en las reuniones que mantienen en busca de un alto el fuego, mientras continúan los ataques a civiles y los refugiados tratan de salir de las ciudades sitiadas.

Arne Westad, historiador: "Cuando China decida que está harta, la guerra terminará"

Arne Westad, historiador: "Cuando China decida que está harta, la guerra terminará"

Según adelanta en exclusiva The Financial Times, Ucrania y Rusia han hecho progresos significativos esbozando un plan de paz de 15 puntos que incluye el alto el fuego y la retirada de Rusia del país si Kiev se declara neutral, renuncia a la OTAN y acepta “límites” en sus fuerzas armadas.

El medio basa estas informaciones en tres personas involucradas en las conversaciones. El acuerdo, según las fuentes citadas por FT, implicaría que Kiev renuncie definitivamente a entrar en la OTAN y se comprometa a no albergar bases militares ni armamento extranjero, a cambio de protección de posibles aliados como EEUU, Reino Unido y Turquía.

El rotativo británico no detalla cuáles serían los 15 puntos mencionados, pero señala que un obstáculo para el acuerdo puede ser qué tipo de garantías para su seguridad exija Ucrania a Occidente y que estas sean aceptadas por Rusia.

Otro punto espinoso es la demanda de Rusia de que se reconozca la adhesión de Crimea que llevó a cabo en 2014 y que se acepte la independencia de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk, situadas en la región oriental ucraniana del Donbás, algo a lo que Ucrania se ha negado hasta ahora.

Mikhailo Podoliak, asesor del presidente ucraniano, ha puntualizado en Twitter que el borrador mencionado por el FT recoge las demandas rusas y que Ucrania por ahora solo confirma la petición de alto el fuego, la retirada de tropas y la petición de establecer “garantías de seguridad”.

Podoliak había dicho al Financial Times que “los territorios en disputa son un caso aparte”. “Por ahora estamos hablando de una retirada de los territorios ocupados desde el inicio de la operación militar el 24 de febrero”, ha dicho.

Sobre el modelo de neutralidad, Podoliak ha insistido en el citado diario que exigen la participación de países garantes que intervengan del lado de Ucrania en caso de que se vea amenazada su integridad territorial. El principal negociador ucraniano ha señalado además que Ucrania mantendrá su propio ejército y ha restado importancia, según el FT a la condición de no albergar bases extranjeras, señalando que esto ya estaba prohibido por la ley ucraniana.

A este respecto, Volodímir Zelenski ha comparecido telemáticamente en el Congreso de EEUU para pedir más ayuda contra la ofensiva rusa. En su discurso, ha hecho un llamamiento para que se cree una nueva alianza internacional llamada “U24, Unidos por la Paz”, en la que diversos países se unan para proporcionar la ayuda necesaria en 24 horas (armas, apoyo humanitario y económico, sanciones) en caso de conflicto.

Según el diario británico, dos de los participantes en las negociaciones dicen que el posible acuerdo contempla también “la consagración de los derechos del idioma ruso en Ucrania”, donde el ucraniano es el único idioma oficial, aunque la mayoría de la población -incluido Zelenski- es bilingüe.

Tras trascender la noticia del Financial Times, el portavoz del Kremlin Dimitri Peskov ha asegurado, en declaraciones recogidas por la agencia rusa RIA Novosti, que considera “prematuro” informar de cualquier tipo de acuerdo.

Ucrania ve posible “un alto el fuego” y una reunión Putin-Zelenski

En una entrevista a la cadena estadounidense PBS, Mikhailo Podoliak, se ha mostrado “confiado” en la posibilidad de alcanzar “un alto el fuego en los próximos días”.

Preguntado sobre una posible reunión entre Zelenski y Putin, el principal negociador ucraniano ha expresado que sería “la única opción para acabar con esta guerra” y que se está trabajando en las negociaciones en ello. “Estamos trabajando en documentos que los presidentes puedan discutir y firmar”, ha dicho. 

Previamente, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski ha destacado que Rusia mantiene un tono “más realista” en sus conversaciones.

“Las reuniones continúan. Según me han dicho, las posiciones en las negociaciones suenan más realistas. Sin embargo, todavía se necesita tiempo para que las decisiones sean de interés para Ucrania”, ha declarado.

Las conversaciones no están siendo fáciles, pero todavía hay cierta esperanza de alcanzar un acuerdo

Sergéi Lavrov

Optimista también se ha mostrado el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergéi Lavrov. En una entrevista con la cadena RBC recogida por Reuters, ha afirmado que hay “cierta esperanza”.

“Confío en la opinión de nuestros negociadores. Ellos dicen que las conversaciones no están siendo fáciles, pero que todavía hay cierta esperanza de alcanzar un acuerdo”, ha dicho Lavrov.

El mandatario ruso ha señalado que “el estatus neutral se está discutiendo ahora seriamente”, al igual que las “garantías de seguridad”.

La neutralidad que exigen a Ucrania es una de las cuestiones fundamentales para los rusos en las negociaciones.

El avance puede haber llegado después de que Zelenski se pronunciara este martes sobre el ingreso de Ucrania en la OTAN. En un mensaje dirigido a los mandatarios de los países nórdicos y bálticos convocados en Londres, Zelenski expresó que Ucrania asumía que no iba a entrar en la OTAN y que entendían y aceptaban que las puertas ahora “estaban cerradas”.

Ucrania había pedido su adhesión en la cumbre de la OTAN de 2008, en la que se acordó que el país entraría en la alianza atlántica.

En busca del modelo ucraniano y a vueltas con Austria y Suecia

Las negociaciones entre Rusia y Ucrania se retomaban este miércoles, después de dos intensas jornadas de conversaciones por videollamada.

Según ha declarado el asesor presidencial ruso Vladimir Medinski, jefe de la delegación rusa en las negociaciones, se estaría debatiendo la posibilidad de que Ucrania sea un estado neutral con su propio ejército “al estilo de Austria o Suecia”.

El portavoz del Kremlin Dimitri Peskov ha dicho también que una Ucrania neutral con su propio ejército, siguiendo los modelos de Austria y Suecia, estaba sobre la mesa y “podría ser visto como un acuerdo”.

El Parlamento de Austria aprobó el 26 de octubre de 1955 una ley constitucional que establece la “neutralidad perpetua” del país. No pertenecen a la OTAN y, en el Memorándum de Moscú firmado entre Austria y la Unión Soviética en el mismo año, Rusia había impuesto la neutralidad perpetua de Austria como condición. Según el Tratado, Austria no puede unirse a una alianza militar, permitir el establecimiento de bases militares extranjeras dentro de sus fronteras o participar en una guerra.

En 2016, Suecia se convirtió en un “Afiliado de la OTAN” (no miembro) y firmó un tratado que permite que las operaciones de la OTAN se realicen dentro de las fronteras del país. En los últimos días, ha crecido el apoyo popular a una posible unión a la Alianza Atlántica, algo que no gustó a Rusia, que avisó de posibles “represalias”.

Sin embargo, el jefe de los negociadores ucranianos, Mikhailo Podoliak, ha descartado esta opción. En un mensaje en Telegram, en el que reconoce los intentos “proactivos” de los rusos en el proceso de negociación, ha defendido que el modelo “solo puede ser ucraniano”, y no el de los países mencionados.

Este modelo de neutralidad defendido por Ucrania incluiría “garantías de seguridad” que incluyan, que en caso de ataque, los países firmantes “asuman obligaciones claras” y proporcionen armas y defensa aérea. Podoliak ha descartado que en la actual situación de ataque a Ucrania, siga siendo valido el Memorándum de Budapest, en el que el país renunció a las armas nucleares a cambio de seguridad y reconocimiento de su independencia. El mandatario ha exigido a los firmantes de aquel acuerdo, entre los que estaban EEUU y Reino Unido, que no se queden “al margen en caso de un ataque a Ucrania, como ocurre actualmente”.

Las exigencias de Ucrania incluyen, según el asesor presidencial, que se pueda “cerrar el espacio aéreo”. “Ucrania no quiere seguir dependiendo de procedimientos burocráticos que permiten o no cerrar el espacio aéreo”, ha escrito.

Por su parte, el negociador ruso ha insistido en que se reconozca la anexión de Crimea y se acepte la independencia de las “repúblicas populares” de Donetsk y Lugansk. Ha reiterado que el objetivo de lograr la “desnazificación” del país sigue siendo “clave” para Rusia y un “tema importante” en la agenda y piden leyes “más severas” para castigar la exaltación del nazismo.

Al menos 726 civiles muertos durante la invasión

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha registrado 1.900 víctimas civiles en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa hasta la medianoche de este martes. Las últimas cifras del organismo elevan a 726 el número de muertos, 52 de ellos menores de edad, y a 1.174 los heridos.

La mayoría de estas víctimas han sido causadas “por el uso de armas explosivas con una amplia zona de impacto, incluyendo bombardeos de artillería pesada y sistemas de lanzamiento múltiple de misiles y ataques con misiles y aéreos”.

La ONU cree que las cifras reales son considerablemente más elevadas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats