eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Carmena ordena el desalojo del centro social La Ingobernable

Los ocupantes del edificio, de titularidad municipal y reconvertido en un centro autogestionado, tienen de plazo hasta el 4 de abril para abandonar el inmueble

El Consistorio asegura que no tiene previsto ejecutar el lanzamiento notificado, pero mantiene abierto el procedimiento administrativo

"En caso de resistencia", advierte la resolución, "podrá solicitarse el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o imponerse multas"

- PUBLICIDAD -
Fachada de La Ingobernable durante la huelga del Día de la Mujer Trabajadora.

Fachada de La Ingobernable durante la huelga del Día de la Mujer Trabajadora. @CSIngobernable

Once meses después de su ocupación, el centro social La Ingobernable de Madrid se enfrenta a su desalojo. El edificio, de titularidad municipal, ha recibido ya la orden de lanzamiento firmada por la directora general de Patrimonio del Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena. Según el documento, al que ha tenido acceso eldiario.es, el inmueble debe estar vacío el próximo 4 de abril bajo amenaza de desalojo y multas. Fuentes del Consistorio aseguran que no se ejecutará el lanzamiento aunque han mantenido abierto el procedimiento administrativo hasta el final.

La resolución fue aprobada el 12 de febrero, firmada al día siguiente y cursada el 14. El Ayuntamiento daba cinco días a los ocupantes para abandonar el edificio y dejarlo a disposición del Consistorio. "En caso contrario", señala la orden de lanzamiento, "el Ayuntamiento de Madrid ejecutará el lanzamiento el día 4 de abril de 2018, a las 10:00 horas, por sus propios medios, a cuyo efecto bastará orden escrita de la Directora General de Patrimonio, de la que se entregará copia el día fijado para el acto".

La resolución concluye que "en caso de resistencia" el Ayuntamiento podrá adoptar "cuantas medidas" le permitan recuperar el inmueble. Y advierte de que "en caso de resistencia" se "podrá solicitarse el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o imponerse multas" de hasta el 5% del valor del inmueble "reiteradas por periodos de ocho días hasta que se produzca el desalojo".

Extracto de la orden de desalojo de La Ingobernable.

Extracto de la orden de desalojo de La Ingobernable.

El Ayuntamiento: "No habrá desalojo"

El Ayuntamiento asegura que no "habrá desalojo". Fuentes del área de Economía y Hacienda de quien depende Patrimonio explican a eldiario.es que la orden de desalojo se trata de un "procedimiento administrativo" que el Ayuntamiento de Madrid inició cuando se produjo la ocupación del espacio. Estas mismas fuentes insisten en que "no tiene validez judicial", una vía que solo puede abrirse a través de un acuerdo en Junta de Gobierno. Además, han resaltado que en ningún caso se recurrirá a la Policía o a multas, como recoge la orden.

"Vamos a ser prudentes y dialogantes. Compartimos que el edifico debe tener uso social-vecinal", aseguran desde el Gobierno. Lo que no ha sabido explicar el Ejecutivo local es por qué no se ha parado el procedimiento administrativo si la voluntad es mantener un diálogo abierto con La Ingobernable.

"En nuestra estrategia para el centro una de las claves es que los espacios públicos que hay sean para equipamientos sociales-vecinales y eso es consenso por todas las partes aquí, también para los vecinos. Otra cosa es que cualquier espacio público debe tener una situación administrativa normalizada", argumenta.

La exalcaldesa Ana Botella cedió el uso del inmueble en marzo de 2013 a la Fundación Ambasz por 75 años. Era de sobra conocida la amistad entre el arquitecto argentino Emilio Ambasz con el expresidente del Gobierno José María Aznar, esposo de Botella. Los planes de la fundación privada era derribar el edificio para construir uno nuevo, algo a lo que el Ayuntamiento de Madrid se ha opuesto hasta el punto de que ha iniciado los trámites para recuperar la cesión del uso. 

Desde La Ingobernable exigen al Ayuntamiento "la transparencia en la gestión urbanística a la que se comprometía en su programa", en relación con la "supuesta rescisión" del acuerdo de cesión del edificio, "y que por tanto informe del estado actual de la cuestión y de los motivos por los que la rescisión del contrato no ha tenido lugar (o no ha sido anunciada)".

Los ocupantes aseguran que sus "intentos de abrir un espacio de diálogo" con el Gobierno de Carmena han recibido como respuesta "la comunicación de una orden de lanzamiento", lo que consideran "una manera de poner en peligro la continuidad de un proceso que ha devuelto a las vecinas de Madrid parte de su patrimonio en una ciudad cada vez más hostil y difícil de habitar".

Once meses de actividad

La ocupación del edificio, que recibe su nombre por estar situado en la confluencia de la calle del Gobernador y el Paseo del Prado, se produjo tras una manifestación que recorrió el centro de Madrid para reclamar, entre otras cosas, la recuperación de los espacios públicos de la ciudad para sus vecinos y el fin de la turistificación.

Desde entonces desarrolla un trabajo similar al de otros centros sociales ocupados. La Ingobernable se define como "un Centro Social de Comunes Urbanos". Según sus propios datos, el edificio "da cobijo a casi medio centenar de colectivos (puntuales y permanentes) que lo utilizan para desarrollar actividades, reuniones, asambleas internas, cursos y talleres (poesía, yoga, boxeo, teatro, idiomas, informática, etc.)".

Los colectivos que utilizan el espacio para desarrollar sus actividades han elaborado un dossier para defender precisamente su labor y contestar al Ayuntamiento, que defiende recuperar el uso del inmueble para ponerlo a disposición de asociaciones y vecinos.

En la reciente huelga del Día de la Mujer Trabajadora, La Ingobernable funcionó como una de las sedes desde la que se organizó y sirvió de centro de comunicaciones.

Los alrededores del centro social La Ingobernable, que ha servido de punto de reunión este 8M / Olmo Calvo

Los alrededores del centro social La Ingobernable, que ha servido de punto de reunión este 8M / Olmo Calvo

Entre las organizaciones que utilizan las instalaciones de La Ingobernable están Ecologistas en Acción, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, la FRAVM.

El número dos de la candidatura de Manuela Carmena en 2015 y actual segundo teniente de alcalde así como concejal de Coordinación Territorial y Asociaciones, Nacho Murgui, presidió la FRAVM hasta su salto a la política institucional. Y él mismo promovió el centro social Seco, uno de los que más solera tiene en Madrid.

La relación entre Ahora Madrid, sus promotores y líderes y La Ingobernable es absoluta, aunque desde sus inicios quienes lo gestionan optaron por separar ambas esferas y evitar la identificación con las personas que integran el equipo de Gobierno de Carmena.

Uno de los vectores de la candidatura que llevó a Carmena a la Alcaldía nació precisamente en un centro similar, el Patio Maravillas,  que echaba definitivamente el cierre en junio de 2017. Justo un mes después de la ocupación de La Ingobernable.

Entre las personas que han pasado en estos 11 meses por el centro, sus promotores destacan a la escritora y activista feminista italo-estadounidense Silvia Federici o Perry Anderson, uno de los ensayistas políticos de cabecera de Pablo Iglesias. El líder de Podemos saludó el nacimiento del nuevo centro social el día de su ocupación. También lo hizo el coordinador federal de IU, Alberto Garzón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha