eldiario.es

9

MADRID

Cifuentes se niega a declarar por el caso Máster en la Asamblea de Madrid

La expresidenta de la Comunidad de Madrid se acoge a su derecho a no comparecer en la Comisión de Investigación de Universidades porque el objeto de la citación es "una materia que está en sede judicial"

Está procesada por la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster y la Fiscalía pide tres años y tres meses de prisión como "inductora" de la fabricación 

La oposición le ha afeado que no haya pedido "perdón" a los estudiantes y profesores "que se han sentido dañados" en una sesión a la que no ha acudido el PP 

33 Comentarios

Cristina Cifuentes comparece en la comisión de investigación de universidades de la Comunidad de Madrid

Cristina Cifuentes comparece en la comisión de investigación de universidades de Madrid

Cristina Cifuentes se ha negado a declarar por el caso Máster en la Asamblea de Madrid. La expresidenta de la Comunidad ha manifestado que se acoge a su derecho a no comparecer porque el objeto de la citación es "una materia que está en sede judicial, donde además ya he dado respuesta a todas y cada una de las preguntas que se han formulado". 

En medio de una gran expectación mediática, Cifuentes ha llegado a la Comisión de Investigación de Universidades con cinco minutos de retraso y acompañada de su letrada que, según ha explicado, le ha recomendado no declarar. La sesión extraordinaria, en la que era la única citada, ya había comenzado.

Casualidades del calendario, su reaparición pública ha coincidido con una efeméride relevante en su carrera ahora muerta: hace cuatro años que Mariano Rajoy la designó candidata a la Comunidad de Madrid. La elección le auguraba un futuro prometedor que poco tiene que ver con la imagen que ha dejado la expresidenta este miércoles. 

Tras dar los buenos días a la prensa, se ha quedado muda. Cifuentes mantiene así el silencio que la envuelve desde el pasado 25 de abril, cuando dimitió de su cargo en la Puerta del Sol. Lo que ha pasado desde entonces es de sobra conocido: una salida del partido en tres actos (en las semanas posteriores dejó la presidencia del PP, el escaño y hace dos días su carné de militante), una imputación tras perder su condición de aforada y un procesamiento que la ha puesto en camino del banquillo.

La Fiscalía pide tres años y tres meses de prisión para ella como "inductora" de la falsificación del acta del Trabajo de Fin de Máster que fue usada ante los medios para demostrar que había cursado los estudios en la Universidad Rey Juan Carlos con normalidad, "a sabiendas" que la defensa del trabajo "jamás se produjo". El escrito de acusación del Ministerio Público la señala como "inductora" de la fabricación de ese documento y abunda en que lo exhibió en varios medios y redes sociales "para evitar las nefastas consecuencias políticas a las que debería enfrentarse".

"¿Se arrepiente de algo?"

La expresidenta ha escuchado con un semblante serio y sin apenas gesticular las preguntas de Ciudadanos, PSOE y Podemos durante más de media hora. El PP no se ha presentado a la sesión. Todos le han solicitado que pida perdón. "¿Se arrepiente de algo?", le ha preguntado el diputado César Zafra, de la formación naranja. "Tenía una oportunidad hoy de pedir disculpas sinceras. Sería un modo razonable de acabar esta sesión", ha apuntado, por su parte, el diputado socialista Juan José Moreno.

Eduardo Rubiño, de Podemos, también le ha afeado que "al menos que no haya tenido unas palabras para toda esa gente que se ha visto dañada por usted". "Ha pedido una oportunidad de oro, ya no solo para repararse, sino también para reparar el cargo y la dignidad de la institución que usted representó", ha añadido.

Ningún diputado del PP ha acudido a la sesión a formular preguntas, como tampoco lo hicieron en las dos anteriores. Tampoco nadie del grupo parlamentario ha acompañado a Cifuentes a la sala donde tenía que comparecer. Una soledad que contrasta con el "paseíllo" que la ovacionó en 2017, cuando fue citada en la Comisión de Investigación de la Corrupción Política en la misma Cámara regional.

Entonces era mitad de legislatura, soplaba el viento a favor y la carrera de Cifuentes enfilaba el ascenso. Todo su equipo la respaldaba y llegó a la sesión escoltada por su mano derecha, Ángel Garrido. Fuentes del grupo parlamentario popular aseguran que estaban "a disposición de lo que necesitara" la expresidenta pero que ella "no ha pedido nada". 

Tras 40 minutos atendiendo sin pestañear las intervenciones de la oposición, Cifuentes se ha marchado como llegó. En silencio, rodeada de ruido. La puerta del ascensor se ha cerrado detrás de ella. Hoy hace cuatro años que

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha