eldiario.es

9

MADRID

Ciudadanos, en la encrucijada con Vox: solo tendrá la presidencia de la Asamblea de Madrid con su apoyo

La formación naranja debe decidir antes del martes si negocia y cómo lo hace con Vox para que le brinde su apoyo y conseguir el objetivo de presidir la institución 

No conseguir este respaldo implica que el partido se arriesga a perder este puesto porque, si no hay mayoría absoluta, el elegido será del PSOE 

Gabilondo ya ha confirmado que los socialistas se postularán para presidir la Asamblea mientras Ciudadanos y Vox continúan sin hablar

Ignacio Aguado (Ciudadanos) sobre Torra: "Es reiteradamente xenófobo"

Ignacio Aguado (Ciudadanos) sobre Torra: "Es reiteradamente xenófobo" EFE

El tiempo corre en la Comunidad de Madrid y en los próximos días Ciudadanos enfrenta su primera gran encrucijada en las negociaciones. Antes del martes debe decidir si se sienta con Vox, con quien ha asegurado que no quiere negociar, para lograr su objetivo de presidir la Asamblea de Madrid. Es la única manera de conseguirlo: el presidente o presidenta de la institución se elige por mayoría absoluta y los votos del PP no son suficientes para alcanzarla. 

No recabar esos apoyos implica un serio peligro para Ciudadanos. La formación se arriesga a perder la silla de la presidencia y que quede en manos del PSOE. El reglamento marca que, si no hay mayoría absoluta, se lleva a cabo una segunda votación entre los dos nombres con más respaldo y el más votado es el elegido.

El candidato socialista, Ángel Gabilondo, ya ha confirmado que el PSOE se postula para ocupar este puesto como partido más apoyado en las elecciones y que no va a negociar "nada" con Vox. Esto cierra la puerta a que los socialistas apoyen la presidencia de Ciudadanos en la institución. "Con un acuerdo entre PP y Ciudadanos no hay mayoría para poner un presidente de la Comunidad ni de la Asamblea. Solo se logrará si Vox participa en el proceso", ha recordado Gabilondo, que también ha subrayado que, sin la extrema derecha, el bloque de izquierdas (PSOE, Más Madrid y Podemos) suma más votos que el de derechas. 

Mientras, las formaciones de Albert Rivera y Santiago Abascal siguen sin hablar. La candidata de Vox, Rocío Monasterio, ha lanzado este jueves un órdago más a los de Ignacio Aguado: "Si ellos tienen interés en fijar una posición, les interesará hablar con nosotros de eso. Hay tiempo para llegar a acuerdos". Monasterio asegura que no ha recibido ninguna llamada de la formación naranja y ha insistido en que un pacto a la andaluza ya no es un modelo válido en la Comunidad de Madrid. "El señor Aguado sabe que para estar cuatro años en el gobierno hay que hablar con tus socios de legislatura". 

Ignacio Aguado reitera que no va a negociar un acuerdo con Vox. Pero no se muestra tan tajante al ser preguntado por un pacto para el reparto de puestos en la Mesa de la Asamblea. "No hemos tomado una decisión. Habrá que decidir los siete puestos y queremos ostentar la presidencia", ha señalado Aguado. 

La Mesa de la Asamblea de Madrid es el órgano de Gobierno de la institución y está formada por un presidente, tres vicepresidentes y tres secretarios. Los puestos se reparten en principio por representatividad porque cada uno de ellos se elige por mayoría tras la votación secreta de los 132 diputados.

Fuentes parlamentarias explican que, tras los resultados del 26M, el reparto inicial pasaría por tres diputados para el PSOE, dos para el PP y dos para Ciudadanos. A partir de aquí empezarían las cesiones entre partidos. El partido menos votado en 2015 (Ciudadanos) ocupó la primera vicepresidencia tras un acuerdo con el PP, por ejemplo. En esta ocasión está por ver cómo funcionan esas transmisiones de puestos y qué pide Vox a cambio de respaldar que Ciudadanos tenga la presidencia. 

Cómo se eligen los representantes de la Mesa

El próximo martes habrá cuatro votaciones: una para elegir al presidente, otra para designar a los tres vicepresidentes, otra que proclame a dos de los secretarios y la última, de la que saldrá el tercer secretario. Las vicepresidencias se votan a la vez y "resultarán elegidos, por orden sucesivo, los tres diputados que obtengan mayor número de votos", según el Reglamento. Y el mismo sistema se utiliza para las secretaría primera y segunda. La tercera se elige por separado. Las reglas permitirían que PP, Ciudadanos y Vox, con su mayoría absoluta, se repartieran al menos cinco puestos de la mesa. Esas mismas reglas establecen, en todo caso, un techo para evitar que un mismo grupo acapare más de cuatro sillones. "En ningún caso Mesa podrá estar formada por más de cuatro diputados pertenecientes a la misma formación". 

Los socialistas aseguran que aún no han acordado nada en este sentido con ningún grupo. "Todo esto hay que hablarlo. Con Más Madrid nos reunimos mañana y tampoco hemos hablado ni con el PP ni con Ciudadanos para hacer un acuerdo de estos. Hay que lograr mayorías también para estos puestos. Es un sudoku", ha afirmado Ángel Gabilondo.

El candidato del PSOE ha pedido a Aguado que le informe antes de la votación del martes sobre si reúne o no la mayoría suficiente. "Para saber a qué atenernos", ha apuntado. Por su parte, el aspirante de Más Madrid, Íñigo Errejón confía en que los puestos sean "proporcionales" a los votos obtenidos el 26M al ser preguntado sobre si espera que el PSOE le ceda una silla. Todos los escenarios están abiertos. 

El Partido Popular, mientras, empieza a reproducir las dinámicas que marcaron el pacto andaluz, pese a que Vox ya ha rechazado que se repita el modelo de negociaciones por separado. La candidata conservadora, Isabel Díaz Ayuso, ya ha mantenido su primer encuentro con Rocío Monasterio (Vox) y este viernes se reúne, junto a los respectivos equipos negociadores, con Ignacio Aguado. "Nos ofrecemos a ayudar a que se entiendan pero creemos que finalmente se entenderán", ha apuntado Díaz Ayuso, que anticipa, sin embargo, que "el proceso" para llegar a un pacto será "de muchos días". 

Pero la primera encrucijada ya está encima. En los próximos cinco días Ciudadanos tendrá que decidir si convence a Vox para que con sus votos eleven al partido a la pieza más codiciada de la Asamblea de Madrid: la presidencia. Los conservadores ya se han comprometido a brindar su apoyo al nombre que propongan, incluido el expresidente Ángel Garrido. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha