Almeida acepta que los ediles escindidos de Más Madrid puedan formar grupo mixto después de que se abriesen a apoyar su plan de movilidad

Los concejales de Recupera Madrid Luis Cueto, Marta Higueras, José Manuel Calvo y Felipe Llamas.

Los cuatro ediles escindidos de Más Madrid –Marta Higueras, José Manuel Calvo Felipe Llamas y Luis Cueto– podrán formar grupo mixto tras abandonar la formación en marzo por discrepancias con la dirección del grupo. En una resolución, fechada este mismo lunes, los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Madrid han desestimado el recurso interpuesto por la portavoz de la formación Rita Maestre del pasado 8 de abril, y han confirmado la constitución del grupo mixto. La respuesta de la corporación local llega solo unos días después de que los ediles se abrieran a apoyar la Ordenanza de Movilidad del Gobierno de José Luis Martínez-Almeida, que incluye la redefinición de la amplia zona de bajas emisiones después de que la justicia tumbara Madrid Central por un defecto de forma, una medida para contener la contaminación de la ciudad en marcha durante el mandato de Manuela Carmena.

El recurso administrativo de Maestre –que considera a sus excompañeros "tránsfugas" por irse del grupo y no entregar el acta de concejales– había dejado en stand by la creación de este grupo mixto que los ediles escindidos han denominado Recupera Madrid. Los concejales quedaron de forma automática apartados de los plenos o las comisiones de las áreas de Gobierno. La resolución permite a Recupera Madrid volver a estar presentes en esos espacios y votar en los plenos, además de disponer de recursos económicos y de personal propio.

La resolución es una victoria para los cuatro ediles frente a sus excompañeros que defendían que debían ir al grupo de los no adscritos. El pasado 4 de marzo se producía el anuncio oficial después de meses de tensiones y distanciamientos e Higueras, Calvo, Cueto y Llamas se separaban del grupo municipal. Entonces, argumentaron que querían ser "fieles al proyecto original liderado por Manuela Carmena" y pidieron al secretario del Pleno que se pronunciara sobre su situación. El secretario dictaminó que el grupo mixto podía constituirse un mes después, el 5 de abril. Pero Más Madrid recurrió.

La resolución de los servicios jurídicos se produce solo unos días después de que sus concejales se abrieran a apoyar la ordenanza de movilidad. Uno de estos ediles José Manuel Calvo explicaba esta semana a elDiario.es en una entrevista que estaban abiertos a votar a favor de la nueva ordenanza alegando, precisamente, que si no se aprueba la sentencia que deroga el Madrid Central original llevará a la política de movilidad de la capital dos décadas atrás, antes de que existieran las áreas de prioridad residencial que puso en marcha Alberto Ruiz Gallardón y que supuso la primera limitación al tráfico en la ciudad.

Desde Más Madrid consideran que la resolución es un "hecho muy grave". "Estamos ante un hecho muy grave. Se dan favores políticos a cambio de de recursos (monetarios y humanos). Literalmente el PP compra tránsfugas a cambio de votos para aprobar la ordenanza de movilidad", aseguran fuentes del grupo municipal. Y añaden: "No le importa saltarse el pacto Antitransfuguismo y meter a nuestras instituciones en el barro. Todos los partidos deberían estar juntos contra el transfuguismo pero el PP se desmarca y los compra, sin importarle el daño que esto hace a nuestra democracia".

Desde Más Madrid denuncian además que en la resolución, los servicios jurídicos no han tenido en cuenta –tampoco mencionado– el dictamen no vinculante del pasado mes de julio de la comisión jurídica asesora de la Comunidad de Madrid, formada por funcionarios de carrera, que concluía que los cuatro ediles escindidos no pueden formar grupo mixto, como pedían, sino ser considerados como no adscritos, el posicionamiento que defendían desde el grupo municipal encabezado por Rita Maestre. "Si los cuatro concejales que formularon la consulta abandonaran el grupo político de Más Madrid, por ser ese su grupo de procedencia, en coherencia con las listas electorales presentadas a los comicios que determinaron su condición de concejales electos, deberá atribuírseles la condición de miembros ‘no adscritos’”, aseguraron.

Con la resolución de este lunes por parte de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Madrid se pone fin a la vía administrativa. A Más Madrid le queda acudir a la vía judicial si quiere seguir peleando. Tiene un plazo de dos meses para hacerlo. Desde la formación confirman a elDiario.es que recurrirán la resolución ante contencioso-administrativo y pedirán medidas cautelares.

Etiquetas
Publicado el
23 de agosto de 2021 - 17:47 h

Descubre nuestras apps

stats