Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal

Almeida tramita convertir en 23 viviendas dos edificios industriales de Ciudad Lineal propiedad del patrocinador del Atlético

Edificios de Ciudad Lineal sobre los que se ejecutará el cambio de uso.

Diego Casado

Madrid —

3

El Ayuntamiento de Madrid ultima su visto bueno al próximo proyecto urbanístico de Cívitas, la promotora que actualmente pone nombre al estadio del Atlético. Un plan especial propuesto al consistorio apuesta por convertir en viviendas dos parcelas con edificios de uso industrial en el Barrio de la Concepción, que puede ser desarrollado gracias a los cambios normativos aprobados recientemente por el consistorio.

El proyecto, al que ha tenido acceso este periódico, propone unir las dos parcelas situadas en el número 7 de la calle Fernández Caro, que actualmente cuentan con uso cualificado industrial y suman 705 metros cuadrados. El objetivo es levantar en su lugar una urbanización con jardín, piscina y 23 pisos, dos de ellos amplios áticos con terraza abierta. La actuación incluye 12 plazas de garaje en el subsuelo.

La operación inmobiliaria es posible por la modificación de las normas urbanísticas que aprobó el pasado noviembre el Ayuntamiento de Madrid, según las cuales se puede cambiar el uso industrial por el residencial aumentando su rentabilidad a través de un plan especial. El propuesto por Cívitas incluye 2.907,32 metros cuadrados de superficie construida, distribuidos en seis alturas y sótano, con un bajo, cuatro viviendas por planta de unos 90 metros cuadrados (contando zonas comunes) y dos áticos de unos 150 metros cuadrados cada uno.

La empresa calcula que gastará casi nueve millones de euros en las obras de remodelación para construir las viviendas y los garajes, que venderá por un valor aproximado de diez millones. Las obras durarán entre dos y tres años, según el plan económico al que ha tenido acceso Somos Madrid.

La actual altura del edificio data de un proyecto del año 1968, cuando se permitió ampliar la construcción hasta las seis plantas actuales, destinadas principalmente a oficinas. Cívitas adquirió recientemente este inmueble después de que las dos parcelas se pusieran a la venta en el año 2021, según la documentación consultada por este periódico. En su interior operan actualmente varias empresas y el bajo lo ocupa una academia de inglés para niños.

En principio, las obras planteadas no afectarán a la morfología y volumen del edificio y serán inferiores al 50% de su superficie, según la memoria municipal del proyecto. La altura será la misma que la de los bloques de oficinas que tiene al lado o la del hotel que se levanta enfrente.

Desembarco en Madrid con el Atlético

La propietaria de la construcción e impulsora del plan especial es la empresa Fernández Caro 7 SL, controlada totalmente por Cívitas, un holding de promociones inmobiliarias que está incrementando sus operaciones en Madrid durante los últimos meses. Su desembarco en la capital ha coincidido con el patrocinio del Atlético de Madrid, que ha puesto su marca como apellido del estadio Metropolitano durante diez años y participa en la construcción de su nueva ciudad deportiva.

El desarrollo urbanístico situado en el Barrio de la Concepción incluye la cesión obligatoria para el Ayuntamiento de un local de 179,68 metros cuadrados, en compensación por el exceso de edificabilidad que permitirá la operación para Cívitas. El informe económico municipal bendice esta operación asegurando que será rentable para las arcas públicas por el ahorro de alquileres al disponer de este nuevo local –situado en la superficie que ocupa la citada academia de inglés– así como por el pago del IBI de las viviendas o de los impuestos por las licencias de obra.

El equipo de Almeida también valora la operación porque “supone dar respuesta a la necesidad constante de vivienda en Madrid”, explica en el análisis efectuado de la propuesta. El plan especial propuesto por Cívitas se aprobó inicialmente por parte del área de Urbanismo municipal el pasado 1 de febrero, y se encuentra actualmente en periodo de información pública, sobre el que se pueden hacer alegaciones hasta el próximo 22 de marzo.

La operación de Cívitas para transformar un edificio de oficinas en otro de viviendas coincide con varias operaciones inmobiliarias en Madrid en las que se están reconvirtiendo este tipo de espacios hacia otros negocios más rentables, debido a la pérdida del valor de los inmuebles dedicados a alojar empresas a raíz del aumento del teletrabajo después de la pandemia.

En el centro de Madrid los bloques de oficinas se están reconvirtiendo en hoteles o apartamentos turísticos. Es lo que va a ocurrir, por ejemplo, en los dos edificios que posee la Casa de Alba en la calle Princesa. O en varios números de la Gran Vía, camino de convertir sus antiguos despachos de empresas en miles de habitaciones de lujo.

Etiquetas
stats