Al menos 10 edificios de Chueca denuncian cortes de luz en plena ola de frío por una avería que Iberdrola no logra solucionar

A la izquierda, edificios afectados por el corte de luz en una calle Pelayo nevada

Marta Hergueta, improvisada portavoz de los vecinos de cuatro edificios de viviendas de la calle Pelayo, relata la situación que están sufriendo quienes habitan en los números 56, 58, 60 y 62 de la mencionada calle a causa de una avería eléctrica que también afecta a otros edificios de calles colindantes como San Gregorio, Luis de Góngora y Belén.

La avería fue detectada hace al menos un año, el pasado mes de diciembre ya avisó cuando hubo un pequeño corte de luz y en estos días en los que con la ola de frío que afecta a Madrid el consumo eléctrico se ha disparado ha sido cuando la cosa ha empeorado sin remisión. La compañía Iberdrola, encargada del mantenimiento de la red en esta zona, fue consciente desde el primer momento de la avería, pero hasta el momento no ha sabido darle solución. Hay decenas de viviendas afectadas.

"La primera vez que sufrimos un corte de luz fue en diciembre. Sólo duró una hora y la compañía Iberdrola nos dijo que la causa del mismo fue que había demasiados edificios conectados a un cable concreto. El problema se ha convertido en muy grave desde el pasado domingo. Ahora mismo volvemos a estar sin luz y no sabemos cuándo se va a solucionar la cosa", afirma esta vecina que la pasada noche tuvo que irse a un hotel para evitar el frío que hacía en su casa.

Desde que en la madrugada del pasado domingo comenzaran de nuevo los cortes de suministro eléctrico estos han sido constantes. "Ayer lunes, a las 9:20 horas de la mañana se fue de nuevo la luz y no volvió hasta las 13:30 horas, para irse a las 15 horas y regresar a las 3 de la mañana. Hoy nos hemos vuelto a quedar sin luz a las 13 horas y aún seguimos sin servicio", relata.

Sin calefacción ni agua caliente, estos vecinos están haciendo frente a la ola de frío que azota Madrid estos días como buenamente pueden pero hay aún entre ellos a quienes la falta de luz afecta más gravemente: una vecina mayor, conectada a un respirador de oxígeno, vive la situación de forma más preocupante.

Además, cuenta Hergueta, muchos de los vecinos están teletrabajando estos días, algo para lo que la luz resulta imprescindible, por no hablar de las averías que están sufriendo algunos de ellos en determinados aparatos eléctricos con tanta ida y venida de suministro.

Lo peor de la situación, según denuncian, es que desde Iberdrola no les informan sobre cuánto tardarán en resolver la avería. Con sus vecinos, Hergueta se plantea poner directamente una denuncia conjunta contra la eléctrica y asegura que, si bien ésta se excusa ahora en lo complicada que es la movilidad estos días, a causa del paso de la borrasca Filomena, para solucionar rápidamente la situación, sabían de la existencia de la misma desde diciembre y no han hecho más que "parchearla" durante este tiempo.

"Desde la contrata de mantenimiento nos han reconocido que el problema es muy serio, que el cableado es muy antiguo y es preciso cambiarlo por completo para que el suministro sea estable y seguro y que es necesaria la intervención de un ingeniero".

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2021 - 18:29 h

Descubre nuestras apps

stats