Las Fiestas de Pez homenajean a Manuel Sosa: bohemio, fotógrafo y soñador

sosa-portada

Las Fiestas de la calle del Pez de este año homenajean al fotógrafo Manuel SosaManuel Sosa, un enamorado de Malasaña fallecido prematuramente hace unos meses. Será después del pregón de este viernes con el que Álex de la Iglesia dará por comenzados los festejos. Juan Carlos González, de Carpetania Madrid, recuerda así a Sosa:





Fotografía de Sosa de la calle del Pez




Manuel Sosa , bohemio y soñador, llegó al barrio, hace unos años, en busca de una nueva etapa para su vida.



Como asturiano, fotógrafo, forastero y como observador solitario, dispuesto a recoger el latido del barrio a través de tres ojos: los suyos y el de su cámara



Paseó a pie, por las calles y plazas, se detuvo frente a escaparates, edificios y pisos bajos, retrató cúpulas y buhardillas -si, incluso en las cumbres, donde el barrio tiene esos tejados de teja que le dan aspecto  más de pueblo que de ciudad-. Sosa, visitó nuestros bares, empezó a conocer gente, a charlar, a comunicarse , a sentir el sabor del barrio y a vivir entre nosotros.



Durante un tiempo acudía a la Plaza del Dos de Mayo, todos  los sábados, para recoger con la ayuda de su cámara la actividad de ese mercadillo de a poco, pero que allí continúa junto a las terrazas y a sus gentes. El resto de los días los dedicaba  a seguir paseando, tirar fotos, casi de manera compulsiva, una y otra vez más.



"Ya tengo fotografiado el barrio de arriba abajo y todos los rincones, hasta las fronteras", me decía, pero cada día, la luz y la gente resulta distinta. Los vecinos cambian de ropa y, a veces, con las prisas, incluso hasta su manera de caminar.



Como admirador de Valle-Inclán, incorporó la  fotográfia esperpéntica al barrio e imaginó lo que veía Ramón Gómez de la Serna en Maravillas.



Sosa con el libro de fotografías sobre Malasaña que editó




Sin embargo, esa búsqueda y esa necesidad de encontrar algo de dinero con sus fotos se fue esfumando. Se lanzó a la aventura editorial, se autoeditó libros,  pero no llegaron los  ingresos. Hubo un momento que ya no tenía dinero para pagar la habitación, el barrio costaba cada vez mas. Se mudó a Tetuán ... y, al final, después de unos años, volvió derrotado y con sabor agrio a Gijón, donde volvió a vivir con sus padres, pasando sus últimos meses fotografiando otros espacios. Un día de enero ya no despertó más.



Hoy, hubiera seguido viviendo el barrio y viendo sus cambios que han sido muchos en estos últimos años, y los que serán; escribiendo, tomando notas y, sobre todo, amarrado casi amorosamente a su cámara.



Guardemos su memoria, en las fiestas de este año 2017, y en esta eterna calle Pez, una de sus calles favoritas, miremos sus fotos que tanto nos han dejado de él , del tiempo en que nos conoció y en que se enamoró de Malasaña.

"Como la calle del Pez, por decir una calle que se me viene ahora a la cabeza, no tuvo la dicha de ser un pez muerto en ninguna guerra, o ser calle de ninguna movida, no ha dado lugar a ningún tipo de discordia, estaría simplemente incluida en el barrio de Maravillas así sin más" (Manuel Sosa)

Enlaces / Manuel Sosa :-Enlaces / Manuel Sosa :

Fotos Blog Manuel Sosa- Calle del Pez :

-Libro de fotos de Manuel Sosa "Je t'aime, Madrid"

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats