La portada de mañana
Acceder
El apoyo del Congreso y empresarios encarrila la gestión de los indultos
Saber cuánto dura la inmunidad al nuevo COVID determinará la pandemia
Opinión - Subvencionar a los niños que quiere Vox, por Ignacio Escolar

Suspendido el cambio de nombre a la Plaza del Rastrillo, a la espera de la justicia

Cartel identificativo en la plaza Juan Pujol | SOMOS MALASAÑA

El Ayuntamiento de Madrid ha paralizado temporalmente "por prudencia" el cambio de nombre de la Plaza del Rastrillo (actual Juan Pujol), en el corazón de Malasaña, mientras se resuelven los tres recursos judiciales planteados por particulares contra el acuerdo municipal que aprobó el cambio de 52 nombres franquistas en el callejero de la capital, informa en nota de prensa.

El cambio de placas fue acordado por la Junta de Gobierno el pasado 4 de mayo, después de aceptar la propuesta de la Comisión de la Memoria Histórica creada para tal efecto y de recibir los votos favorables de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos para el cambio. Desde entonces se han iniciado seis recursos administrativos en contra del cambio, cuatro de ellos con la petición de medidas cautelares que significarían la retirada de las hipotéticas nuevas placas.

De estos recursos, uno ya ha sido tumbado por la justicia, pero el Ayuntamiento ha decidido aplicar el principio de "prudencia" para esperar la resolución de los otros tres que piden las medidas cautelares, para no iniciar un cambio de placas que podría ser echado para atrás por el juzgado.

El consistorio afirma que ya ha elaborado un protocolo de información a los vecinos afectados, que pondrá en marcha una vez que se reanude el proceso de cumplimiento del acuerdo recurrido. "Se pretende informar puntualmente a los vecinos afectados tanto de los motivos por los cuales se ha procedido al cambio de denominación de sus calles, con información referida al nuevo nombre otorgado, como respecto a todos los trámites que puedan verse obligados a realizar a consecuencia de ello", informa el Ayuntamiento.

En el caso de la plaza de Juan Pujol, el cambio de nombre a El Rastrillo solo afectará a los vecinos de un portal y al restaurante El balcón de Malasaña, único local con dirección postal en la citada plaza. Se da la circunstancia de que algunas aplicaciones como Google Maps no han esperado al Ayuntamiento y  ya recogen el cambio en el buscador, además de haber eliminado los nombres franquistas.

Paco

Menos mal que ganó la idea de volverla a llamar Plaza del Rastrillo. Sólo saber que estaba de candidata "plaza de la movida"... qué horror

Alfredo

mejor haberla dejado como estaba y preocuparse por cosas más importantes que cambiar nombres de calles por revanchismo ideológico...
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats