Prohibidas las actuaciones de músicos callejeros con altavoces en todo el centro de Madrid

Actuación de un músico callejero en un videoclip rodado en Madrid

Se acabó tocar con amplificadores en las calles de Madrid. El Ayuntamiento ha publicado esta semana la orden para impedir cualquier actuación con altavoces en la zona centro, donde solo será posible los conciertos callejeros acústicos y, en algunos casos, acompañados de percusión.

La Junta de Centro toma esta medida -publicada esta misma semana en el Boletín Oficial del Ayuntamiento- debido a que con la anterior normativa "han sido numerosas las quejas y protestas de la vecindad y comerciantes del distrito, mayoritariamente por el uso de elementos de amplificación o reproducción sonora", lo que ha provocado que la actividad musical "alterara la convivencia y el descanso de la vecindad", considera el consistorio en el texto de la nueva instrucción.

Hasta ahora, los músicos podían tocar en Madrid con pequeños altavoces de hasta 20 vatios de potencia en doce puntos de la capital, ubicados en las principales calles y plazas del centro. A partir de este año 2022 podrán seguir haciéndolo pero solo utilizando percusión, sin ningún elemento de ampliación o reproducción sonora (ver más abajo el listado de calles).

Los horarios para las actuaciones musicales no cambian: será posible hacerlo de lunes a domingo, de 12.00 a 14.00 en horario de mañana y de 18.00 a 21.00 en horario de tarde en doce puntos neurálgicos y durante el mismo horario de los fines de semana para otras ubicaciones. Los que incumplan estos márgenes temporales se podrán exponer a sanciones de la Policía Municipal.

Las actuaciones de músicos callejeros se regularon en la época de Ana Botella como alcaldesa, quien introdujo la necesidad de contar con un permiso municipal para ejercer su actividad, conseguido mediante un examen previo. La medida cosechó las protestas de numerosos músicos -algunos lo hicieron con ironía- pero se acabó asentando, aunque con la llegada de Carmena a Cibeles la concesión de la autorización fue automática, sin pasar por ninguna evaluación.

Durante la anterior legislatura, la Junta de Centro publicó una serie de lugares y de horarios en los que estaban permitidas las actuaciones musicales, normativa que entró en vigor en 2018 y que en 2019 tuvo que ajustarla ante las quejas vecinales por ruido. En el año 2020, ya con Almeida en la alcaldía, el horario de todos los conciertos callejeros se redujo a cinco horas diarias.

Actualmente, el Ayuntamiento ofrece 500 permisos semestrales para tocar en las calles de Madrid. Los músicos interesados en obtenerlas tienen que rellenar un formulario y presentarlo entre el 1y 15 de abril (para el segundo semestre) o entre el 1 y el 15 de octubre (para el primero). En el caso de que haya más peticiones que permisos, el consistorio efectúa un sorteo entre todos los solicitantes. Si no, la concesión de la autorización es automática.

Según la normativa municipal, los intérpretes han de guardar una distancia de 75 metros entre ellos y no tocar a menos de 20 metros de una terraza. Tampoco se pueden reunir más de 5 miembros por grupo en las zonas más concurridas, número que se amplía a 7 en otras áreas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats