La portada de mañana
Acceder
España hizo durante la Navidad un 29% menos de pruebas de COVID-19
Sánchez y Casado lanzan en Catalunya la campaña más incierta
Opinión - Lo de las vacunas no lo vamos a consentir, por Elisa Beni
El día 5 de diciembre las áreas infantiles y de gimnasia permanecían clausuradas

El lunes 26 de diciembre los vecinos de la Zona Básica de Salud de General Moscardó (en Tetuán) supieron que quedaban confinados perimetralmente a partir del lunes 28. Ese mismo lunes, con mucha menos publicidad, supimos que se había publicado en el BOCAM una excepción: quedaba fuera de la zona confinada la manzana de Azca, estableciéndose los límites de dicha excepción en la avenida del General Perón, el Paseo de la Castellana, la calle de Raimundo Fernández Villaverde y la calle de La Vaguada y su prolongación hasta la avenida del General Perón y la calle de Raimundo Fernández Villaverde. Extrañaba un poco leer que la frontera pasaba por una desconocida calle interior de Azca (La Vaguada) y no por la calle Orense. Esta es precisamente la vía donde se encuentra el acceso a El Corte Inglés.

Ese mismo día recibimos avisos de lectores acerca de que los parques infantiles de Azca estaban precintados, pero no lo vimos noticioso : perfectamente podría tratarse de una descoordinación puntual entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Pasada una semana larga desde el comienzo del confinamiento de la zona, sin embargo, hemos podido comprobar que las zonas infantiles de Azca, situadas en el lateral de la Torre de Picasso, continúan clausuradas con la habitual cinta roja y blanca. Lo mismo sucede con el área de gimnasia para adultos contigua, aunque la cancha de baloncesto que hay al lado sí está abierta.

Y ahora sí que parece ya significativo, sobre todo porque, según ha publicado Eldiario.es, la zona comercial excluida está más concurrida que nunca por las compras navideñas.

Durante estos días, apenas hemos conocido controles en la zona de General Moscardó. En este medio, vimos en la calle Dulcinea, una ubicación extraña, ya que es una península en el dibujo de la zona, lo que la convierte en un punto confuso para el ciudadano más que en un paso por el que la gente se salta la restricción de mala fe. Donde no vimos presencia policial fue en la calle Orense y los aledaños de Azca, sin embargo. Resultaría lógico pensar que, si hubiera razones sanitarias para excluir la manzana, también debería hacerse con las zonas infantiles y de gimnasia.

La exclusión de Azca, por otro lado, supone quitar a los vecinos de la zona confinada el mayor área peatonal al aire libre de la que disponen, ya que al recortársela no pueden, en teoría, acceder allí. Al contrario que el resto del Madrid no confinado.

Etiquetas
Publicado el
6 de enero de 2021 - 14:00 h

Descubre nuestras apps

stats