Sobre este blog

La Meseta es un nuevo blog en el que Castilla y León se abre a la red, sin cortapisas, sin presiones y con un único objetivo: informar, contar, relatar. Informar lo que ocurre esta Comunidad Autónoma sin que nadie imponga sus criterios. Contar lo que habitualmente no se encuentra ni en la Red ni en papel. Relatar opiniones de los que tengan algo de qué opinar. Todo ello pensado para una tierra mesetaria, en la que apenas hay sobresaltos, y con la pretensión de aportar un grano de arena para el avance intelectual y material de esta región.

"Que el archivo de Centelles esté en Salamanca fue una cuestión de mala gestión política"

Joaquín Gasca, en la exposición '[Todo] Centelles' de Madrid. Foto: Luis Miguel Romero

Joaquín Gasca es una de persona dinámica, activa, de las que no para y lucha por su trabajo. Si cree en un proyecto luchará por él, ante todo y ante quienes intenten boicotearlo. Gasca cree en Agustí Centelles. Lucha por el fotoperiodista valenciano-catalán-español. Pero se le nota cansado, hastiado de tanta polémica con el fondo documental, de intrigas palaciegas, de peleas internas, de discusiones por el valor del trabajo del considerado mejor fotoperiodista español de la posguerra. Joaquín Gasca ya ha dicho basta. Y quiere bajarse del trabajo de Centelles, aunque todo está por ver.

¿Qué es el proyecto '[Todo] Centelles'?

La fotografía comenzó siendo una técnica, pasó a convertirse en un arte y el paso del tiempo la ha convertido en un documento histórico y social. Hasta ahora, las exposiciones realizadas sobre la obra de Centelles adolecen de documentación, como se puede comprobar en todos los catálogos que se han impreso hasta la fecha. Todo Centelles tiene como propósito acercar la imagen al visitante con el máximo de documentación. O en su caso, aportar la documentación suficiente para que cualquiera tenga una referencia para ampliar o iniciar su propia investigación. Es un punto de partida, abierto. El proyecto se ha estructurado en forma cronológica, lo que aúna la vida de Agustí Centelles y su trabajo.

¿Qué están haciendo para investigar más la obra de Agustí Centelles?

En primer lugar, cualquier investigación requiere tiempo y recursos. Antón [su hermano] y yo hemos dedicado más de tres años y financiado todos los gastos. Y hasta la fecha hemos revisado decenas de miles de páginas de periódicos y revistas. Centelles, antes de comenzar su carrera como fotoperiodista independiente, trabajó para otros fotógrafos de Barcelona, como Badosa, Sagarra y Torrents. Y si bien es cierto que su archivo conserva fotos realizadas por él consideramos que realizó su trabajo como empleado de estos fotógrafos. Por eso, la investigación sobre la obra de Agustí Centelles la comenzamos cuando localizamos su primera fotografía publicada con su firma en la prensa barcelonesa, el 5 de junio de 1934, en El Día Gráfico. Y su labor finaliza, como fotoperiodista, en el campo de concentración de Bram, en septiembre de 1939. Así que la limitación del período es fundamental para que nadie pueda discutir que la autoría de la imagen corresponde a Agustí Centelles.

¿Hay muchos errores en el fondo Centelles, hay fotografías de otros autores?

Sí, hay fotografías de otros autores. En el fondo Centelles hay reproducciones de fotografías de Gaspar, por ejemplo: Centelles no fotografió la proclamación de la República catalana en abril de 1931, lo hizo Josep Gaspar. Se están catalogando una serie de fotografías que, sin duda, corresponden a Joan Andreu Puig Farrán, como la de Lluís Companys en la entonces Plaza de la República. Aporté a los editores toda la documentación para que pudieran comprobar la autoría, hasta ahora se ha atribuido a Centelles la magnífica imagen del regreso de Companys en el año 1936, el 1 de marzo, cuando se le ve saludando a la multitud congregada en la plaza de la República (actualmente Sant Jaume) desde el coche. Es falso que Centelles fue el primer fotoperiodista que usó una cámara Leica en España. Es falso que los guardias de asalto de la república no usaran casco (solo hay que comprobar las series de Centelles y la prensa de la época). No es cierto que el guardia de asalto que dispara desde una esquina en la calle Diputació, y que se apoya en una barricada de caballos muertos fuera catalán (es asturiano). La imagen es una creación, un posado, no una re-creación (de hecho los guardias de asalto simulan disparar en dirección contraria desde donde vino el regimiento de artillería).

¿Qué temas están pendientes sobre Centelles?

Seguir añadiendo más documentación a sus imágenes. Sin documentación, el fondo fotográfico pasará a convertirse en uno de los muchos archivos que se acumulan entre los archivos históricos. La gran mayoría de los protagonistas que Centelles fotografió han fallecido, pero todavía permanecen vivos algunos de sus descendientes. A nivel internacional, está pendiente la recuperación de su nombre y su obra. También está pendiente realizar una retrospectiva sobre la obra publicitaria de Centelles.

Como catalán, ¿cree que la obra de Centelles debería estar en Cataluña?

Como calandino y ciudadano español que ha realizado su aportación económica en la compra del fondo Centelles, también soy copropietario, y como asesor en las gestiones de subasta y contactos con la Generalitat de Cataluña conozco bien la “trastienda” de las negociaciones tanto en la época del tripartito, como los posteriores tanteos que hizo el conseller Mascarell en parte del entorno familiar. La obra de Centelles es universal, él no preguntaba el origen de las personas que fotografió, su obra supera cualquier tipo de frontera, como lo demuestra su publicación en Australia. Centelles siempre fue respetuoso con las personas que fotografió, y nunca las encasilló. Al pensar en la obra de Centelles no debemos pensar en los territorios, debemos pensar en las personas y en la facilidad de acceso y consulta a sus archivos. Tengo constancia de que cualquier tipo de persona (no necesariamente investigador), hasta sin pedir hora, ha visitado el Centro Documental de la Memoria Histórica y ha podido consultar y llevarse (pagando las tasas correspondientes), copias digitales. No podemos fracturar el archivo dependiendo de la región de la persona fotografiada. Para mí lo importante es que al archivo esté ya totalmente digitalizado y sea accesible a todos, y gran parte del archivo corresponde a la guerra civil española. El que el archivo esté en el Centro Documental de la Memoria Histórica fue una cuestión de mala gestión política, que saldrá a la luz con el tiempo, y la decisión de venta por parte de los herederos.

¿Tienen alguna queja los hijos de Centelles con la administración?

No tienen razón alguna. El único reconocimiento que tuvo Centelles se lo dio España, el Ministerio de Cultura, el Premio Nacional de Bellas Artes en fotografía en 1984 y la venta del fondo Centelles ha puesto en valor la fotografía y los archivos, otros fotógrafos catalanes se han beneficiado de esta acción. La administración y todos los técnicos del CDMH han realizado un buen trabajo, todo el fondo está digitalizado y accesible a todos. La Administración facilitó la compra del fondo histórico y dejó en poder de los herederos todas las copias de autor (no como pretendió el intento de nueva incautación al declararlo Patrimoni Nacional Català en octubre del año 2009). Solicité al ayuntamiento de Barcelona la colocación de una placa en el estudio fotográfico de la calle Ciutat de Balaguer y negocié la venta de un lote de copias de autor que fueron adquiridas en una brillante operación económica por una Fundación privada barcelonesa. El alcalde Jordi Hereu hizo una magnífica gestión de reconocimiento y facilitó una importante operación de venta a los hijos de Centelles. La Secretaría de Estado de Cultura ha comprado unos lotes del fondo publicitario del Estudio Centelles, que quedaron excluidos de la operación de compraventa, y el resto del material publicitario, actualmente en depósito en el CDMH se irá adquiriendo durante los próximos dos ejercicios. Centelles tendrá una sala de exposiciones en la nueva sede del CDMH en la plaza de Bandos, Premio Nacional y sala de exposiciones. ¿Hace falta mayor reconocimiento institucional? Todo el fondo Centelles ya está digitalizado por los especialistas del CDMH, se facilita la consulta pública y el uso de las imágenes. Hay pendiente la exposición que se ha aplazado en varias ocasiones y estoy seguro que limpiará el nombre. El fondo Centelles debería quedar libre de pequeñas leyendas urbanas que se han generado durante las pasadas décadas, que sí han sido un grave atentado a la memoria de Agustí Centelles. Sería lamentable que se presentara en Salamanca un mero remake de pasadas exposiciones con un formato muy grande, pero totalmente vacías de rigor y con muchos errores.

¿Seguirá investigando la obra de Centelles?

No, he dedicado con mucho compromiso los últimos años, solo me queda pendiente la salida de dos publicaciones sobre este gran reportero gráfico. La exposición [Todo] Centelles estoy seguro que tendrá una amplia itinerancia internacional, la seguirá comisariando Antón Gasca.

¿Dónde irá todo el fondo documental que han adquirido?

Todo el fondo documental de nuestra propiedad quedará en la Universidad de Zaragoza, en agradecimiento a la exposición ‘[Todo] Centelles’ que se presentó el pasado mes de octubre gracias a la tenacidad y compromiso de la vicerrectora Concha Lomba. Fue un gran éxito, más de doce mil visitantes y un importante impacto en el ámbito universitario de la ciudad.

¿Dónde irán las copias de la exposición ‘[Todo] Centelles’?

Las copias de la exposición ‘[Todo] Centelles’ son copias de autor propiedad de Octavi Centelles, no se incluyeron las copias de autor ni copias de exposiciones anteriores a la venta en la compra. Todo el material de la exposición en el Instituto Cervantes es anterior a la compra y es propiedad de Octavi Centelles, la prensa periódica original que se expone es propiedad de mi hermano y mía. Hay otro lote de copias de autor propiedad de Sergi Centelles.

¿Centelles era el Capa español, catalán?

Centelles fue Centelles, un fotógrafo independiente frente a un gran fotógrafo que disponía de medios y clientes en todo el mundo. Centelles no firmó sus fotografías nunca en la prensa internacional, Capa sí. A veces creo que el “Capa catalán” solo esconde la frustración de la falta de reconocimiento durante años y la necesidad de interpretar las fotografías como un mero elemento de propaganda e identidad regional. Es una total mediocridad intentar “ver” las fotografías de la guerra solo como un tratamiento creativo de la realidad. Espero que desde Catalunya “los expertos homologados” hagan una larga lista de los errores cometidos durante los pasados años en el estudio de la obra de los que afirmaban “nosotros que somos profesionales y expertos y queríamos tanto a Centelles”. Estoy convencido que el equipo que prepara la próxima exposición en Salamanca evitará repetir todos los errores anteriores, de catalogación, documentación y mera visión plástica, Centelles no fue un “justiciero poético”, fue un redactor gráfico que hacía buenas fotografías y las cobraba a todo el mundo, fuera un periódico o una institución.

¿Pueden aparecer más “cajas de galletas” con fotografías de Centelles?

De apariciones de “cajas de galletas” solo puedo hablar de los negativos de la “caja de galletas” de Katy Horna. Tengo mis reservas sobre los contenidos de la llamada “caja de galletas” de Centelles. Una vez registrada la operación de compra venta en la sede del Ministerio de Cultura, el 25 de noviembre de 2010 hubo intentos de “Madrid” para que los responsables de la Generalidad de Cataluña hicieran gestiones, aunque solo hubo silencio, malos modos y un linchamiento mediático en los medios barceloneses que se ha prolongado durante mucho tiempo.

Sobre este blog

La Meseta es un nuevo blog en el que Castilla y León se abre a la red, sin cortapisas, sin presiones y con un único objetivo: informar, contar, relatar. Informar lo que ocurre esta Comunidad Autónoma sin que nadie imponga sus criterios. Contar lo que habitualmente no se encuentra ni en la Red ni en papel. Relatar opiniones de los que tengan algo de qué opinar. Todo ello pensado para una tierra mesetaria, en la que apenas hay sobresaltos, y con la pretensión de aportar un grano de arena para el avance intelectual y material de esta región.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2014 - 20:16 h

Descubre nuestras apps

stats