eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La escena internacional va a cambiar radicalmente... y pronto

En plena cumbre de la OTAN en Bruselas, los mensajes que transmiten las primeras páginas de los diarios mundiales de referencia son, como poco, inquietantes

- PUBLICIDAD -
Trump plantea que los miembros de la OTAN eleven el gasto militar al 4 % del PIB

EFE

Tensión creciente en todos los frentes

Este miércoles, cuando se inicia la cumbre de la OTAN en Bruselas, los mensajes que transmiten las primeras páginas de los diarios mundiales de referencia son, como poco, inquietantes. El Frankfurter Allgemeine Zeitung abre diciendo que Donald Trump va a por Alemania. El Wall Street Journal titula asegurando que China tomará duras represalias a la decisión norteamericana de gravar con un 10% las importaciones de productos chinos en Estados Unidos por valor de 200.000 millones de dólares. El Financial Times destaca que la guerra comercial ya está impactando negativamente a las bolsas. Y Le Monde dice que la política exterior norteamericana es la principal responsable del aumento del precio del petróleo, que ya ha alcanzado los 80 dólares por barril, sobre todo por sus presiones sobre Irán.

En este contexto destacan dos reflexiones sobre el panorama internacional en la prensa europea. La primera la hace el politólogo germano  Stefan Maister en el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Empieza valorando los retos que tiene la OTAN, justo en un momento en el que se teme que el futuro de la organización podría estar en entredicho:

 El incierto futuro de la OTAN… y Putin

“La agresión de Rusia sobre Ucrania de 2014 ha implicado que la OTAN  se implique cada vez más con Rusia como oponente. Los estados miembros del Este, incluidos Polonia y los estados bálticos, están cada vez más amenazados por Rusia. Exigen compromisos y una mayor presencia de la OTAN en sus países. Rusia ha vuelto a ser el principal enemigo de la OTAN y vuelve a estar en su agenda principal”.

“Putin está observando cómo de unidos están los países de la OTAN. El comportamiento de Trump también juega un papel importante ¿Debilita a la OTAN? ¿Está de nuevo exigiendo más dinero y amenaza con menos presencia norteamericana a la OTAN? Putin calculará hasta qué punto tiene la oportunidad de dividir a la OTAN”.

“Moscú quiere renegociar las relaciones con Occidente, desempeñar un papel diferente en la seguridad europea  y sigue interesado en que los Estados Unidos se retiren de Europa. Pero creo que China será, finalmente el gran ganador. Expandirá su esfera de influencia y podría ser el gran beneficiario a medio y largo plazo. Porque China tiene recursos económicos muy diferentes de Moscú”.

Preguntado por la reunión que Trump y Putin celebrarán el próximo lunes en Helsinki, Maister responde:

“Es una provocación para Europa y sigue el patrón de la cumbre del G-7. Trump apareció brevemente en ella y luego se reunió con el dictador Kim Jon Un. La gran pregunta es hasta qué el presidente estadounidense sigue siendo fiable y no hace promesas a Putin que no haya acordado previamente con los socios de la OTAN, ni pone en cuestión las decisiones que se hayan tomado en la cumbre”.

“Si hiciera eso, la relación transatlántica resultaría dañada en una dimensión completamente nueva. Socavaría la unidad de la OTAN respecto a Ucrania y debilitaría seriamente la fiabilidad de los estadounidenses, tanto entre la UE y los Estados Unidos, como dentro de la OTAN”.  

 “Los Estados Unidos ya no son amigos de Europa. Es un mundo nuevo”

Por su parte, la veterana y muy reconocida columnista francesa Sylvie Kauffman escribe lo siguiente en Le Monde:

“Está surgiendo una nueva realidad. La de la necesidad de reconfigurar un mundo en el que los Estados Unidos ya no son amigos de Europa. En los últimos tiempos esa música se ha hecho insistente entre los líderes empresariales y los diplomático europeos que tienen contactos regulares con los Estados Unidos, a los que tradicionalmente admiraban. Han comprendido que Donald Trump no es un accidente en la historia, sino que encarna un tendencia de fondo, duradera y estructuradora, que podría haberse detectado antes de su elección si se hubiera dado más importancia a algunos signos que la anunciaban”.

“El presidente de una empresa internacional francesa dice que está convencido de que “el objetivo de Trump no es simplemente el proteccionismo sino el desmantelamiento de la escala de valor, con el fin de llevarse todo el valor a Estados Unidos”. El ministro francés de economía, Bruno Lemaire advierte que Washington quiere dividir a Francia y a Alemania. Benoit Coeuré, miembro del directorio del Banco Central Europeo suplica a Europa que abandone su visión “rousseauniana” según la cual las reglas terminarán triunfando y que se ponga a pensar en términos de “relaciones de fuerza”. Jacques Attali afirma que para Estados Unidos “Europa ya no es un socio sino una presa, un terreno de caza”.

“Otra constatación ampliamente compartida en este ambiente de fin de un mundo es que ya no es la hora de restaurar el orden establecido. Que hay que inventar otro y refundar los acuerdos plurilaterales. También ahí Europa está llamada a actuar porque, extrañamente, la página está en blanco. Nadie en Estados Unidos es capaz de teorizar el futuro del trumpismo. ¿No quiere Trump “triangular” a Europa contra China? Bueno, pues que Europa triangule con China contra Estados Unidos”. 

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha