Convocan una manifestación contra la penalización económica de segundas matrículas en la Universidad de Murcia

Rectorado de la Universidad de Murcia

El Frente de Acción Estudiantil (FAE) ha convocado una manifestación frente al edificio Convalecencia, sede del rectorado de la Universidad de Murcia, después de saberse que la institución educativa mantendrá la penalización sobre segundas matrículas en caso de suspender o no presentarse al examen de una asignatura. La concentración será mañana, lunes 6 de julio, a las 19:00 horas.

La UMU y la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) afirmaron durante la crisis de la COVID-19 -a finales de abril- que las segundas matrículas no conllevarían un mayor coste, una medida para paliar los efectos económicos que pudiera tener sobre los estudiantes la crisis pandémica. No obtante, tras una reunión del Consejero Interuniversitario -en el que estaban presentes ambas universidades-, se decidió seguir aplicando la subida de precios. Ambas instituciones abren la puerta a que un alumno pueda justificar específicamente cómo la COVID-19 pudo afectarle a la hora de suspender un examen o no presentarse a la convocatoria de evaluación. Suspender asignaturas en carreras como Informática o Medicina puede suponer un sobrecoste de hasta 400 euros, en caso de ser una materia de doce créditos.

Las reacciones no se han hecho esperar y la comunidad murciana se ha mostrado muy crítica con el cambio de parecer de la UMU. Durante el sábado 4 de julio, el hashtag #NoOsImportamosUMU se colocó en el puesto número uno de tendencias en la red social Twitter a nivel regional.

"Las estudiantes confiaron en que la universidad pública mantuviese su palabra, muchas de ellas dejando asignaturas para el año que viene para, dentro de la nueva normalidad, intentar obtener mejores calificaciones en unas evaluaciones presenciales", señalan desde FAE, convocantes de la manifestación. El Frente de Acción sostiene que la UMU "vuelve a demostrar que campañas como 'Ningún Estudiante Atrás' no son más que palabrería y propaganda con la que pretenden acallar a las estudiantes mientras continúan pisoteando sus derechos, ensañándose particularmente con aquellas provenientes de familias de clase trabajadora".

Desde la agrupación estudiantil exigen que se cumplan las promesas que el rector de la universidad hizo a las estudiantes y el precio de las asignaturas suspensas no aumente durante el año que viene. Exigen así mismo que se elimine "este abuso hacia las estudiantes en las universidades de Murcia y Cartagena". Por ello, llaman a todas las estudiantes, al Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia, a todas las delegaciones de la Universidad de Murcia y a todo el personal docente a concentrase frente al rectorado cumpliendo con todas las medidas sanitarias (mascarillas, desinfectante, distancia social) para exigir que la universidad cumpla con su palabra. Invitan así mismo a los agentes sociales, sindicatos y partidos que, como ellas, entiendan esta situación como un abuso y una injusticia ante la que deben mostrarse unidos.

Fuentes de la Universidad de Murcia han asegurado a este medio que los datos académicos obtenidos de la última convocatoria les han hecho retraerse de la decisión tomada en abril, ya que ha habido unas 18.000 asignaturas más aprobadas esta convocatoria frente a la del año pasado. “Pueden haber casos particulares, pero es difícil mantener un descuento con estos datos”, aseguran. Además, afirman que a lo largo de esta semana se sacarán los datos sobre la última convocatoria que avalarán la decisión que han tomado.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2020 - 11:39 h

Descubre nuestras apps

stats