eldiario.es

9
Menú

Alicia Vera (escritora): “No es cierto que a los adolescentes no les interesen los libros ni lo que sucede en el mundo”

Con casi 40.000 seguidores en Instagram, es autora de la novela juvenil `El bosque´

- PUBLICIDAD -
La escritora Alicia Vera

La escritora Alicia Vera

`El bosque´, de Alicia Vera (Vilanova i la Geltrú, 1995), es una novela juvenil a la que asoman temas como el acoso escolar, los desahucios, el deterioro de la vida familiar a causa de la crisis, el lugar de los ancianos en la sociedad actual. Con casi 40.000 seguidores en Instagram (@theacoak es la cuenta que comparte con su pareja), ha encontrado en las redes sociales un público joven y fiel con el que intercambia recomendaciones de libros, retos creativos, pequeños textos, fotos e ilustraciones. `El bosque ha sido publicado por  Raspabook.

 ` El bosque´, antes que novela, fue guión de cine. Normalmente sucede al revés. ¿Cómo fue esto?

Estudié una diplomatura de dirección de cine y para final de curso del primer año nos pedían un cortometraje. Fue entonces cuando escribí `El bosque´, que no se llamaba así todavía y que era un guión audiovisual. Lo rodé y fue un desastre. Pero la historia se me quedó en la cabeza. De algún modo quería darle la vuelta y que saliera a la luz. Así que, cuando acabé de estudiar, la convertí en novela y ahí está el libro.

Siempre habías tenido claro que querías escribir novelas.

La verdad es que no. Me quería especializar en cine. Lo que pasa es que desde muy pequeña me gusta mucho leer y escribir. Es algo que siempre había hecho en la intimidad, en mis libretas. Un libro no estaba para nada en mis planes, pero una vez tuve `El bosque´ terminado, lo compartí con mis amigos y familiares y me dijeron que probase a enviarlo a alguna editorial. De hecho, antes de que saliese con Raspabook, estuvo publicado en Amazon de forma gratuita durante muchísimos meses.

Uno de los personajes centrales de `El bosque´ es Diego, el abuelo de Lucía. ¿En quien te inspiraste para crearlo?

Podría decirte que en mi abuelo, porque tiene algunas pinceladas suyas, pero en realidad Diego es una mezcla de personalidades: Ese referente adulto que todos tenemos cuando somos pequeños: padre, abuelo, profesor…

El libro destila una sensibilidad especial hacia las personas mayores.

Es que son la voz de la experiencia. Cuando somos pequeños, o adolescentes, solemos tener cierto rechazo hacia los adultos y no hacemos caso a lo que dicen, pero al final te das cuenta de que siempre acaban teniendo razón de alguna manera.

`El bosque´ es una novela juvenil, donde el romance tiene un peso importante, pero también hablas de acoso escolar, de desahucios, de cómo la crisis amenaza con destruir la estabilidad familiar…

Es que nos achacan a los jóvenes que no nos interesan las cosas que pasan, que no tenemos una opinión construida sobre lo que sucede en la calle, que siempre estamos metidos en las redes sociales, en nuestras tonterías… Y yo creo que no es cierto. Los adolescentes conocen la realidad: Forma parte de sus vidas y acaba construyendo su personalidad.

En cuanto al bullying, la acosadora de tu novela resulta ser una persona desorientada e insegura, mientras que la acosada, paradójicamente, es alguien con fuerte personalidad, que sabe quién es.

El acoso escolar es un asunto en el que final tanto el perseguido como el perseguidor son víctimas, solo que de maneras muy diferentes. En `El bosque´, la acosadora necesita abusar de alguien para sentir esa seguridad que le falta y al final la acosada sí es verdad que tiene seguridad, pero carece de experiencia.

¿Es una situación que hayas sufrido tú personalmente?

A ese nivel no. En el instituto siempre hay roles, siempre están los líderes, los que quizá no tanto. Pero aunque no lo haya vivido en mi piel, siempre lo acabas viendo de cerca: a través de compañeros, o en la puerta de los institutos.

Tu novela tiene algo de guía para afrontar los retos de la adolescencia.

Sobre todo he querido resaltar la importancia de pedir ayuda, ya sea a los padres, que quizás es a quienes más cuesta acudir cuando estás en esa edad, o a un abuelo. Pero también a los amigos, a la gente con la que sientes confianza. Porque muchos niños, cuando sufren acoso, se lo acaban callando por miedo o vergüenza, y ahí es cuando todo se vuelve más grave.

Afirmas que tu vocación es “explicar historias”.

Escribo por puro placer. Para mí escribir es ordenar las ideas. Cuando escribes, ya sea un libro o en las redes sociales donde participo a diario, te sirve para analizar las cosas que te pasan, verlas desde fuera. A mí me ha ayudado muchísimo.

Tu cuenta de Instagram tiene casi 40.000 seguidores con los que compartes pequeños textos. ¿Qué es lo que más te gusta de esta forma de expresión?

El encapsular una idea. No me centro sólo en la escritura: Es también dibujo, foto, tipografía… Lo que me salga. Disfruto muchísimo del proceso. Y también me gusta el hecho de que, cuando compartes con otros las cosas que te pasan, relativizas, porque a todos nos suceden cosas parecidas y al final nada es tan dramático.

¿Y no te da corte el exponer tus sentimientos tan directamente?

Cuando escribes, aunque sea sobre ti, una vez lo dejas en el papel es como si ya no hablara de ti, sino de cualquiera. Cuando la gente lo lee, hace suyo el texto. Ya no es tuyo, sino de todo el mundo.

¿Cómo empezaste a crear comunidad en Instagram?

Fue tras terminar la escuela de cine y escribir `El bosque´. A raíz del libro me animé a seguir escribiendo, pero ahora en las redes sociales y con mi pareja que hizo el mismo curso que yo. Decidimos a crear la cuenta conjunta y empezar a compartir nuestro trabajo.

Una de las cosas que hacéis es recomendar libros.

Se suele decir que los jóvenes leen poco, pero, por ejemplo, nuestra comunidad de Instagram está formada en su mayoría por gente de trece a veinticinco años y todo lo que compartimos son libros, pelis, series… A los jóvenes nos interesa la cultura. En estos días muchos de nuestros seguidores estaban con la Selectividad y nos hablaban de las ganas que tenían de terminarla para poder leer los libros que tienen pendientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha