Entrevista a David Terol y Juan Montoro, de Nacho Vilar Producciones

'Pedro Cano: Pintar el Viaje': una entrevista-documental y una obra de teatro que recorren el trabajo del artista blanqueño

David Terol y Juan Montoro

Nacho Vilar Producciones presenta 'Pedro Cano: Pintar el viaje', que hará su primera parada esta tarde en la Filmoteca Regional con la visualización de la entrevista-documental al pintor desde su propio estudio de Blanca, a la cual le seguirá el viernes 30 de abril, a las 19hrs, en el Teatro Romea de Murcia la representación del texto de Juan Montoro Lara, dirigido por Jorge Fullana y protagonizado por Sergio Alarcón, quienes nos adentran en los cuadernos de viaje del pintor blanqueño. Éstos nos descubrirán la necesidad imperante del artista por pintar lo que ve, a la par que nos facilitan un amplio registro de emociones y vivencias que emanan de la acuarela y nos sumergen en un mundo plástico único. 

De la mano de Juan Montoro Lara, autor del texto, y de David Terol, adjunto de dirección, música y espacio sonoro, nos adentramos en la construcción de un pequeño boceto sobre 'Pedro Cano: Pintar el viaje'.

¿Cómo reciben la noticia del proyecto y qué os sugiere inicialmente?

David Terol: Lo recibo con una llamada de Jorge Fullana, director de la obra, estando en plena pandemia. Por supuesto, sorprendido por la maravilla de la idea y, al mismo tiempo, con cierta incertidumbre porque ¡qué podíamos contar de un pintor vivo! Ese temor desapareció conforme íbamos trabajando y bebiendo de las entrevistas y visitas que nos acercaban más al mundo del pintor. 

Juan Montoro Lara: Yo me entero por Nacho Vilar (promotor de la obra de Nacho Vilar Producciones). Me hablaba sobre un proyecto ideado por Jorge Fullana para presentar a los Reactivos Culturales que había puesto en marcha el Ayuntamiento de Murcia. Obviamente, fue una alegría. Yo soy muy pictórico, me considero un pequeño coleccionista de pintores murcianos, por lo que llevar al teatro la vida de un pintor me pareció un reto muy bonito. 

¿Cómo se ha ido construyendo este relato, este camino, este viaje?

David Terol: Con Jorge tengo plena confianza en que si él es quien lidera un proyecto el camino siempre se encuentra y el trabajo acaba destilando en algo que siempre es bello sobre el escenario. En los inicios, el tiempo iba pasando y no era capaz de ver sobre qué debía trabajar, sobre qué íbamos a hablar; estaba todo sin decidir, pero ante mi agobio Jorge me contestó con una frase de la obra Otro Quijote +: “Y en el camino hallaremos el remedio”. Así fue. 

Juan Montoro: Cuando empezamos con las lecturas y el trabajo de campo nos inquietaba definir qué tipo de relato contábamos de alguien que, en definitiva, es nuestro vecino como quien dice. El camino lo encontramos y a final de noviembre entregué un primer borrador. Con Jorge metido de lleno también en este proceso, lo corregimos, lo ampliamos, lo desechamos…, y finalmente nos centramos en las acuarelas y en esos viajes maravillosos de Pedro Cano. 

David, ¿cuál ha sido tu función principal en este proyecto?

Se firma como ayudante de dirección, música y espacio sonoro, aunque son diversas las tareas que vengo desempeñando. Mi labor más importante ha sido la de acompañar al actor en una especie de dirección de actores, siempre compenetrado con Jorge. Nos hemos ido pasando el testigo de las teclas que debíamos tocar con respecto a Sergio Alarcón como protagonista y, más allá de cualquier directriz, lo que hemos pretendido en todo momento es darle la libertad para que pudiera llegar al punto en el que el personaje lo hiciera suyo. 

Juan, ¿cómo has ido elaborando este texto? ¿De qué te has ido nutriendo?

Juan Montoro: Lo principal parte de los cuadernos de viaje de Pedro Cano, pero también vimos muy necesario plasmar acontecimientos propios de su vida y ciertas cosas que él mismo nos ha desvelado. Eso sí, sin cargar tintas en lo íntimo ni en lo personal; todo se ha vehiculado en torno a su obra y a sus cuadernos de viaje.

¿Ha contribuido Pedro Cano a la elaboración del texto de la obra?

David Terol: Digamos que él no ha leído el texto ni nos ha sugerido qué decir o qué hacer. Pero indirectamente ha contribuido, pues nosotros hemos ido cogiendo de sus cosas para plasmarlas en el texto.

Juan Montoro: Ten en cuenta que hemos tenido la posibilidad de vernos y entrevistarnos con él. Hemos tomado notas de sus relatos al tiempo que hemos leído y estudiado sobre él y, especialmente, sobre su obra. Hemos leído tesis de 400 páginas, libros que a él mismo le han inspirado para obras tan importantes como Las Ciudades Invisibles o Las Memorias de Adriano. Su contribución es plena. Al fin y al cabo es el protagonista de la obra. Hemos incluido, incluso, frases que el propio Pedro suele emplear, cosas coloquiales, muy suyas, pero ante todo y sobre todo su obra es, sin duda, su mayor contribución al proyecto.

¿Creen que el proyecto traspasará fronteras?

David Terol: Sin duda. Tras los ensayos generales, la sensación de lo que tenemos entre manos es algo que trasciende más allá del ámbito local o regional. Estamos ante algo que es universal. No he estado nunca tan seguro en un proyecto como en este. 

Juan Montoro:  Creo que cuando llegue este proyecto a programadores que no sean murcianos y que puedan tener algún prejuicio al respecto, les durará apenas un segundo cualquier posible duda.  

¿Cómo podrían definirnos la obra?

David Terol: Digamos que la obra es mucho más que un monólogo. Los tiempos están muy bien marcados para permitir al espectador que disfrute de las acuarelas de estos viajes de Pedro Cano y le genere la necesidad y la inquietud de seguir avanzando en la obra. Hay un protagonismo compartido entre el protagonista y su obra que proporciona al espectador una experiencia inmersiva y sensorial que hacen que esta representación sea mucho más que un monólogo como tal. 

¿Qué podéis destacar de Sergio Alarcón y de Jorge Fullana?

David Terol: De Sergio destacaría su entrega y sensibilidad. La complejidad de conseguir protagonizar a un pintor vivo sin copiarlo ni imitarlo. Son cuestiones que solo se alcanzan así: con confianza, entrega y sensibilidad. Te confieso que me emociona llegar al final de la obra y ver a Sergio Alarcón en escena. 

De Jorge, desde siempre, su trabajo, su perseverancia y ese reto constante por buscar lo bello encima del escenario.

Juan Montoro: Qué puedo decir de Sergio: es un amigo, conozco casi todos sus trabajos. Me apetece mucho verle en este tipo de registros más realistas como este. Sergio para mí es un actor admirable, que va a dar el do de pecho y tengo ganas de disfrutarlo junto al resto del público.

Con Jorge estamos en la misma línea. Es ya el cuarto o quinto texto mío que lleva a escena. Quiero recalcar que esta es una obra más de director que de autor. Jorge ha estado presente en todo momento, conduciendo a todos cuantos nos encontramos alrededor del proyecto. Él es un director que continuamente te pone a prueba y me gusta afrontar esos retos ante un director de orquesta como él, que anda pendiente de que todo vibre en la misma dirección.

¿Qué podemos destacar de este trabajo para que ningún amante del teatro se pierda esta representación?

Ambos: La obra tiene una gran capacidad evocadora, es un viaje apasionante por Irán, Yemen, Grecia… Un viaje que permitirá establecer un contacto íntimo con el pintor y con su obra. Es, sin duda, una representación que merece la pena ser vista por el gran trabajo de equipo realizado. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats