Sobre este blog

No todo es deporte en el mundo del deporte. Hay miedo, injusticia, éxito, fracaso, superación...Ante todo, historias increíbles protagonizadas por personas. Este blog, coordinado por la periodista Olga Lorente, trata sobre todos los factores que no vemos, pero sí influyen a los deportistas.

Si quieres ponerte en contacto, envíanos un correo a e.invisible@eldiariomurcia.com

El último Tabú

Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

0

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 pasarán a la historia por ser “los Juegos de la salud mental”. Ya era hora de que, a nivel internacional, el mundo del deporte pusiera sobre la mesa asuntos con implicaciones sociales. Y qué mejor escaparate que una cita que centra la atención mundial durante dos semanas, más aún tratándose de la primera que se celebraba después de la pandemia ocasionada por el coronavirus. Al igual que este blog que hoy arranca, los Juegos Olímpicos van mucho más allá de la competición deportiva. Las manifestaciones, los gestos, el comportamiento en la Villa o incluso la forma de vestir de los protagonistas cobra una dimensión enorme.

El pasado 27 de julio todos nos quedamos en ‘shock’ cuando vimos que Simone Biles, la mejor gimnasta de la historia (con permiso de Nadia Comaneci) y una de las estrellas del deporte mundial, decidía retirarse de la final individual y por equipos, después de hacer uno de los peores ejercicios al potro de su carrera. Nadie entendía nada. Era la favorita en todas las disciplinas tras acumular 30 metales ente Juegos y Mundiales con tan solo 24 años. Pero sucedió lo inesperado. “Tengo que concentrarme en mi salud mental. Tenemos que proteger nuestras mentes y nuestros cuerpos y no salir y hacer lo que todo el mundo quiere que hagamos. Ya no confío en mí misma. A veces, todo el mundo tuitea y siento que tengo que llevar el peso del mundo”, declaró la joven. Biles dio al mundo una dosis de realidad bestial, verbalizó la gran presión que tienen los deportistas y decidió parar, como ya habían hecho antes la tenista Naomi Osaka (se retiró del último Roland Garros por ansiedad), el nadador Michael Phelps (ha reconocido pasar frecuentemente por fuertes episodios de depresión), el jugador de la NBA Kevin Love (uno de los primeros deportistas americanos en decir públicamente que necesitaba ir al psicólogo) o el futbolista Andrés Iniesta (confesó en un documental que se sentía vacío por dentro y deseaba que llegase la noche para tomarse una pastilla). Estas figuras con gran peso mediático han contribuido a poner sobre la mesa un tema hasta ahora poco tratado. Quizá no nos habíamos planteado que era necesario hablar de la salud mental en el deporte porque tendemos a ver a los atletas como superhéroes y superheroínas.

Alfonso Quiñonero es psicólogo deportivo y trabaja desde Murcia con deportistas y entrenadores para ayudarles a alcanzar el rendimiento deseado, a mejorar la confianza en ellos mismos, a lidiar con la ansiedad, con la presión o con problemas relacionados con la motivación, a superar el miedo a cometer errores y a gestionar los fallos o la derrota. A nivel profesional es una vida muy resultadista. No se habla tanto del cómo has conseguido algo ni de todo el esfuerzo que hay detrás de un título o una medalla, se habla de si has ganado o perdido. “Faltan psicólogos en la élite. Igual que todos los equipos cuentan con un preparador físico o un fisio, también deberían apostar por los psicólogos porque su trabajo es muy beneficioso. A veces, los atletas atraviesan baches temporales, nos hemos acostumbrado a normalizar los altibajos, pero en otras ocasiones los problemas se alargan en el tiempo y estas personas (cada caso es completamente diferente) caen en un pozo”.

Más allá de la derrota, lo peor en la vida de un deportista son las lesiones físicas. Muchas de ellas, sobre todo si son de larga duración, traen de la mano lesiones anímicas muy fuertes. Lo sabe bien la cartagenera Mayte Mateo, jugadora del STV Roldán de fútbol sala femenino y de la selección española. En junio de 2019 se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla y al principio no podía creérselo. “Me costó asumirlo, tuve que pedir opinión a tres médicos diferentes porque no me lo esperaba. Sentí una frustración muy grande porque estaba en el mejor momento de mi carrera, después de haber ganado la Liga y el Campeonato de Europa con Roldán y el Europeo con España. Ahora me tocaba estar fuera por lesión ocho meses. Necesité mucho apoyo”, reconoce.

Cuando hay lesiones, la vida del deportista cambia. Por eso, comenta Alfonso Quiñonero, “lo más importante en esos momentos es crear nuevas rutinas para no venirte abajo mentalmente. Marcarse objetivos semanalmente para comprobar que vas evolucionando”. Así lo hizo Mayte Mateo hasta que por fin pasaron esos ocho meses y pudo volver a jugar. Pero sólo fue un partido porque justo llegó la pandemia y el confinamiento. “Fue otro golpe duro ya que necesitaba continuidad”, recuerda. Esa temporada se dio por concluida y tocaba esperar a octubre para volver a jugar con normalidad. Sin embargo, con el nuevo curso deportivo, en la semana de entrenamientos antes del tercer partido volvió a romperse la misma rodilla. “Lo supe al momento, no dejaba de llorar y de dar golpes al suelo preguntándome que por qué yo. Ahí si me vine abajo y tuve que pedir ayuda psicológica. Me ayudó muchísimo a superarlo, a saber gestionar la frustración, el dolor y también a lidiar con el miedo a volver a jugar. Tenía miedo de no volver a ser la jugadora que era”, afirma. En esta ocasión, la futbolista estuvo 11 meses fuera de las pistas que se hicieron muy duros. “Durante las bajas por lesión, y más si hay recaída, los deportistas atraviesan por procesos de soledad muy grandes y es importante trabajar con ellos desde el punto de vista mental”, resalta Quiñonero.

Después de este calvario, del que ha salido gracias a la ayuda de médicos, fisioterapeutas y un psicólogo, Mayte Mateo reapareció en las pistas el pasado 14 de noviembre. “Fue un aprendizaje personal muy grande. Tenía muy claro que quería volver a jugar al fútbol sala y a disputar un Campeonato de Europa con España”. Hoy, tú estás leyendo este blog y, dos meses después de superar esta grave situación, Mayte está concentrada con la selección española para preparar el Campeonato de Europa. Está curada física y mentalmente.

Sobre este blog

No todo es deporte en el mundo del deporte. Hay miedo, injusticia, éxito, fracaso, superación...Ante todo, historias increíbles protagonizadas por personas. Este blog, coordinado por la periodista Olga Lorente, trata sobre todos los factores que no vemos, pero sí influyen a los deportistas.

Si quieres ponerte en contacto, envíanos un correo a e.invisible@eldiariomurcia.com

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats