eldiario.es

9
Menú

La pobreza no se va de vacaciones

- PUBLICIDAD -
Los países con más pobreza extrema / Oxfam Intermón

Los países con más pobreza extrema / Oxfam Intermón

Mientras que en esta parte del mundo —desde la que se escribe este artículo— tenemos la suerte de disfrutar, año tras año, de un periodo de desconexión y de alegría, donde nos invaden los buenos deseos y las buenas intenciones, y durante el cual podemos olvidarnos —aunque sea durante unos días— de aquello que nos aflige o preocupa, en otras partes del mundo no tienen esta concesión. Allí, día a día, hay que esforzarse por sobrevivir: las armas no hacen un alto el fuego el día de Navidad, ni el hambre da descanso la noche de fin de año. Allí el sacrificio no es comprar menos regalos, prescindir del viaje que tenías programado o limitarte las salidas; allí el sacrificio es aguantar un día más sin comer porque quieres que tu hijo coma.

Y sí, aunque todos estamos informados en mayor o menor medida de la existencia de pobreza alrededor del mundo, quizá no somos del todo conscientes de los tipos de pobreza que hay, que son principalmente dos: una que probablemente conozcamos —«pobreza relativa»— y otra que, por suerte, tratamos de lejos —«pobreza absoluta».

La primera, la pobreza relativa, surge como contraposición al concepto de riqueza. Esta pobreza varía según el desarrollo social, que va determinando en cada época y sociedad. Adam Smith la definió así en La riqueza de las naciones:

«Por mercancías necesarias entiendo no sólo las indispensables para el sustento de la vida, sino todas aquellas cuya carencia es, según las costumbres de un país, algo indecoroso entre las personas de buena reputación, aun entre las de clase inferior. Por ejemplo, los griegos y los romanos vivieron de una manera muy confortable con sus túnicas, pero en nuestros días, en la mayor parte de Europa, un honrado jornalero se avergonzaría si tuviera que presentarse en público así»

Por supuesto que la opinión de Adam Smith es discutible; otros podrían considerar un lujo lo que él considera un signo de pobreza relativa (la túnica), pero creemos que sirve para explicar la diferencia con el siguiente tipo de pobreza, la pobreza absoluta.

Se considera que las causas históricas de la pobreza son el colonialismo, la guerra, la esclavitud y las invasiones

Este tipo de pobreza es la carencia misma de bienes y servicios básicos. El Banco Mundial estableció en 1985 la línea internacional de la pobreza en 2 dólares al día per cápita, para la pobreza absoluta, y en 1,25 dólares para la pobreza extrema. Esta cantidad refleja el promedio del ingreso mínimo necesario para sobrevivir en los diez a veinte países más pobres del mundo. ¿Y cuáles son estos países?

Los diez países con más personas en situación de pobreza / Oxfam Intermón

Los diez países con más personas en situación de pobreza / Oxfam Intermón

Ahora que ya sabemos qué es la pobreza y qué niveles de pobreza existen, seguro que lo siguiente que os estaréis preguntando son sus causas. En Oxfam Intermón Murcía entendemos que son las siguientes —hay que tener en cuenta que cada territorio y situación es diferente, por lo que hablar de la casuística general es muy complicado—:

Modelo comercial multinacional: El desarrollo de grandes corporaciones, que utilizan recursos y mano de obra barata de países en riesgo de pobreza, contribuye a empobrecer su economía todavía más.

Corrupción: Impide o merma la asignación de recursos hacia servicios sociales de los que se beneficiaría la población. Los recursos destinados a aspectos sociales pasan muy a menudo a manos privadas que los utilizan para su propio beneficio, lo que provoca que no haya un reparto equitativo en la sociedad.

Cambio climático: Las sequías son la causa más común de la escasez de alimentos. La deforestación a manos de los humanos causa una erosión acelerada lo cual dificulta la cosecha de alimentos.

Enfermedades y epidemias: Aunque se puede considerar también una consecuencia del bajo nivel económico de una sociedad, una población enferma es menos productiva y por tanto se crea un empobrecimiento mayor de sus miembros.

Desigualdad en el reparto de recursos: A veces, no todos los miembros de una sociedad pueden utilizar por igual este tipo de recursos, lo que puede derivar directamente en una situación de pobreza.

Crecimiento de la población: Según el Fondo de Población de la ONU, cada año nacen 80 millones de personas, lo que provoca un crecimiento exponencial del número de habitantes del planeta y contribuye al aumento de estas situaciones de desigualdad.

En resumen, se considera que las causas históricas de la pobreza son el colonialismo, la guerra, la esclavitud y las invasiones . Es decir, la situación de pobreza que vive una parte de la población mundial —especialmente los países del sur— es un fenómeno que los países del norte han ido desarrollando durante diferentes periodos de la historia, hasta nuestros días.

Por eso, Oxfam Intermón Murcia y sus voluntarios creen y trabajan, día a día, para que conceptos como el comercio justo y hábitos como el consumo responsable —a través de los que se intenta paliar las causas ya expuestas— tengan un papel importante durante el proceso de decisión de compra de un producto. Si aún no estáis familiarizados con estos conceptos, os invitamos a pasar por nuestra tienda, en la Plaza del Romea, ¡os recibiremos con los brazos abiertos!

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha