La Región de Murcia retrasa la segunda dosis de la vacuna tras detectar 14 brotes en residencias de mayores y discapacitados

Vacunación a una persona mayor en una residencia (imagen de archivo)

La Consejería de Salud de la Región de Murcia contabiliza en todo el territorio 14 brotes activos en residencias de mayores y discapacitados, con alrededor de 250 usuarios contagiados. Una situación que obliga a retrasar la inyección de la segunda dosis contra la COVID-19 en aquellos centros que son foco de contagio. El consejero del área, Manuel Villegas, informó además de que a dos residencias les falta suministrar la primera fase de la vacuna, y que no podrá llevarse a cabo hasta que sus brotes activos estén controlados. La semana que viene, explican desde Salud, prevén poder retomar la revacunación.

"Desde antes de navidad hay unos protocolos muy estrictos, que se están cumpliendo escrupulosamente", aseguran técnicos auxiliares que trabajan en las residencias de la Región. "Se hacen PCR a los empleados cada cuatro días, se han restringido mucho las visitas y se ha ido rápido con las vacunaciones, pero a pesar de eso el virus ha entrado de nuevo en las residencias y la situación es muy preocupante; incluso ha habido residencias que habían estado a salvo hasta ahora y que han registrado contagios en esta tercera ola", aseguran al tiempo que insisten en la importancia de la vacuna en el sector.

Una de las más afectadas esta última semana ha sido la residencia Carlos Soriano de Molina de Segura, donde hay 41 residentes infectados. Tanto los usuarios como los trabajadores de este centro, ubicado en el barrio de Fátima de la localidad molinense, había sido ya vacunado con la primera dosis de Pfizer días atrás.

La residencia está medicalizada por el Servicio Murciano de Salud (SMS) y el personal del equipo de Coordinación Regional Estratégica para la Cronicidad Avanzada y la Atención Sociosanitaria (Corecaas) trata de atajar la expansión del virus. Al igual que en una residencia que gestiona Amavir en Cartagena, y que no habían registrado contagios hasta esta tercera ola. En Cartagena, con 114 afectados entre ancianos (89) y cuidadores (25). El alcalde de Lorca, el socialista Diego José Mateos, también ha mostrado este jueves su preocupación tras detectarse un brote en la residencia de personas con discapacidad Asprodes del municipio, con 15 usuarios y trabajadores afectados.

En la Región hay 55 residencias de mayores dependientes del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), con 4.000 usuarios, y otras 48 de carácter privado.

Etiquetas
Publicado el
14 de enero de 2021 - 13:19 h

Descubre nuestras apps

stats