El Gobierno de Navarra no contempla corregir los presupuestos por la caída del PIB pese a la insistencia de su socio Geroa Bai

La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz,en una comparecencia

Solo unos días después de que la portavoz del principal socio del Gobierno de María Chivite, Geroa Bai, y expresidenta de Navarra, Uxue Barkos, apelara en el Parlamento foral al "consenso" del Ejecutivo y de la Cámara para "corregir las cuentas de este año" que fueron aprobadas en el mismo parlamento escasas dos semanas antes de la pandemia del coronavirus llegara a Navarra y el resto de España, este miércoles la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, ha vuelto a descartar esa posibilidad, pese a la caída del Prodructo Interior Bruto (PIB) de la Comunidad foral "en un 9%", según las estimaciones que maneja Geroa Bai, y que dieron a conocer el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manuel Ayerdi, como la propia Barkos. La consejera de Economía y Hacienda ha considerado "poco prudente" dar por hecho cifras del PIB en estos momentos.

Elma Saiz rechaza la opción de "abrir una nueva negociación" de los presupuestos, que contemplan un gasto de 4.573 millones de euros, siendo las cuentas con mayor gasto de los últimos años. La consejera sí que ha señalado que "indudablemente el marco macroeconómico se ha visto alterado de manera brusca" y que será necesario "reorientar" y "profundizar" algunas materias de las cuentas, si bien ha señalado que se trata de unos presupuestos con una "fortaleza importante".

Y es que parece complicado que con el parón de la economía por el estado de alarma y la crisis económica que ya está generando el coronavirus, Navarra pueda alcanzar las previsiones de recaudación recogidas en las cuentas aprobadas en febrero para sufragar el incremento del gasto, que también se ha visto modificado con los tres decretos de Ley Foral que ya han sido aprobados en el Parlamento y que recogen medidas como la contratación de personal sanitario de refuerzo o ayudas para los autónomos por valor de más de 20 millones de euros.

Unas previsiones que ya han caído en el primer trimestre del año, y es que la Hacienda Foral de Navarra ha obtenido una recaudación acumulada de 990,4 millones de euros hasta marzo, lo que supone una reducción del 1,9% respecto del mismo período del año pasado, tal y como ha señalado este miércoles la propia Elma Saiz. Dicho descenso, ha apuntado, "es debido a la reducción interanual del 13,1% de los ingresos por ajustes fiscales con el Estado por impuestos indirectos derivados del Convenio Económico, que suman 290,8 millones de euros, ya que la evolución de la recaudación por gestión directa de la Hacienda Foral ha sido positiva, alcanzando 699,6 millones de euros, con un crecimiento interanual del 3,7%". Sí que ha subido sin embargo la recaudación por impuestos directos, que ha ascendido a 470,1 millones, creciendo en términos absolutos un 2,5% respecto al primer trimestre del ejercicio anterior.

Ante este escenario, Saiz también ha descartado hacer recortes en el gasto, aunque asume que que la crisis del coronavirus va a tener un "impacto importante" en la recaudación. Por ello la consejera sí que contempla, tal y como informó la semana pasada, que quizás "tengan que ralentizarse algunas inversiones" para poder hacer frente al incremento del gasto de los presupuestos y el provocado por la crisis con una reducción de la recaudación. En este sentido, la consejera ha valorado "la capacidad de diálogo del Gobierno de Navarra" para sacar adelante con la unanimidad del arco parlamentario las medidas "tan importantes que se están adoptando" y ha apostado por seguir "con la mano tendida" para buscar consensos. 

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2020 - 19:42 h

Descubre nuestras apps

stats