El cuatripartito sigue sin ser suficiente, Navarra Suma amplía su ventaja y el PSN es la clave

Estimación de voto al Parlamento de Navarra.

El segundo estudio estadístico electoral elaborado por eldiarionorte.es ofrece pocas novedades respecto al primero, publicado el pasado día 10. En el Parlamento, el PSN pasa de 10 escaños a 9 en intención de voto, y Vox superaría la barrera del 3% y tendría entrada en la Cámara Foral. A vista de pájaro, el resto de partidos repiten resultados, aunque con tendencias que pueden ser relevantes de cara a la última semana de campaña: con estos datos, las incógnitas que deben despejarse son todavía cruciales, aunque casi todas pasan por el PSN.

El PSN decidirá quién gobierna

El PSN decidirá quién gobierna

El Gobierno cuatripartito de Navarra perdería la mayoría parlamentaria obtenida en 2015 debido al desplome de Podemos, partido al que el electorado navarro hace pagar sus crisis internas y pasa de 7 a 4 diputados. Sin embargo, la campaña le sienta bien y pasa de un 8% de la intención de voto a 8,15%, con tendencia ascendente.

La coalición Navarra Suma ganaría las elecciones forales, y su mayoría se consolida: pasa de un 27,5% de los votos y 16 parlamentarios a un 29,6% de intención de voto. Con todo, sigue logrando un asiento menos que los obtenidos por UPN y PP en los anteriores comicios.

Geroa Bai y el PSN comienzan a distanciarse. Si al inicio de la campaña estaban empatados con una intención de voto del 16,5% y 16,4% respectivamente, que se traducía en 10 parlamentarios para cada uno, ahora los de Uxue Barkos sacan ventaja: mantienen los 10 asientos y elevan su intención de voto hasta el 18,5%. El PSN también sube hasta el 17,1%, pero se deja un parlamentario y se queda en 9.

EH Bildu repite resultados y se queda con un 15,2% de los votos y 8 parlamentarios, una tendencia ascendente respecto al 14,1% que le daba el primer estudio.

Izquierda-Ezkerra también conserva sus dos asientos en el Parlamento y pasa de un 3,7% a un 4,3% de los votos. La novedad la marca Vox, que lograría entrar en la Cámara, al acaparar un 3% de los votos, más que el 1,1% que le daba el estudio del 10 de mayo.

Estos datos estadísticos han sido aportados a eldiarionorte.es por el experto Endika Núñez, que elabora un modelo probabilístico de estimación de votos y escaños que promedia las encuestas ponderándolas por tamaño de muestra, por la fecha en la que fue realizado el trabajo de campo y la calidad de la encuestadora. A continuación, simula las elecciones 10.000 veces para obtener los datos finales. El modelo clavó los resultados de las elecciones generales en Navarra del mes pasado.

En el estudio de eldiarionorte.es vuelve a descartar la posibilidad de repetir la fórmula de gobierno actual: la suma de las cuatro fuerzas que sostienen el ejecutivo de Uxue Barkos pasaría de los 26 escaños actuales a 24, por lo que el actual pacto entre izquierdas y nacionalistas no sería suficiente para controlar los 50 asientos del Parlamento Foral y formar gobierno.

La caída de tres parlamentarios de Podemos no es compensada con la ganancia de uno por parte de Geroa Bai -y ni EH Bildu ni Izquierda-Ezkerra varían sus resultados respecto a 2015-, por lo que la posibilidad de reeditar una fórmula cuatripartita con los mismos integrantes se esfuma. No obstante, los márgenes de error de las encuestas utilizadas para el estudio impiden descartar de forma tajante que al actual cuatripartito le den los números para afrontar una segunda legislatura.

La coalición Navarra Suma (UPN-PP-Ciudadanos) sigue siendo la opción más votada y continúa subiendo en intención de voto durante la campaña. Pero también sigue perdiendo un parlamentario respecto a los anteriores comicios forales. Pese a la entrada de Vox en la Cámara foral en este segundo estudio, las derechas tienen complicada la aritmética para formar gobierno.

Un PSN decisivo, aunque a la baja

Los datos muestran que es el PSN sigue siendo el gran beneficiado en estas elecciones: aprovecha el efecto Sánchez, la crisis de Podemos y el discurso renovado de María Chivite, que se aleja de una entente con las derechas, para ser el partido que más crece -de 7 a 9 escaños- a pesar de dejarse uno respecto al anterior estudio. Con todo, los márgenes de error recomiendan tomarse el dato más como una tendencia que como aritmética pura.

De perderlo, sería un escaño decisivo, pues el veto a EH Bildu impediría formar una coalición de izquierdas: sumaría 25 con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

María Chivite insiste en su idea de ser presidenta de Navarra, y pese a que ha asegurado en diversas ocasiones que no dará el gobierno a las derechas de Navarra Suma -opción que por números sería perfectamente viable-, la falta de una alternativa podría llevar al Parlamento a una crisis para formar gobierno, que solo sería posible, a tenor de los datos, si Navarra Suma otorga sus votos al PSN, o viceversa.

Asiron podría perder Pamplona

Pamplona, la ciudad más grande gestionada por EH Bildu, podría volver a contar con un alcalde de UPN: Enrique Maya. La coalición Navarra Suma será la opción más votada, y amplía su ventaja respecto al 10 de mayo con un 33,2% de los votos (tuvo un 29%), una subida de ocho puntos porcentuales en intención respecto a 2015.

También sube EH Bildu, pero menos: pasa de un 17,6% en 2015 a un 20,7% en las encuestas. A continuación, Geroa logra un 14,3%, menos que el 19,6% logrado en 2015, ambos partidos con una ligera tendencia ascendente respecto al 10 de mayo. El PSN también pasa de 9,1% a un 10,9%, y sigue en progresión positiva.

La desunión de las izquierdas pasa factura, y Podemos, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra se quedan con un concejal cada uno y complican la continuidad de Joseba Asiron en la Alcaldía. Vox continúa sin tener sitio en Pamplona.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats