eldiario.es

9

"Queremos conciertos donde se pueda tocar, chupar y oler"

Francis Díez, voz y alma del grupo bilbaíno Doctor Deseo, explica la nueva propuesta musical del grupo y el concepto de la gira que acaba de comenzar.

"Ves que hay gente que la música les hacer ser más humilde, mejor persona y más sabio. Paco de Lucía era uno de esos. Daba gusto escucharle".

"Creo que hay una crisis no solo económica, también de ideas. Nos ha tocado una cuadrilla de políticos nefastos incapaces de gestionar todo esto".

Francis Díez, vocalista de la banda Doctor Deseo.

Francis Díez, vocalista de la banda Doctor Deseo.

Francis Díez, voz y alma de Doctor Deseo, explica cómo se enfrenta el grupo a una nueva gira tras más de un año en el dique seco. Presenta su nueva propuesta musical, 'Busco en tus labios (Lo mejor del deseo)'. Allí comenzó todo en 1986.

Pregunta. Un concierto es algo sagrado, un ritual contemporáneo, ¿que supone subirse de nuevo a los escenarios?

Respuesta. Nuestra decisión de desaparecer siempre un año de lo público es lo que nos da el deseo de volver y no convertirnos jamás en funcionarios de la música. El otro día en Durango mostramos tantas ganas como alguien que está empezando.

P. 'Busco en tus labios' no es una propuesta musical al uso.

R. Nos ha servido para parar un poco y hacer una gira que no fuera deudora del último disco. Queríamos a través de 21 canciones mostrar distintos escenarios donde nos movemos muy bien. No queríamos algo lineal, ni un grandes éxitos, sino que la música entrelazara con los distintos territorios que nos gusta pisar. ‘Busco en tus labios’ es el principio de todo, la canción con la que ganamos el concurso que nos permitió grabar por vez primera. Y al escucharla de nuevo vimos que ese tema tiene algo muy actual. La hemos transformado totalmente.

P. Ese saxo barítono de Joe con el que arranca la canción…

R. Tiene una energía tremenda. Queríamos que aquel tema que nos sirvió para empezar, nos sirviera para reiniciar  pero sin nostalgia. En la gira pasada el teatro y el rollo cabaretero lo inundaba todo. La parte teatral siempre viene con nosotros, pero nos apetece lo contrario: empezar con un espectáculo de luces muy potente. Queremos que en los conciertos ocurran cosas: se oye y se ve, pero también se puede tocar, chupar y donde se huele. Es orgiástico.

P. ¿Es fácil revisitarse a sí mismo a través de una canción?

R. Me ha costado más que escribir una nueva. Darle una intensidad distinta, trabajar con las guitarras de forma diferente, añadir el saxo de Joe tan fronterizo, tan tex-mex…

P. En el documental que acompaña al disco-libro se ve que nacéis en plena efervescencia del Rock Radikal Vasco.

R. Nos interesaba más el policía que llevábamos nosotros dentro que el de fuera. Somos más capaces de jodernos a nosotros mismos, tenemos el Estado muy dentro.

P. ¿Erais como las "mariconas del barrio", los raros, no?

R. Sí. En aquel momento lo nuestro no casaba. Si no decías me cago en el Rey, en los curas y viva el rojo, blanco y verde era como que no entrabas en lo guay. Pero nos vino bien porque nos obligó a nadar más duro para sacar la cabeza.

P. Nunca se os consideró un grupo político, pero vuestra transgresión es política pura.

R. Fíjate que no nos dejaban tocar ni en los gaztetxes. Suelo contar una anécdota que ocurrió de madrugada: vino un chaval y me preguntó si era Francis de Doctor Deseo. Y me dijo: "yo soy de Jarrai. Antes me parecíais una mariconada, pero desde que me ha dejado la novia me parecéis de puta madre". Cuando ocurren cosas potentes y entras en tu territorio de las emociones, el rollo de que te pegue la policía va a segundo nivel. La gente ha entendido que la vida y la política están en muchos sitios.

P. Hablar de Doctor Deseo es hablar de Bilbao.

R. Bilbao es el escenario donde ocurren las cosas, la base de donde salen las letras y también es el concepto de lo urbano, como NYC para Lou Reed, o Madrid para Sabina. Yo he conocido el Bilbao más sucio, donde la ría olía mal o peor. Y he dicho tonterías tales como que si nos la limpiaban esto no iba a ser lo mismo. Ahora disfruto cuando de vez en cuando huele a mar. O también en contra del Guggenheim, pero me alegro de que esté ahí y poder ver el arte contemporáneo mundial. Me equivoqué y hubo gente que acertó. Y nunca ha habido tantas salas de artes alternativas. Pero hay cosas que hay que cuidar para no convertirnos en una ciudad de jubilados.

P. ¿Ves a la sociedad con la cabeza gacha ante la crisis?

R. No creo que la gente esté tragando tanto. Hay manifestaciones todos los días. La gente responde contra los desahucios. Creo que hay una crisis no solo económica, también de ideas. Nos ha tocado una cuadrilla de políticos nefastos incapaces de gestionar todo esto. Nunca la política profesional ha estado tan en descrédito.

P. ¿Vosotros que habéis coqueteado con el flamenco, que os ha parecido la muerte de Paco de Lucía?

R. Es uno de los más grandes que ha habido en este país. Ves que hay gente que la música les hacer ser más humilde, mejor persona y más sabio. Paco era uno de esos. Daba gusto escucharle. Un monstruo.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha