eldiario.es

Menú

Urkullu prevé ahora una destrucción de 26.000 empleos y alarga la crisis hasta 2015

El Gobierno vasco revisa sus previsiones de crecimiento y retrasa la creación de empleo neto a 2015.

Gatzagaetxebarria argumenta que hay que "decir la verdad a la sociedad" al presentar las directrices económicas de 2014.

El Consejo aprueba una emisión de deuda pública por valor de 231,2 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Euskadi, al igual que resto de las economías de su entorno, no sale de la crisis. Y va a seguir en recesión todo el año. El Gobierno vasco ha tenido que revisar la tasa de decrecimiento prevista para este año (del -1,1% al -1,2%), lo que le lleva a realizar unas previsiones muy malas para los dos próximos años. En materia de empleo, el País Vasco destruirá más de 20.000 puestos de trabajo a lo largo de este año, lo que supone una caída del empleo del -2,3%. La tasa de paro quedará en el 13,7% en 2013 y el Ejecutivo prevé situarla en el 12,7% en 2014, pese a que se seguirá destruyendo empleo.

Gatzagaetxebarria explicó este descenso de la tasa, pese al aumento del paro, en la reducción de la población activa, bien porque los inmigrantes están abandonando el País Vasco debido a la crisis y vuelven a sus países de origen o porque hay gente que "decide salir del mercado de trabajo", apuntó.

La destrucción de empleo seguirá durante todo el año 2014, pese a que el consejero de Hacienda y Finanzas, Ricardo Gatzagaetxebarria, aseguró que se alcanzará un crecimiento positivo del de 0,8%, aún absolutamente insuficiente para crear empleo el próximo año. En 2014 habrá en el País Vasco 6.000 personas paradas más.

El Gobierno invocó ayer la transparencia a la hora de transmitir una información tan negativa de la evolución económica. "Tenemos que decir la realidad a la sociedad. No vamos a poder crear empleo" hasta el 2015, admitió Gatzagaetxebarria. Y la situación se puede agravar en función de dos variables. Por un lado, la mala evolución de los ingresos en los primeros meses de este año y las cargas financieras que el Ejecutivo debe acometer el próximo año para el pago de la deuda acumulada durante la etapa del Gobierno socialista. Para hacer frente a esa situación, Gatzagaetxebarria no descartó que "igual tenemos que hacer una operación de refinanciación".

Por de pronto, el consejo de Gobierno ha aprobado hoy la emisión de varias emisiones de deuda por un importe máximo de 231,2 millones de euros y con un plazo máximo de hasta 30 años. Gatzagaetxebarria admitió que el Presupuesto que finalmente se presente para el año que viene -tras conocer los ingresos después del verano y la celebración en octubre de la reunión del Consejo Vasco de Finanzas- no podrá "superar ese gap" de los 1.132 millones de euros de recorte que ya prevía el proyecto de presupuesto para este año. "No va a ser posible", avanzó, dada la mala evolución de la economía descrita hoy.


Congelación de plantilla

Las directrices económicas dan también respuesta a una incógnita y deja sin respuesta otra. En principio, el Ejecutivo ha decidido congelar el incremento de la plantilla en la Administración vasca (unos 67.000 empleados públicos), pero no aclara qué hará con las retribuciones del pesonal del sector público. En principio, el planteamiento es que las retribuciones "serán las que resulten del proceso de negociación colectiva", pero con el límite que se marque en la ley de Presupuestos vascos. La realidad es que será el Gobierno español, como en los años precedentes, el que finalmente decida sobre una posible congelación salarial. El consejero Gatzagaetzebarria admitió que esa decisión está "sujeta a los parámetros del Pacto fiscal" y a la determinación última del gabinete de Mariano Rajoy.

En cualquier caso, lo que el Ejecutivo quiso dejar claro es que en ningún caso "se contempla la creación de nuevos organismos autónomos, entes públicos de derecho privado, sociedades públicas, fundaciones y consorcios". El consejero de Hacienda recordó que el Ejecutivo se ha comprometido a presentar un plan de redimensionamiento del entramado público, precisamente una de las materias objeto de negociación en las mesas de trabajo que comparten PNV y PSE.

El Ejecutivo, finalmente, se marca como objetivos prioritarios "preservar la red vasca de bienestar social", en especial las políticas de salud y del sistema educativo, la lucha contra el desempleo y aprobar políticas orientadas a mejorar la competitividad de la economía vasca.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha