eldiario.es

9

El feminismo estalla, exhibe músculo y se conjura para no dar un paso atrás

El movimiento feminista ha vuelto a hacer historia en Euskadi y ha arrastrado a miles de vascos a las calles y las plazas de Euskadi en demanda de una igualdad real

Un momento de la concentración durante la huelga feminista, en Bilbao.

Un momento de la concentración durante la huelga feminista, en Bilbao.

Otra vez, el 8 de marzo ha vuelto a hacer historia en Euskadi. El movimiento feminista ha arrastrado a las calles y las plazas de la comunidad a miles de ciudadanos (imposible hacer un cálculo real). Mujeres de toda edad, origen y condición han colmado durante toda la jornada el corazón de las capitales y de los principales pueblos. Y junto a ellas, muchos hombres. Todo en una jornada muy reivindicativa, pero pacífica y festiva. Tan solo algunos encontronazos puntuales entre la Ertzaintza y algunos piquetes enturbiaron algo el ambiente. El feminismo ha vuelto a estallar, como ya lo hizo el año pasado, y ha exhibido tanto músculo que ya es impensable la marcha atrás. "Es un día de movilización para las mujeres y de concienciación para los hombres", como resumió el lehendakari Iñigo Urkullu.

Las miles de personas que reivindicaron en la calle la igualdad  han confirmado que la explosión del movimiento el año pasado ha venido para quedarse y consolidarse. "Ha costado mucho llegar hasta aquí como para que ahora los partidos de la derecha reaccionaria nos quieran quitar lo poco que hemos conseguido". La que haba es Ana B, 65 años y aún sigue trabajando porque "no hay más remedio". Es cuidadora de ancianos (uno de los sectores más feminizados y precarizados) y ayer tuvo que pedir "permiso" para salir antes.

Tras la multitudinaria concentración de la mañana en Bilbao, que ha concentrado más de 30.000 personas, las bilbaínas volvieron a tomar las calles por la tarde para reivindicar una igualdad real.  Miles de mujeres han desfilado desde el Sagrado Corazón y han colapsado el centro de Bilbao con pancartas, pelucas moradas, chalecos reflectantes y al ritmo de la música y los pitidos.

Marcha en Vitoria

Marcha en Bilbao


"Es una de las manifas más grandes que he visto, el año pasado también vine pero este año creo que hay más gente", ha indicado Nekane Aguirre, una estudiante de medicina que no se pierde ninguna ocasión para luchar por la causa.

'El machismo mata', dibujado en una pancarta en forma de paquete de tabaco gigante, 'no me silbes, no soy tu perra' o 'ninguna mujer llega al orgasmo limpiando' son unos de los ejemplos de las originales pancartas moradas que han inundado las calles.

Al igual que en la concentración de la mañana, las feministas han demostrado que la lucha de la mujer no es cuestión de edad: "Ahora hay más consciencia de lo que está pasando, pero el machismo siempre ha estado ahí", ha contado Rosa, de 68 años, quien ha acudido está tarde con su marido y su nieta.

'Manolo, hazte la cena tu solo' ha sido uno de los mucho cánticos que se han escuchado durante la marcha, que comenzaba a las 19:00 pero ha iniciado con retraso a causa de la gran cantidad de personas que ha salido a las calles.

La foto de Bilbao se ha repetido en Vitoria y San Sebastián. En la capital donostiarra, miles de personas, en su mayoría mujeres, han inundado y salpicado de color morado el Boulervard en una marcha multitudinaria de ambiente festivo.

Cuatro marchas han confluido en este gran paseo del centro de Donostia, con miles de mujeres de todas las edades, desde niñas a ancianas, pasando por adultas y gran número de chicas, casi todas con alguna prenda de ropa o detalle de color morado, como muestra de su adhesión a la lucha feminista.

Varios tractores abrieron la manifestación feminista en Vitoria

Varios tractores abrieron la manifestación feminista en Vitoria



Entre los numerosos carteles y pancartas exhibidos por las participantes, algunos de confección doméstica y otros más elaborados, se podían leer lemas en castellano y euskera como 'Vivas y libres', 'Nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo' o 'Somos el grito de las que no tienen Vox', mientras se coreaban gritos como 'Gora borroka feminista'.

En Vitoria, la marcha ha recorrido las calles que unen el centro cívico Iparralde con la céntrica Plaza de la Virgen Blanca. Durante el recorrido centenares de personas se iban incorporando a la marcha que han abierto tres tractores conducidos por mujeres.

Las manifestantes, mujeres en su gran mayoría, han circulado detrás de una pancarta en la que, entre otros lemas, se leía en euskera, castellano y francés 'Las vidas en el centro', y han coreado gritos en favor de la lucha feminista y de pensiones dignas para las viudas, entre otros.

Pleno suspendido

Una de las consecuencias de la huelga feminista ha sido la suspensión del pleno de control por falta de quorum debido a la ausencia de las parlamentarias del PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE-EE y de varios parlamentarios de distintos grupos.

Las representantes del PP han sido las únicas mujeres que han acudido al pleno, al considerar que la mejor forma de reivindicar la causa de la mujer es "trabajar", según ha declarado la parlamentaria de este grupo Laura Garrido.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha