eldiario.es

9

El deseo de independencia se estanca y los vascos apuestan por el federalismo y el Estatuto

El último Euskobarómetro, realizado la Universidad del País Vasco, vuelve a certificar la división entre nacionalistas y no nacionalistas, aunque estos mantienen su predominio.

Un 64% de los vacos son partidarios de fórmulas integradoras con España, como el autonomismo y el federalismo, frente a un 25% que abiertamente reclama la autodeterminación.

Manifestación de apoyo a la independencia de Euskadi y Cataluña.

Manifestación de apoyo a la independencia de Euskadi y Cataluña.

Los deseos de independencia se estancan en Euskadi. La "incertidumbre" que genera está opción ha propiciado ese estancamiento. Tan solo un tercio de la ciudadanía vasca (30%) apuesta abiertamente por la independencia, mientras que otro 55% no muestra ningún anhelos en ese sentido. La mayoría (un 64%) apuesta por fórmulas de integración con España, como el federalismo (29%) o el autonomismo (35%). Es decir, que esta parte de la sociedad se muestra "relativamente satisfecha" con el actual Estatuto de Gernika y se decanta en todo caso por reformar y ampliar el autogobierno vasco. Son los datos que arroja el último Euskobarómetro realizado por la Universidad del País Vasco, que como los anteriores vuelve a reflejar la división entre  nacionalistas y no nacionalistas en Euskadi. El estudio, dirigido por Francisco Llera, está basado en 600 entrevistas realizadas entre el 29 de mayo y el 15 de junio.

Al plantear alternativas al Estatuto, el 22% no quiere cambios; el 26% se conforma con que se completen las transferencias pendientes y el 28% opta por la reforma y ampliación del autogobierno. Solo un 15% se decanta claramente por una posición de ruptura soberanista. Un tercio de la ciudadanía manifiesta tener "grandes deseos" de independencia, frente a un 55% que dice tener pocos o ninguno. En la hipótesis de una Euskadi independiente, el 27% cree que se viviría mejor y el 29% opina que empeorarían las condiciones de vida.

Los deseos de alcanzar la independencia resultan evidentes entre los votantes de EH Bildu (el 83%) y en mucho menos medida entre los simpatizantes del PNV (27%). Un hipotético escenario de una Euskadi independiente provoca mucha incertidumbre entre la ciudadanía: los encuestados se dividen en partes iguales entre quienes manifiestan que se viviría mejor (27%) y los que opinan todo lo contrario (29%).

"Frente a fórmulas descentralizadoras e integracionistas", asegura el estudio, "el independentismo de las fórmulas autodeterminista o confederal vuelve a situarse en torno a una cuarta parte de los vascos (25%)", sobre todo en Gipuzkoa y con un apoyo muy mayoritario entre los seguidores de EH Bildu (77%).

Evolución de la violencia

El Euskobarómetro también ha preguntado sobre la evolución de la violencia, el final del terrorismo, los presos y las víctimas, y ha constatado que se ha alcanzado un récord histórico de rechazo frontal a ETA (66%, once puntos más que en el último año), así como la práctica desaparición del apoyo explícito y total a la banda terrorista (1%), incluso entre el electorado de EH Bildu (2 %).

El 24% de este electorado rechaza totalmente a ETA, con un avance semestral de más de seis puntos; otro 24 % expresa un apoyo "remoto" (la violencia estaba justificada antes, ahora no), y un 15% dice apoyar los fines de ETA, pero no sus métodos.
El 70% de los vascos apoya una eventual negociación Gobierno-ETA, aunque un 34% lo condiciona a que abandone previamente las armas, mientras que un 42% apuesta por una negociación incondicional.

Sobre la reinserción de los presos se produce un cambio "significativo de tendencia", ya que el 50% cree que todos los terroristas que se arrepientan y así lo expresen deberían beneficiarse de las medidas de reinserción social, mientras que un 21% sacaría de ese grupo a quienes tengan delitos de sangre y el 19% cree que unos y otros deben cumplir íntegramente las penas.

Al hablar sobre el sufrimiento causado y la reconciliación, la sociedad vasca muestra su división: un 44% prefiere pasar página y un 36% quiere defender la memoria del sufrimiento de las víctimas.

En relación a la sinceridad de la predisposición de ETA y su entorno social a poner fin a la violencia, la opinión pública vasca se divide entre la confianza (44%) y la desconfianza (39%), al igual que al ser preguntada sobre la voluntad de la izquierda abertzale a aceptar las reglas del juego democrático (el 41% confía y el 37%, no)

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha