eldiario.es

9

Los trabajadores de Bizkaibus protestan en Bilbao por los recortes

Acusan a la Diputación de Bizkaia de "lavarse las manos" en una reestructuración que deja sin servicio a un millón de viajeros anuales de autobuses inteurbanos al eliminarse una quincena de líneas.

Manifestación para exigir que se mantenga el servicio y los puestos de trabajo ante la huelga convocada para la próxima semana.

f

Trabajadores de Bizkaibus se manifiestan por las calles de Bilbao.

Un centenar de trabajadores de Bizkaibus, el servicio de transportes urbanos del territorio, se ha manifestado esta mañana en Bilbao en protesta por los recortes anunciados a principios de verano por la Diputación de Bizkaia. Cerca de 15 líneas se suprimirán, lo que afectara a más de un millón de usuarios anuales y los sindicatos calculan que alrededor de 250 de los 1.300 empleados de Bizkaibus se quedarán sin trabajo

En algunos casos, la eliminación de las rutas quedará compensada por la oferta de otros medios de transporte públicos, pero en más de una cuarta parte de ellos, los viajeros se quedarán sin ninguna otra alternativa. Es el caso, por ejemplo, de los autobuses que a día de hoy suben desde Bilbao al monte Artxanda y al hospital de Santa Marina. Los más de 230.000 viajeros anuales que suman entre los dos tendrán que apañárselas por su cuenta. O el que cubre los traslados entre El Regato y Barakaldo, con 120.000 viajeros al año, y la que iba desde Santurtzi a San Juan, 165.000 usuarios anuales. En este último caso, la Diputación ha hecho una excepción y alargará la línea Bilbao Santurtzi para que también llegue al barrio de la localidad marinera. Junto a estas cuatro líneas, también desaparecerán las que cubrían las rutas Barakaldo-Sestao-Repelega, 75.000 usuarios al año, Bilbao-Basauri-Galdakao, 524.000 viajeros, y Bilbao-Etxebarri-San Antonio, 37.000 usuarios. En estos casos, las razones aducidas por la Diputación son que existen medios de transporte alternativos que alcanzan dichos destinos, ya sea el metro, Euskotren o Renfe.

"La Diputación se está lavando las manos", ha asegurado, al iniciar la manifestación, Iñaki San Andrés, del sindicato ELA. Las líneas de Bizkaibus son concesiones a empresas privadas y el próximo año saldrán de nuevo a licitación por 1.000 millones para los próximos años, el mayor concurso público de un servicio hasta ahora en Euskadi. La Diputación, que la semana pasada se reunió con los sindicatos sin ningún acuerdo ("salimos peor de lo que entramos", aseguran las centrales sindicales), insta a los trabajadores a negociar con las nuevas empresas manteniendo la subrogación. Los empleados critican que en la subrogación no está aseguradas las condiciones actuales y censuran que la institución foral no se implica más en la negociación.

Por la tarde se celebra una reunión entre sindicatos y Diputación con la amenaza de las huelgas convocadas para la próxima semana paros: parciales el día 24, de 24 horas el día 26 y un día más de huelga cada semana, hasta la paralización total del servicio entre los días 21 y 27 de octubre. Los portavoces sindicales han revelado que no ha habido acuerdo sobre los servicios mínimos tras la reunión mantenida este martes con el Gobierno vasco.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha