eldiario.es

9

Más allá de ‘escorpiones’ y ‘rubitas’

El Azkena Rock Festival ocupa durante este fin de semana el centro de la oferta rockera, donde aparte de Scorpions y Blondie destacan veteranos como The Stranglers, jóvenes como The Strypes y The Temperance Movement, o las guitarras de Seasick Steve y Joe Bonamasa.

Scorpions será el segundo cabeza de cartel del Azkena Rock Festival 2014 de Vitoria

Scorpions encabeza el Azkena Rock Festival 2014 de Vitoria.

El fin de semana del Azkena Rock 2014 en Vitoria ya está aquí. Como hay miles de foros, información a raudales y muchos grupos que comentar, este artículo previo al festival rockero por excelencia tendrá una carga subjetiva más acentuada de lo habitual por parte de quien firma arriba.

Vaya por delante que el cartel que se ha armado este año, una vez más, es muy recomendable. Las incorporaciones de última hora han redondeado el programa. Seguro que habrá viejas glorias que atraen y también algunas sorpresas agradables. En el lado menos positivo, la ubicación de Blondie en lo más alto del cartel en un festival de este tipo (al margen de que guste más o menos) y que la organización obliga otra vez a elegir al público en determinadas ocasiones, en que coinciden conciertos en distintos escenarios. Dicho esto, vamos al grano.

Scorpions es el grupo estrella (el viernes). Y lo que podemos esperar está claro: melenas al viento, heavy de masas del siglo XX y mecheros encendidos al son de los alemanes con sus baladas marca de la casa (con la voz inconfundible de Klaus Meine). Sus 150 millones de discos vendidos les avalan.

Blondie, que hace unos años ya pasaron por el BBK Live (incluidos en la ‘clase media’ del programa) e incluso Debbie Harry actuó en el Festival de Jazz de Vitoria, tienen rango de figura para la jornada del sábado. Se supone que desplegarán sus himnos, como ‘Heart of Glass’, ‘Call me’, ‘Maria’, ‘One way or another’, ‘Hanging on the telephone’ y otros.

Por debajo del cartel, que no en interés, hay una segunda fila con grupos que por sí solos merecen reservar el fin de semana entero en Vitoria. Entre la categoría de viejas glorias, y seguramente no siempre lo suficientemente valoradas, hay que destacar a The Stranglers. Ya han pasado por Euskadi varias veces en los últimos años, pero hay que verles en un escenario grande (el viernes). Este año cumplen 40 años desde su aparición en el Reino Unido, incluso antes de que surgiera el fenómeno punk. Y muchos de sus temas son verdaderos clásicos: ‘No more heroes’, ‘Golden brown’, ‘Always the sun’… y por supuesto ‘All day and all of the night’.


Si algo tiene de especial el Azkena es que siempre lanza a algún grupo, que entra tapado en el cartel y sale con una legión de entusiastas. No es que sean desconocidos, pero este año hay varios nombres jóvenes que –si confirman las expectativas- pueden ganarse un lugar en el imaginario de los rockeros peninsulares.

The Strypes ya hicieron ruido con su estruendosa aparición en 2012, con un EP que entró a lo grande en las listas de éxitos. El año pasado publicaron su primer álbum, ‘Snapshot’, que contiene trallazos como ‘Blue Collar Jane’, ‘Hometown Girls’ y otros muchos. El cuarteto de adolescentes irlandeses mide ahora la potencia de su directo. Padrinos no les faltan. Y ganas tampoco. Tocan el sábado 21.

Sin tanto nombre, aún, llegan The Temperance Movement. Cuentan con un solo LP pero cargado de fuerza. Tuvieron un fugaz paso por la sala bilbaína Azkena en noviembre, y ahora vienen dispuestos a confirmar las esperanzas que les mencionan como el futuro del rock británico. Los mismísimos Rolling Stones confían a ciegas en ellos, y les han pedido que sean sus teloneros en cuatro de los conciertos de su gira por Europa. Por ejemplo, en Dusseldorf, solo dos días antes de ir el sábado al Azkena (eso sí, The Temperance Movement viajan a Vitoria sin los Rolling; pena).


Los componentes de Marah no tienen tanto acné juvenil como los anteriores, pero pueden entrar dentro de la categoría promesa. No es la primera vez que pasan por Mendizabala, porque ya estuvieron en 2006. Ya entonces, y en posteriores visitas a nuestras salas, han demostrado tener punch y mucha clase. Ahora llegan con un experimento bajo el brazo, titulado ‘Mountain Minstresly of Pennsylvania’: han ido al estado del noreste americano, han rescatado canciones populares de hace más de un siglo y las han grabado en plan artesanal en una vieja iglesia, acompañados por músicos locales. Y se los traen a Vitoria.

Por cierto, en aquella edición de 2006 hubo un trío juvenil australiano que dejó boquiabierta a la parroquia justo antes de la aparición de Pearl Jam. Eran Wolfmother. Algo así como la reencarnación de Led Zeppelin. Vicisitudes varias han impedido que el trío tenga continuidad. Sobre todo, que el cantante, Andrew Stockdale, ha visto cómo todos sus compañeros han ido desfilando; él es el único que continúa. El sábado estarán en el cartel, con un lugar preeminente, tras Blondie.

El Azkena es un festival rockero, y como tal no puede faltar el instrumento estrella: la guitarra. En esta edición hay varios especialistas que encajan perfectamente en el perfil. Por un lado, Seasick Steve, que actúa el viernes, es un virtuoso disfrazado de granjero (en realidad, llegó a trabajar en el gremio). Tiene mucho blues en sus manos, como se pudo ver en el BBK Live de 2011.


Joe Bonamassa, aunque también es americano y enorme guitarrista, ha mamado otro tipo de blues rock, a este lado del Atlántico. Él estaba predestinado. Su familia tenía una tienda de guitarras, y aprendió a tocar el instrumento con cuatro años. A Vitoria llega un año después de disolver su grupo, Black Country Communion, y con una carrera consolidada como solista y considerado uno de los mejores guitarristas del mundo.

Entre los considerados primeros del cartel queda uno más por mencionar: Violent Femmes. Este grupo formado en los ochenta y con ocho álbumes a sus espaldas es especialmente conocido por su tema ‘Blister in the sun’, que abre el primer y más reconocido disco, con el nombre del propio grupo y que también contiene ‘Add it up’, ‘Gone Daddy Gone’. Vuelven renacidos, una década después de pasar por Mendizabala.

Dentro del proceloso puzzle de grupos y estilos que supone el Azkena, hay una tercera línea de bandas que salen casi de la nada y acaban triunfando. Entre esos posibles descubrimientos, hay unas altas expectativas puestas en Deap Vally. Es un dúo formado femenino en Los Angeles, que se conocieron hace apenas tres años en clases de ganchillo. Ahora las comparan con Led Zeppelin y White Stripes en versión femenina. Hace un año sacaron su primer trabajo de larga duración, ‘Sistrionix’. Ojo con ellas, aunque para verlas habrá que ir el sábado a primera hora.


A la misma hora (17:45) pero el viernes tocan los canadienses Monster Truck, que también son de reciente creación (en 2010) y con un rock contundente. Les seguirá el metal más duro con el cuarteto sueco Bombus, y un folk-pop mucho más edulcorado con Hudson Taylor, dos hermanos dublineses cuyo éxito ha empezado por youtube, con más de tres millones de visitas y a la espera de grabar su primer álbum.

El mismo viernes habrá sitio también para el rock de los británicos Turbowolf, y se reserva un hueco para géneros como el stoner, a cargo de Unida, banda liderada por John García (ex de Kyuss). Y no hay que olvidar tampoco a grupos con sello nacional, como los gaditanos Bourbon, los barceloneses The Midnight Travellers, los navarros Attikus Finch y los madrileños Vucaque. Y los vitorianos 13 Left to Die, que tendrán el honor de decir que ellos estrenaron el Azkena 2014.

El sábado hay que destacar la presencia de varios grupos de los que aparecen como teloneros. El trío alemán Kadavar, por ejemplo. Ellos cerrarán el cartel del festival a última hora y merece la pena quedarse a verlos. Son serios, incluso hieráticos, pero con un hard rock impregnado de psicodelia que no defrauda. Hace unos meses dejaron su impronta en la sala Hell Dorado.


Justo antes podrá verse a Niño y Pistola, una de esas bandas totalmente recomendable. Los gallegos también tienen toques de psicodelia, pero enfocada más desde el folk-rock. Traen aire fresco y un directo digno de no perderse. La organización obliga a elegir entre ellos y la banda estadounidense de rock progresivo Royal Thunder, que coinciden en horario el sábado.

El sábado también hay más platos en el menú. Empezando por los vitorianos The Soulbreaker Company, a los que su condición de locales no resta méritos para tener un lugar propio en el festival con su rock psicodélico y setentero. Además este año han sacado su cuarto y último disco, ‘Graceless’.

Vitorianos también son Arenna, grupo stoner aunque prefieren definirse como amantes de los riffs pesados. Desde Alicante llega el power trío Bluenáticos que en realidad nació a finales de los ochenta pero tras un paréntesis reapareció en 2010. El cartel de este año lo completan el dúo guipuzcoano Niña Coyote eta Chico Tornado, que son los encargados de abrir el programa del sábado.

Por cierto, dos de los tres escenarios del Azkena de este año llevarán los nombres propios de un músico eterno, como Lou Reed, y el guitarrista local Raúl Aransáez, de la banda Reverendo Parker, fallecido hace diez meses.  


Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha