eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los pretextos de IU de Madrid para rechazar el acuerdo de Ahora Madrid

La gestión de los recursos económicos del partido instrumental, las dudas sobre el voto online y el reparto de poder en los órganos internos son los principales escollos que esgrime la dirección regional

La coalición busca sustituir al candidato, Mauricio Valiente, quien ha reiterado su intención de participar en las primarias de Ahora Madrid. Para hacerlo tendrá que abandonar la militancia de IU

24 Comentarios

Ganemos Madrid confluirá con Podemos en las próximas elecciones municipales

Celia Meyer y Jesús Montero, en la presentación del acuerdo entre Ganemos y Podemos.

La dirección de Izquierda Unida de Madrid (IUCM) se ha salido con la suya: la organización se presentará con sus propias siglas a las elecciones al Ayuntamiento de la capital. Tras una dura pugna que ha durado meses, ninguno de los dos candidatos que fueron elegidos en las primarias del pasado mes de noviembre encabezarán las listas para las que fueron elegidos. En el caso de la Comunidad, Tania Sánchez abandonó la militancia; en el de Mauricio Valiente, el camino será similar después de que Ahora Madrid le haya dado de plazo hasta el lunes para que abandone la coalición de izquierdas si quiere concurrir a las primarias del partido instrumental.

El Consejo Político Local de IU en la ciudad de Madrid se reunió el pasado miércoles por la tarde para empezar a discutir la confección de la lista que presentarán el 24 de mayo. Y los representantes de algunos distritos propusieron comenzar también a elegir a un nuevo cabeza de lista, dado lo ajustado del calendario que queda por delante y ante la evidencia de que Valiente no piensa dar un paso atrás y volver a reconocer unos órganos que no cree legítimos.

La nueva pelea transcurre ahora para ver quién expulsa o quién se va. Valiente ha negado que vaya a abandonar la militancia de IU por su propio pie. La dirección regional señaló el miércoles en un comunicado que "no va a expulsar a nadie", aunque añadía que los estatutos de la organización establecen como causa de baja "el concurrir en candidaturas electorales o realizar de forma pública y notoria campaña en favor de las mismas, cuando estas se presenten en competencia con IU en cualquier ámbito".

Pero ¿qué ha argumentado la dirección de IUCM para rechazar la confluencia? Buena parte de los dirigentes regionales rechazaban la idea desde un principio, pero las presiones de la dirección federal, de buena parte de las otras federaciones, así como la nueva realidad política que ha supuesto la llegada de Podemos, empujaron a plantear una negociación que se ha cerrado sin acuerdo.

Más allá del uso que se ha dado a la confluencia para resolver disputas internas por el control de la organización, IUCM esgrime como motivo principal para rechazar la confluencia la "letra pequeña" del preacuerdo alcanzado entre Ganemos (donde se integra la formación) y Podemos que dio lugar al partido instrumental Ahora Madrid. El acuerdo, pendiente de ser validado aún por las partes, es para IUCM un "agravio comparativo" y, de ser aceptado en los términos actuales, supondría "la desaparición de la organización", según uno de los dirigentes que mejor conocen el escenario.

Un acuerdo que no se ha hecho público todavía, que ni siquiera está cerrado, pero por el que se preguntó en el referéndum interno del pasado día 14, en el que ganó, con una participación del 54%, mayoritariamente el 'no'. La consulta está pendiente de ser validada por la dirección federal, que ha pospuesto cualquier toma de posición en Madrid hasta que pasen las elecciones andaluzas.

¿Quién controla el dinero?

El principal escollo para IUCM es el económico. La situación financiera por la que atraviesa la federación madrileña es peor que delicada: Hacienda embargó el pasado mes de enero la asignación que recibe el grupo parlamentario en la Asamblea regional. Alrededor de 300.000 euros, de los que viven los técnicos y buena parte de los trabajadores de la organización, que el pasado verano acometió un ERE traumático.

El preacuerdo, según apuntan desde la dirección de IUCM, recoge que todos los recursos económicos que generen los electos de Ahora Madrid serán gestionados por los propios órganos del partido instrumental, cuya vida útil será la legislatura que concluirá en 2019. Es decir, durante los próximos cuatro años, IUCM no recibiría un solo euro de los representantes institucionales que obtuviera, una de las principales vías de financiación de la organización.

Los estatutos de IU recogen una Carta Financiera que obliga a todo representante institucional a donar parte del sueldo al sostenimiento de la organización. Esta misma idea, según fuentes de IUCM, se ha trasladado a Ahora Madrid: los concejales darán parte de su sueldo al partido instrumental. Y aunque los flecos no están cerrados, desde la coalición de izquierdas asumen que ellos no gestionarán ese dinero.

Esta situación es aplicable a otros representantes institucionales, como los vocales vecinos de las Juntas de Distrito. Reciben unas dietas próximas a los 500 euros al mes por asistir a las reuniones del organismo. Una cantidad que, en el caso de IUCM, se dona íntegramente a la organización. La cuestión se extiende también a las casetas de las fiestas de los barrios. Solo los partidos con representación pueden colocarlas. En este caso, sería Ahora Madrid quien tendría el permiso para su instalación. Y la recaudación también iría al sustento del propio partido: otra vía de ingresos cerrada para IUCM.

El aspecto económico tiene una derivada muy importante y de carácter estatal: las subvenciones electorales. En caso de que IUCM no se presentara a las elecciones al Ayuntamiento de Madrid, la dirección federal dejaría de percibir alrededor de 600.000 euros para la campaña de las municipales, según varias fuentes consultadas por eldiario.es. Estos comicios tienen un carácter estatal, por lo que no son las organizaciones regionales las que gestionan sus recursos.

En el plano electoral, las reticencias de IUCM van más allá de la legislatura 2015-2019. Si no se presentan a los comicios del próximo 24 de mayo y lo hacen en Ahora Madrid, dentro de cuatro años no tendrían la más mínima presencia en los espacios informativos electorales que la ley reserva a los partidos con representación, según esgrimen fuentes de la dirección regional. Además, tampoco podrían obtener subvenciones para el mailing masivo, el envío de propaganda electoral por correo, una práctica que IU sigue manteniendo en sus campañas.

El voto online y la representatividad

La cuestión económica es fundamental en la negativa de la dirección de IUCM a concurrir a los comicios con Ahora Madrid. Pero no la única. Fuentes de la dirección aseguran que se ha cometido un "agravio" con su organización.

En primer lugar, señalan, el acuerdo no es igual entre las partes, sino entre Ganemos (donde se integran organizaciones como IUCM, Equo o Convocatoria por Madrid) y Podemos. "Ellos no entran en el espacio de convergencia", se quejan desde la dirección regional de IU en referencia al partido que lidera en Madrid Jesús Montero. "No es un acuerdo entre todos; es un acuerdo bilateral", añaden.

Este dato no es baladí, ya que ha sido importante en el reparto de los puestos en la Coordinadora Mixta de Ahora Madrid, según las mismas fuentes. El órgano que dirige el espacio de confluencia lo forman 24 personas: diez de Ganemos, diez de Podemos y cuatro de consenso. "Es decir, 12 de Ganemos y 12 de Podemos", resumen desde la dirección de IUCM. Además, añaden, las decisiones no se toman por mayorías cualificadas, como en otras experiencias de confluencia en otras ciudades, sino por mayoría simple.

Los 12 asientos que corresponden a Ganemos se han dividido a su vez entre sus integrantes. Y a IUCM le han tocado dos, "como a Equo y a Convocatoria por Madrid", lamentan desde IUCM. El agravio, creen, es doble: ambos se nutrieron, en diferente forma y momento, de personas que huyeron precisamente de IUCM.

Por último, la dirección regional de IU en Madrid pone en duda la seguridad del sistema de votación, una plataforma que será muy similar a la utilizada por Podemos y que ya ha generado dudas anteriormente.

La principal queja es que no hay un sistema que garantice la integridad de los votos. "No se exige nada, ni una factura del gas" que certifique que esa persona vive o ha vivido (ya que el reglamento recoge la opción de votar a expatriados) en Madrid.

El resumen que hace la dirección de IUCM es claro: "Ganemos tenía que elegir entre IU y Podemos. Y ha elegido a Podemos".

Ahora IUCM debe armar una candidatura contrarreloj con la que presentarse a las elecciones. El umbral para conseguir representación es del 5% de votos, una cantidad muy alta y que desde la dirección de IUCM reconocen que será difícil alcanzar.

La coalición, que ha rechazado integrarse en Ahora Madrid para no morir, podría hacerlo igualmente si no consigue ningún concejal el 24 de mayo.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha