eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Unidos Podemos presiona con los Presupuestos: mete prisa al Gobierno y pide a Catalunya que negocie

La intención declarada de Pedro Sánchez de llevar la aprobación de las cuentas de 2019 al primer trimestre inquieta a sus principales socios parlamentarios

Echenique: "Trabajaremos para que no se prolonguen ni un día los Presupuestos del PP". Sánchez Mato (IU) reclama acabar con los recortes "cuanto antes"

Podemos cree que será "muy difícil" que ERC, PDeCAT o PNV rechacen en el Congreso sumarse a un acuerdo que daría más recursos a las comunidades

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez recibe sonriente a Quim Torra en lo alto de la escalinata del Palacio de la Moncloa

Pedro Sánchez y Quim Torra en el Palacio de la Moncloa.

Unidos Podemos no quiere ni oír hablar de un retraso en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, tal y como anunció el lunes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en una entrevista en la Cadena Ser. Tampoco ve con buenos ojos la intención de la Generalitat de Catalunya de ligar los indispensable  votos de ERC y PDeCAT a las Cuentas a la suerte en el juicio del Supremo de los políticos en prisión preventiva desde hace 10 meses, según las palabras del  vicepresident y conseller de Economía, Pere Aragonés. El grupo confederal apremia a unos y otros para cerrar un acuerdo que reedite la mayoría de la moción de censura contra Rajoy y abra un nuevo tiempo con otras políticas en España.

La negociación para las cuentas públicas del año que viene no ha arrancado de forma oficial, pero las conversaciones abiertas entre el Ejecutivo y Unidos Podemos para sacar adelante la senda presupuestaria incluye un paquete de medidas económicas que tendrían su reflejo tanto en la Ley de Presupuestos como en la de Acompañamiento. 

Pedro Sánchez ya advirtió al final de su gira por Latinoamérica que el Gobierno retrasará los Presupuestos  hasta que tenga un acuerdo "sustancial" con Unidos Podemos. De momento, las conversaciones para sacar adelante el objetivo de déficit van despacio, aunque ya se han concretado dos acuerdos: reformar la Ley de Estabilidad y subir las pensiones conforme al IPC real. 

El presidente ha insistido este lunes en esta idea. Aunque también ha dejado  en el aire el impuesto a la banca que anunció el Ejecutivo hace unas semanas y que es uno de los objetivos de Podemos.

En Podemos e IU las palabras de Sánchez sobre el retraso de los Presupuestos han sido recibidas con disgusto. A primera hora, el responsable de Economía de IU, Carlos Sánchez Mato, calificaba de "tardío" el calendario previsto por el Gobierno y pedía que se tramitaran "cuanto antes". Sánchez Mato aseguraba que el país tiene "prisa" y rechazaba la idea del PSOE de que se puede llevar el proceso parlamentario al final del invierno o principio de la primavera de 2019.

La misma idea ha trasladado Podemos. "Trabajaremos para que no se prolonguen ni un día los Presupuestos del PP", aseguraba el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, en una rueda de prensa.

"Hay que acabar con los privilegios fiscales en España", apuntaba Echenique. "Los impuestos que paga la gente normal han aumentado su recaudación en la última década. En 2017, el Estado ingresó más por IRPF e IVA que en 2007. El de Sociedades ha caído a la mitad y el beneficio es el mismo que en 2007", añadía Echenique, en referencia a la complicada negociación para aumentar los ingresos del Estado.

En Unidos Podemos no cunde el desánimo. Fuentes del grupo señalan que con voluntad política "el acuerdo podría ser inmediato" y que no harían falta "más reuniones". "Hemos enseñado las cartas", apuntan estas fuentes. Desde el grupo confederal recuerdan la enmienda a la totalidad que presentó el PSOE a los últimos Presupuestos del PP, mucho más contundente que las medidas que lanza ahora desde el Gobierno, aseguran.

Las dudas catalanas

Más allá del calendario, las cuenta del Gobierno de Pedro Sánchez dependen del apoyo del PNV, más sencillo, y del PDeCAT y de ERC, mucho más complicado.

Ambos partidos han delegado las negociaciones económicas en la Generalitat de Catalunya. El Govern de Quim Torra se ausenta de forma habitual de los foros multilaterales y apela a una negociación bilateral con el Estado.

La votación de los 17 diputados de los partidos independentistas en el Congreso dependen de estas conversaciones. Y, de momento, la Generalitat ha puesto por delante la situación de los políticos presos por orden del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. En una entrevista en El País, el  vicepresident  conseller de Economía, Pere Aragonés, de ERC, afirmó que no tendría sentido apoyar las cuentas si el Gobierno no da instrucciones a la Fiscalía para evitar la condena de los dirigentes independentistas acusados de rebelión y de otros graves delitos por el Supremo.

Podemos ha apremiado este lunes a los partidos catalanes a separar ambas negociaciones. La portavoz del partido, Noelia Vera, aseguraba que en las conversaciones que su formación mantiene con los partidos catalanes no se ha trasladado esa petición. 

"No nos han trasladado esa línea roja. No sabemos si es tal o no", aseguraba Vera. Las relaciones de Podemos con ERC y PDeCAT son muy buenas, especialmente desde las negociaciones para sacar adelante la moción de censura, que tuvieron en Pablo Iglesias a uno de sus actores fundamentales.

En opinión de Podemos, si la negociación sobre el gasto social del Presupuesto va bien, los partidos nacionalistas catalanes y vasco no podrán negarse a apoyarlo. "Pensamos que si al final hay unos Presupuestos sociales que permitan a las Comunidades Autónomas más inversión, va a ser muy difícil que puedan votar en contra", apuntaba Vera. Y zanjaba: "Esperamos que ocurra como pasó en la moción de censura y que si hay Presupuestos sociales voten a favor".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha