La portada de mañana
Acceder
Estado de alarma a la carta para evitar un cierre como el de marzo
¿Qué pasa con Navidad? Preguntas y respuestas sobre el nuevo estado de alarma
Dolores Delgado: "La reforma del CGPJ tiene que hacerse con un gran consenso"
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El asaltante en un centro comercial de Manila enfrentará varios cargos criminales

Un grupo de treinta rehenes que permanecieron secuestrados durante nueve horas en un centro comercial de Manila, eran liberados varias horas después. El asaltante, un ex vigilante de seguridad del centro comercial Greenhills, salió por su propio pie del edificio, junto con los rehenes, y se entregó a la policía, que procedió a su arresto sin violencia.

EFE

Manila —

0

El guardia de seguridad despedido que asaltó este lunes un centro comercial de Manila donde mantuvo a decenas de rehenes se enfrentará a varios cargos criminales como asesinato frustrado, posesión ilegal de armas de fuego y retención ilegal, informó hoy la Policía.

Archie Paray, de 41 años y que pretendía denunciar que había sido injustamente despedido, irrumpió el lunes a tiros en el centro comercial Greenhills de Manila hiriendo a una persona y luego retuvo en las oficinas de administración del edificio durante nueve horas a unos 60 rehenes, aunque inicialmente se pensó que eran unos treinta.

"Está detenido en nuestra comisaria de policía y esperando los procedimientos de investigación del fiscal", indicó hoy Jaime Santos, jefe de la policía en San Juan, distrito de Manila donde ocurrieron los hechos.

Paray, que fue guardia de seguridad de ese centro comercial antes de ser despedido, iba armado con una pistola y una granada de mano.

Después de horas de negociación, Paray liberó a los rehenes y se entregó a la policía, pero antes pidió en varias ocasiones hablar con los medios por videollamada, en las que denunció que él y otros compañeros habían sido "injustamente despedidos".

Tras su rendición, a Paray, que no estaba esposado, se le permitió dirigirse a los medios de comunicación en una especie de rueda de prensa, en la que expresó sus motivos y luego fue abordado y arrestado por las autoridades.

Antes de entregarse, Paray consiguió que varios de sus superiores -jefes de seguridad del centro comercial y de la empresa de seguridad que lo había contratado- le ofrecieron disculpas.

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2020 - 09:11 h

Descubre nuestras apps

stats