Calvo niega que el Gobierno pretenda controlar la Fiscalía con Delgado: "Es una fiscal de reconocido prestigio"

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo promete su cargo ante el Rey Felipe VI

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha rechazado que la designación de la exministra de Justicia Dolores Delgado como Fiscal General del Estado sea un intento de controlar la institución. "En ningún momento hemos pretendido eso", ha asegurado en una conversación informal con periodistas tras tomar posesión de su cargo en Moncloa.

Sánchez propone a la exministra de Justicia Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado

Sánchez propone a Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado

"Es una fiscal de reconocido prestigio y solvencia en la Audiencia Nacional", ha dicho Calvo sobre la que ha sido hasta esta mañana ministra de Justicia y que aún tiene el acta de diputada del PSOE por Madrid. Pedro Sánchez le comunicó el viernes que no seguiría al frente de ese departamento y este fin de semana le propuso ocupar la jefatura del Ministerio Público.

El nombramiento ha suscitado ya las primeras críticas. La Asociación de Fiscales, mayoritaria en la carrera y de carácter conservador, ha mantenido que la propuesta es "una manera muy clara de indicar" que el Gobierno quiere tener "sometida" a la Fiscalía. "En Lledoners ya respiran tranquilos. Justicia va a ser a su medida gracias a Sánchez", ha expresado el número dos del PP, Teodoro García Egea. También Ciudadanos y Vox han censurado la decisión.

A pesar de que las críticas no han sido solo de oponentes polítios, Calvo les ha restado importancia y las ha enmarcado dentro de la "oposición irracional" que aventura para el futuro Ejecutivo. En su intervención durante la toma de posesión había reclamado una "leal oposición" que asuma su "responsabilidad constitucional"

Sánchez llamará a Torra

Calvo también ha explicado que será bajo su "paraguas" en el que se articule la negociación con la Generalitat y ha asegurado que ahora depende de ERC y JxCat, que "son dos partidos", que se ponga en marcha la mesa de gobiernos.

"Nosotros ya hemos cumplido", ha afirmado en referencia a que la mesa se ponga en marcha en quince días, tal y como establece el acuerdo sellado por PSOE y ERC. Ese texto señala que, una vez se forme Gobierno en España, la mesa echará a andar en un plazo de quince días.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, puso como condición para aceptar esa mesa una reunión con Sánchez que el socialista ha aceptado. Calvo ha asegurado que le llamará pronto. Lo que no está claro es si la reunión será en Madrid o Barcelona. "Dependerá de la agenda", explicó Sánchez este domingo.

Lo que ha enfatizado Calvo es que el pacto suscrito por socialistas y republicanos "es un acuerdo para buscar un acuerdo".

Calvo, que cede el testigo en materia de Igualdad a Irene Montero, ha asegurado que dará a su gabinete una perspectiva feminista incluso en la materia que ahora asume (Memoria Democrática). La vicepresidenta se quedará con las competencias de memoria histórica que ahora estaban en Justicia.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2020 - 12:14 h

Descubre nuestras apps

stats