Cinco horas de reunión sin dimisiones en Ciudadanos

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

La tensión crece en Ciudadanos. Este lunes por la noche, los dirigentes que asistieron a la reunión de la Ejecutiva Nacional, convocada de forma urgente para analizar los pésimos resultados de las elecciones en Catalunya, comprobaron tras más de cinco horas de reunión cómo la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, resistía las presiones de varios dirigentes autonómicos y rechazaba la posibilidad de que el vicesecretario primero, Carlos Cuadrado, tenga que asumir responsabilidades políticas como artífice del diseño de la campaña de las elecciones catalanas. Según distintas versiones, durante la reunión hubo momentos de tensión cuando tomaron la palabra, entre otros, el valenciano Toni Cantó, el andaluz Juan Marín, el madrileño Ignacio Aguado y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. Algunos reclamaron la cabeza de Cuadrado, pero el hilo argumental de todos ellos fue que el partido debe definir su estrategia porque el electorado está “confuso” y son muchos los que internamente no acaban de entender que las decisiones más importantes las haya tomado hasta ahora Arrimadas exclusivamente con su núcleo duro - la Permanente-, formado por cinco dirigentes de su absoluta confianza, entre ellos Cuadrado.

La reunión, celebrada de forma presencial en la sede nacional, comenzó pasadas las siete de la tarde y se alargó hasta cerca de la medianoche en un clima sobre todo de “preocupación” por el futuro del partido. La líder de Ciudadanos pidió a sus compañeros "seguir trabajando por el proyecto". La única ‘autocrítica’ que hasta ahora ha hecho Arrimadas ha sido reconocer que "no han sabido movilizar al electorado constitucionalista" pero se ha refugiado en la escasa participación que ha habido el 14F, que a su juicio ha sido el factor principal de los pésimos resultados que han sacado en estas autonómicas celebradas en plena pandemia. Además, no ha dudado en destacar que las encuestas venían ya apuntando las malas perspectivas desde hace un año, justo cuando Albert Rivera dejó a la formación en tan solo 10 escaños en las pasadas generales, algo que ha hecho saltar a sus incondicionales, como Marcos de Quinto o Juan Carlos Girauta.

Otros antiguos dirigentes que han conseguido mantener cargos pero han sido desplazados ahora en la nueva etapa, como Fran Hervías, nombrado senador autonómico, han aprovechado el momento para dejar patente su distanciamiento con la nueva líder del partido. El antaño todopoderoso exsecretario de Organización de Ciudadanos dejaba este mensaje en Twitter tras el descalabro cosechado en Catalunya.

Este martes Arrimadas ha convocado al Comité Permanente, su núcleo duro de confianza, tras el cual el partido ha anunciado una comparecencia en la que se podrá conocer la versión que da la dirección sobre la larga Ejecutiva de este lunes.

Mañana, miércoles, los dirigentes críticos de Catalunya, que se autodenominan ‘Renovadores Cs’, cuyo portavoz es el exdiputado del Parlament Antonio Espinosa, darán una rueda de prensa en Barcelona en la que se sumarán a las peticiones de asunción de responsabilidades. Algunos críticos quieren que Arrimadas se someta a una moción de confianza entre unas bases cada vez más desmoralizadas y mermadas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats