Todas las formaciones tienen previsto modificar sus listas si se repiten elecciones

El ex diputado del PP Pedro Gómez de la Serna, en su escaño del Grupo Mixto durante el debate de investidura del 2 de marzo de 2016.

Las listas electorales con las que las principales fuerzas concurrieron a las elecciones del 20D no mantendrán su vigencia, en caso de que haya que volver a votar. El caso más evidente es el del Partido Popular que ya no contará con Pedro Gómez de la Serna en sus listas. La formación de Rajoy es la que tiene más fácil el proceso de adaptación de sus candidaturas. Llegado el caso de una nueva convocatoria, el comité electoral del PP decidirá una nueva lista, que enviará por correo electrónico a los medios de comunicación sin mayores complicaciones. En el resto de formaciones, la situación es algo más compleja.

Podemos posee la mayor colección de incógnitas de cara a la elaboración de una nueva candidatura. Está por ver cómo ajustan los de Iglesias una nueva asociación con las confluencias. En los despachos de la calle Princesa dan por perdida una candidatura conjunta con Compromís y consideran viable repetir la fórmula ensayada el 20D con catalanes y gallegos.

Fuentes de la dirección de Podemos señalan que el plan a seguir para la elaboración de una nueva lista "no está contemplado por el momento", y está en el aire si se abre un nuevo proceso de primarias abiertas para definir la tarjeta de nombres con la que se presentarían. Todas las miradas están puestas en Sergio Pascual, que abrió la lista por Sevilla antes de ser apeado de la dirección por decisión expresa de Pablo Iglesias. Podemos tambien baraja la posibilidad de hacer cambios que eviten que el exJEMAD Julio Rodríguez vuelva a quedarse sin su escaño por Zaragoza.

El otro asunto que puede influir en las listas de Podemos es un hipotético acuerdo de confluencia con la IU de Alberto Garzón, que se abortó antes del 20D, pero que puede volver a explorarse en caso de repetición electoral.

En el PSOE las dudas tienen que ver con tres nombres: Eduardo Madina, Zaida Cantera e Irene Lozano. La incorporación de la exdiputada de UPyD ha sido una de las decisiones que más se le ha criticado internamente a Pedro Sánchez. Sobre Madina, Ferraz no ha decidido si mantenerle en la lista por Madrid o volver a pedirle que busque el voto del País Vasco.

El PSOE volverá a pedir propuestas en los territorios para configurar una selección de nombres que tendrá que ser aprobada por el Comité Federal.

En Ciudadanos, la celebración de nuevas elecciones supondrá una discusión sobre el modelo a seguir para elaborar una nueva candidatura. El resultado de las primarias abiertas no ha generado entusiasmo en la dirección de la formación naranja, donde discuten cómo dar relevo a algunos de los perfiles sin necesidad reabrir el melón de las primarias.

En la formación de Rivera se encendieron todas las alarmas al conocer en profundidad a algunos de sus cabeza de lista. Ocurrió en Cantabria, a pocos días de las elecciones, cuando a Carlos Pracht se le ocurrió decir que la presencia de mujeres en atentados yihadistas demostraría que también hay violencia ejercida por las mujeres. El líder de la formación emergente no quiere que este tipo de situaciones se repitan pero todavía no ha decidido de qué manera acometer mejoras en su banquillo.

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2016 - 20:25 h

Descubre nuestras apps