La Fiscalía se opone a que declaren los ministros de Aznar, Florentino Pérez y Villar Mir porque las acusaciones de Correa son "manifestaciones genéricas". La declaración como testigos había sido planteada por la defensa de Bárcenas.