El Gobierno anuncia que comenzará a estudiar la semana que viene los indultos para los condenados por el procés

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell saliendo de la cárcel de Mas d'Enric, en El Catllar (Tarragona), por primera vez en aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, el lunes 17 de febrero de 2020.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha anunciado este miércoles que la semana que viene el Gobierno comenzará a estudiar las solicitudes de indulto a los distintos condenados por el procés. "Estamos tramitando los indultos, por cierto, esos que a usted tanto le preocupan porque les tocan, se empezarán a tramitar la semana que viene", le ha dicho el ministro a la portavoz de Junts en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs, durante la sesión de control al Gobierno en el Parlamento.

Fuentes de Justicia han explicado que "una vez superado el atasco provocado por la pandemia, a lo largo de la semana que viene se dará trámite a estas solicitudes de indulto, reclamando los informes del tribunal sentenciador y la fiscalía". Por ello, explica el departamento de Campo, "comienza la tramitación de todas las solicitudes de personas condenadas en el procés, dado que la primera solicitud presentada, en el mes de enero –que fue registrada por el abogado catalán Francesc Jufresa Patau–, se refería a todos ellos".

El Gobierno señala que "la solicitud de indulto es individual. Además, cada expediente individual de indulto arrastra las distintas solicitudes que se hayan hecho sobre este mismo caso. De modo que el Ministerio de Justicia envía una única solicitud por caso al tribunal sentenciador (que es quien reclama informe a la fiscalía)". Justicia precisa que "la tramitación en su conjunto suele superar los seis meses".

Además de la solicitud de indulto registrada para los doce condenados por el procés el sindicato UGT lo ha pedido específicamente para la exconsellera Dolors Bassa, condenada a 12 años de cárcel, y tres expresidentes del Parlament –Núria de Gispert, Ernest Benach y Joan Rigol– lo han solicitado para la también expresidenta de la Cámara autonómica Carme Forcadell, condenada a 11 años y medio de cárcel por sedición.

En ambos casos los indultos han sido solicitados con el visto bueno de las implicadas, si bien ellas no lo demandan directamente. Sobre la mesa del Ejecutivo estaría, según Justicia, la posibilidad de indultar al resto de los condenados por el procés. La concesión de los indultos compete en última instancia al rey, a propuesta del ministro de Justicia y previa deliberación del Consejo de Ministros, y debe acordarse mediante mediante Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado.

"Afrontamos con normalidad democrática los posibles cambios normativos que exige la sociedad", ha añadido este miércoles Campo en su respuesta a Borràs, dando pie así a la reforma de los delitos de sedición y rebelión que el Ejecutivo se ha comprometido a estudiar.

JxCat reconoce su "sorpresa" pero reclama la amnistía

En declaraciones a los medios, la diputada independentista ha reconocido posteriormente su "sorpresa" sobre el anuncio del ministro y ha asegurado que pedirá más información sobre qué indultos son los que se van a tramitar (si para todos los condenados o solo para los que lo hayan solicitado). Borràs ha explicado que "tiene que seguir su trámite como es preceptivo": "Comenzar a tramitarlo no es concederlo".

En todo caso, ha señalado que va "en la buena dirección", pero ha afirmado que es insuficiente, al igual que la reforma del Código Penal para rebajar las penas por sedición, y ha reclamado una negociación que termine en la aprobación de una "ley de amnistía". "Lo más inteligente sería buscar una solución política", ha rematado.

ERC, que mantiene el contacto permanente con el PSOE, también ha reclamado una solución para los condenados del procés, aunque también apela a la amnistía. "Lo que siempre desde ERC hemos transmitido como principal grupo catalán en la Cámara Baja es el hecho de que hay que solucionar la situación. Y que no tiene ningún tipo de sentido que haya todavía personas en la cárcel o el exilio por sus ideas, explica Gabriel Rufián en una entrevista en elDiario.es, en la que se muestra convencido de que entre su propuesta -amnistía y referéndum- y la del Gobierno -reforma del Código Penal- habrá algún camino intermedio: "Son propuestas que esperan contrapropuestas. Lo positivo es que ya existe un espacio. Por eso es tan relevante la mesa de diálogo y de negociación entre gobiernos". 

Desde el PP, por su parte, fuentes de la dirección han asegurado estar "vigilantes" aunque consideran que con el anuncio de este miércoles "al Gobierno se le cae la máscara", ya que creen que "es el precio que paga Sánchez" por el apoyo de los independentistas a la investidura y a los Presupuestos. Con el indulto, añaden esas fuentes, se facilita la "impunidad a los que intentaron acabar con la Constitución".

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2020 - 09:53 h

Descubre nuestras apps

stats