IU de Madrid, a un paso de sellar la paz interna

Eddy Sánchez, coordinador regional de IUCM.

Un año y tres meses después de la Asamblea que partió en dos a la militancia de Izquierda Unida de Madrid (IUCM) la paz ha llegado a la segunda federación en número de afiliados de la coalición que dirige Cayo Lara. Las dos facciones, que recabaron el 51% y el 49% de los apoyos en el cónclave de diciembre de 2012, aprobarán este jueves un guion de trabajo que supondrá la integración de la minoría en la dirección regional y la puesta en marcha de mecanismos encaminados a solucionar los problemas que han minado la organización en los últimos años. El objetivo declarado: “acabar con la mayoría absoluta del PP y cambiar sustancialmente la relación de fuerzas en la izquierda” en la Comunidad de Madrid.

La hoja de ruta, titulada “Una propuesta para la estabilidad y el relanzamiento de la política” y a cuyo contenido ha tenido acceso eldiario.es, reconoce que “no es posible hacer política con el freno de mano echado”, en referencia a los problemas internos que arrastra IUCM. E insiste: “No podemos dirigirnos a la sociedad madrileña para pedirle su colaboración y apoyo con una organización preocupada por sus conflictos internos”. Las distintas encuestas que se han publicado desde los procesos electorales de 2011 apuntan a una sustancial mejoría de la federación que dirige Eddy Sánchez.

Las negociaciones arrancaron en diciembre de 2013 y han deparado un documento que tiene aún algunos flecos por cerrar pero que establece las bases que regularán la vida interna de IUCM en los próximos meses. Estos son los puntos más importantes del acuerdo:

- Ejecutiva integrada: La dirección saliente de la Asamblea que eligió a Eddy Sánchez supuso que casi la mitad de la organización quedaba fuera del órgano que rige el día a día de la federación. Ahora, la Ejecutiva contará con una presencia plural que garantice la “toma de decisiones colegiada” y que huya “de la parlamentarización” en favor de la toma de decisiones colegiadas y corresponsable. La composición final no se ha cerrado, pero las partes coinciden en que se llegará al jueves con un acuerdo. El pacto incluye el reparto de las áreas de gestión también de forma plural pero con “criterios de idoneidad”.

- Finanzas: La cuestión económica ha marcado la agenda de IUCM desde hace al menos una década, hasta el punto de que la organización ha visto como parte de sus inmuebles eran subastados por la Agencia Tributaria por las deudas que mantenía con Hacienda y la Seguridad Social. El acuerdo establece la creación de una comisión de Finanzas plural que “contará con toda la documentación necesaria para su funcionamiento”. En los próximos meses, debe presentar un plan de viabilidad económica.

- Estatutos: La aprobación de unos nuevos estatutos de IUCM en plena guerra interna supuso un salto cualitativo en el conflicto, con acusaciones de censura incluidas. Ahora, se creará una comisión plural que armonice las normas internas regionales con las federales. El dictamen será sometido al Consejo Político Regional (CPR), el máximo órgano entre asambleas.

- Autonomía de Madrid ciudad: Hasta ahora, la ciudad de Madrid no contaba con libertad para elegir a su candidato a las municipales o para determinar su acción política. A partir de este acuerdo, la Asamblea de Madrid-Ciudad será la única competente “para la designación de candidaturas y coordinación del trabajo político e institucional”, aunque las propuesta deberán luego pasar, como las demás candidaturas, el filtro del CPR.

- Áreas transversales: El conflicto entre el 51% y el 49% llegó también a los órganos transversales. La última Conferencia de Mujeres terminó con una bronca pública y la intervención de los órganos de arbitraje regionales y federales. La hoja de ruta establece una mesa en la que están representadas ambas corrientes y que debe negociar una salida al bloqueo. Estas reuniones se vienen celebrando desde hace algunas semanas.

Además, el guion de trabajo permite a cada asamblea de base dirigir sus procesos de convergencia con movimientos u organizaciones de su ámbito territorial y regula y normaliza la gestión del censo de militantes, dos elementos cruciales para que el acuerdo superara las reticencias de algunas asambleas locales.

El documento fue ratificado el pasado martes por las dos corrientes que conforman la minoría del 49%, Cambiar IUCM y Frente Amplio, y cuenta con el respaldo de casi toda la mayoría que sostenía hasta ahora el liderazgo de Eddy Sánchez.

Esta mayoría, sin embargo, se rompió tras las negociaciones de la lista de IU a las elecciones europeas, que supuso un varapalo para las aspiraciones de Sánchez. Precisamente la creación de la lista supuso el primer gesto público de tregua en el seno de IUCM, que pactó una propuesta conjunta para la candidatura.

La intención de las partes negociadoras es crear “una Ejecutiva del 100%” que no deje fuera a nadie. En las últimas horas se ha planteado establecer una reserva en el órgano de dirección que deje algunos asientos sin ocupar a la espera de que esta nueva minoría desgajada de la mayoría que respaldaba a Sánchez acepte integrarse, aunque este extremo todavía no se ha concretado.

Movilizaciones, elecciones europeas y convergencia

El documento que aprobará la Presidencia regional este martes establece también la estrategia que seguirá IUCM en lo que queda de ciclo político, con las tres elecciones que están previstas entre mayo y noviembre de 2015. El texto asegura que “el ciclo conservador toca fondo” y, aunque reconoce que dar al PP por derrotado es prematuro, sí ve que “se abren brechas que, si sabemos aprovechar, pueden situarnos en un nuevo escenario político”.

El análisis que hace IU de Madrid recuerda que “el Gobierno regional ha sido derrotado por la movilización social y la justicia en sus dos grandes proyectos de privatización: la gestión del sistema sanitario público y el Canal de Isabel II”. En este contexto, el documento llama a sostener y ampliar “el ciclo de movilización” ciudadana como “la condición de posibilidad del cambio político en Madrid”, por lo que “seguir formando parte de la movilización social es una tarea central para IUCM en los próximos meses”. IUCM entiende, además, que “el sindicalismo de clase sigue siendo un aliado prioritario” y pone el foco en los dos millones de afiliados a algún sindicato.

La formación que dirige Eddy Sánchez hace hincapié en “la debilidad sostenida del PSM” y alerta de la creciente influencia de UPyD en Madrid, “una fuerza política a considerar por su evidente refuerzo de las políticas de ajuste y su apoyo implícito en unos casos y explícito en otros, en el último periodo, al PP de Madrid”.

En este contexto, IUCM hace un llamamiento a sus militantes para que se movilicen de cara a las próximas elecciones europeas, donde se imponen el reto de situarse “como segunda fuerza política en numerosos municipios de la región” y “aprovechar para crecer en afiliación”.

De cara al futuro, la coalición regional reconoce que estas metas no las podrán alcanzar en solitario: “Necesitamos tejer una amplia red de alianzas políticas y sociales para conseguirlo”, asegura el documento. “Después de las elecciones europeas IUCM elaborará una estrategia de convergencia detallada, precisando claramente actores sociales y políticos (locales y regionales) a los que nos vamos a dirigir y plazos concretos”, señala el texto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats