La portada de mañana
Acceder
Las comunidades urgen toques de queda más estrictos y confinamientos
La primera flecha que apunta a Cifuentes en el juicio del máster
Opinión - Tocar el tambor, por Esther Palomera

El juez desciende a un segundo escalón de la brigada política al imputar en Kitchen a otro mando de Asuntos Internos

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz llega a la Audiencia Nacional para realizar un careo relacionado con la pieza 'Kitchen

El caso del espionaje a Luis Bárcenas ha avanzado este lunes con la imputación de Jesús Vicente Galán, jefe de seguimientos en la Unidad de Asuntos Internos de la Policía cuando se desarrolló la Operación Kitchen. Galán había sido citado como testigo pero ante las preguntas del fiscal Anticorrupción, el juez ha decidido suspender la declaración para que regrese como imputado. Antes de eso, el inspector jefe señaló que el jefe de la unidad le encargó el seguimiento de un coche advirtiéndole de que se produciría cerca del domicilio de Luis Bárcenas, si bien ha añadido que desconocía el operativo Kitchen.

El inspector jefe Galán fue uno de los miembros de la brigada política que actuó en la Policía durante el mandato de Jorge Fernández Díaz. Como otros miembros de aquella fue recompensado con un destino en una embajada, de los más codiciados en la Policía por su alta remuneración. Aquellos mandos constituyeron una suerte de 'club de los diezmileuristas' aunque en algunos casos, como en el del inspector José Ángel Fuentes Gago, su remuneración ascendía a los 14.000 brutos mensuales en La Haya. A eso había que sumar un sueldo similar de su esposa, también policía y a la que el el director adjunto operativo Eugenio Pino también había destinado a esa ciudad en Países Bajos. Galán y Fuentes Gago, como la mayoría de mandos en esos destinos, fueron cesados con el cambio de Gobierno.

La imputación de Galán vuelve a poner el foco en el uso que hizo aquel Ministerio del Interior de Asuntos Internos. La unidad que debía encargarse de investigar los presuntos delitos cometidos por policías fue derivada a operaciones de carácter político. Ocurrió con la Operación Catalunya y en el caso del espionaje a Bárcenas. Este ha declarado una subordinada de Galán que ha señalado al inspector jefe como el mando que le ordenó seguir a Rosalía Iglesias, informan fuentes presentes en las declaraciones.

Frente a la afirmación de desconocimiento de la Kitchen que ha hecho Galán, la inspectora ha asegurado que su jefe le ordenó que acudiera a la calle Díaz Porlier porque había una mujer que podía estar "en peligro", en referencia a Rosalía Iglesia. La policía ha asegurado que cuando acudieron encontraron a otros agentes sin identificar trabajando sobre el terreno. Con posterioridad recibió otra orden de seguimiento a la esposa de Bárcenas, según ha explicado.

Pérez de los Cobos apunta al jefe de a brigada política

Este lunes también ha declarado, aunque en calidad de testigo, el ex director del Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad Diego Pérez de los Cobos. El coronel de la Guardia Civil ha explicado el funcionamiento del pago de los fondos reservados a las Direcciónes Adjuntas Operativas de cada Cuerpo de tal forma que si se hubiera cumplido la orden derivada de la Ley de Gastos Reservados de 1995 debería aparecer en algún documento la Operación Kitchen, con ese u otro nombre, y los pagos al chófer que hacía de topo, extremo éste que no ha ocurrido.

Pérez de los Cobos ha explicado que su labor era "un control contable", esto es, que las cantidades entregadas a la DAO de Policía y Guardia Civil eran justificadas en las documentación de lo gastado el mes anterior en fondos reservados por cada una de ellas, sin que entre sus funciones constara comprobar el contenido o la veracidad de las operaciones mencionadas en las mismas. "En la Secretaría de Estado se conocían los datos que el DAO de cada Cuerpo acreditaba con su firma, que se estaba gastando ese dinero de fondos reservados en esas operaciones que ellos habían denominado de la forma que quisieran", ha dicho Pérez de los Cobos, según las citadas fuentes. En la pieza Kithcen están imputados tanto el secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez como el director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino.

Etiquetas
Publicado el
23 de noviembre de 2020 - 15:33 h

Descubre nuestras apps

stats